Barça apuesta por Dembelé para olvidar a Neymar

- 25 de Agosto de 2017 - 10:18

El extremo francés del Borussia Dortmund, Ousmane Dembelé, fichó por el FC Barcelona en un traspaso de 105 millones de euros, más variables, anunció ayer el club azulgrana, convirtiéndose en el fichaje más caro en la historia de la entidad catalana. “El  FC Barcelona y el Borussia Dortmund han llegado a un acuerdo para el traspaso de  Ousmane Dembelé”, afirmó el club azulgrana en un comunicado, que señala que su cláusula de rescisión es de 400 millones de euros. Dembelé se compromete con el Barça para las cinco próximas temporadas.   

Dembelé, de 20 años, logra su gran objetivo solo una temporada después de dejar el Rennes, con apenas 10 partidos de Champions disputados y siete convocatorias con la selección de Francia.   

El joven futbolista se convierte de esta manera en el segundo fichaje más caro en la historia del fútbol, solo por detrás del brasileño Neymar y los 222 millones de euros que el PSG pagó por él. Dembelé llega al conjunto culé precisamente para reemplazar a ‘Ney’.

El nuevo jugador azulgrana llegará el domingo a Barcelona y el “lunes pasará el reconocimiento médico, firmará el contrato y será presentado oficialmente”, precisó el Barcelona, que consigue uno de sus más ansiados fichajes de este verano. El traspaso pone fin a semanas de tensión y al pulso entablado por Dembelé con su club para lograr fichar por el Barcelona.

Dembelé se había ausentado sin explicaciones de los entrenamientos del equipo germano a mediados de agosto, lo que llevó al club alemán a suspenderlo.

El internacional francés aportará velocidad y desborde para acompañar a la estrella argentina Lionel Messi y al uruguayo Luis Suárez en el ataque azulgrana. 

Regate y gol

Ousmane Dembelé tenía 13 años cuando llegó a las categorías inferiores del Rennes y 18 cuando, en 2015, debutó con el primer equipo. Enseguida llamó la atención de los expertos por su facilidad para el regate y su capacidad de cara al gol (12 tantos en 26 partidos en su primera temporada como profesional).

Ya por entonces reconocía que sus modelos como futbolista eran ‘Leo’ Messi y Neymar. “Son grandísimos jugadores. Intento ver todos sus partidos y copiar en los entrenamientos lo que hacen”, indicó en una de sus primeras entrevistas.

También por esa época, el director deportivo del Rennes, Mikael Silvestre, lo comparaba con otro gigante del deporte rey. “Ousmane tiene las mismas características que Cristiano Ronaldo, me recuerda a él cuando el portugués llegó al Manchester United”.

Seducido por la personalidad del entrenador alemán Thomas Tuchel y por la fama del Dortmund de dar responsabilidad a los jóvenes talentos, Dembelé apostó por el cuadro alemán, pese a haber recibido ofertas del United, el Bayern Múnich y el propio Barça.  

Adoptado enseguida por los 80.000 espectadores del Signal Iduna Park, el extremo francés se erigió en una de las piezas clave del equipo. “No nos podíamos imaginar todo lo que nos ha dado hasta ahora, su inmenso talento”, reconoció el pasado diciembre un sorprendido Thomas Tuchel.

Bajo el liderazgo de Tuchel y con el amparo de su compañero de equipo y amigo Pierre-Emerick Aubameyang, Ousmane progresó a una velocidad vertiginosa, mejorando en el aspecto defensivo y táctico.

A finales de la temporada pasada -y con el recuerdo reciente del atentado del que el autobús del Borussia fue víctima- Dembelé fue nombrado hombre del partido en las semifinales de Copa contra el Bayern Múnich. Ese día el francés anotó el gol de la victoria (3-2) en la cancha del todopoderoso Bayern. Además, en la final, fue el encargado de inaugurar el marcador en la victoria contra el Fráncfort (2-0).

A Dembelé solo le queda ahora firmar su nuevo contrato para alcanzar su mayor sueño: jugar junto a ‘Leo’ Messi. (I)