Abreu no se cansa y militará en el club número 23 de su carrera

- 30 de diciembre de 2016 - 00:00

La apasionada hinchada del Bangú de Río de Janeiro recibió con fuegos artificiales, samba y con las gradas llenas al uruguayo Sebastián ‘Loco’ Abreu, que a sus 40 años de edad se presentó el martes en el vigésimo tercer club de su carrera.

Con el mismo ímpetu que lo hizo mundialmente famoso, el atacante aseguró que llega en plena forma a este equipo histórico en horas bajas para tratar de devolverle la fuerza perdida. En su nueva etapa, el ‘Loco’ vestirá el dorsal 113, la edad que cumplirá el club en 2017.

“Es una recepción muy buena. Me gustó mucho la intensidad de la directiva por pensar que puedo ser importante para su proyecto, para reconstruir el Bangú”, afirmó Abreu ante las decenas de periodistas que acudieron a su presentación bajo el intenso calor de Río de Janeiro.

“Llego con 40 años de edad, pero como campeón y artillero. Llego con la moral muy alta”, añadió.

Hace poco más de una semana, el ‘Loco’ conquistó el torneo Apertura  de El Salvador con su antiguo club, el Santa Tecla, tras marcar dos goles en la final contra el Alianza (3-2).

Orgulloso de su longeva carrera de 22 años como trotamundos del fútbol, el ‘Loco’ Abreu respondió con su contundencia marca de la casa a las preguntas sobre su estado físico y nivel futbolístico.

“Para comprobar la forma, solo hay que mirar la final de la semana pasada. No la vio, ¿no? Haga una búsqueda en YouTube y ahí tiene la respuesta”, contestó.

El Bangú -de la cuarta división- anunció su fichaje en noviembre para el campeonato carioca, en el que será el cuarto paso de Abreu por el fútbol brasileño, luego de sus etapas en el Gremio, el Botafogo y en el Figueirense. El martes, ofreció a los fanáticos, que dará lo que está a su alcance para recuperar al club.

Con los 40 recién cumplidos, el ‘Loco’ es uno de los jugadores que más camisetas ha defendido como profesional, con 23 en total. Y está cerca de romper el récord Guinness que lo mantiene el exportero Lutz Pfannenstiel, que  entre 1991 y 2011 llegó a formar parte de 25 equipos diferentes de los cinco continentes.

Pero la marca que el ‘Loco’ Abreu logró imponer, es la del jugador con más fichajes en la historia. Luego de llegar a un acuerdo y ser presentado por el Bangú, sumó 29 firmas de contrato. El récord anterior lo tenía Pfannenstiel, quien protagonizó hasta 25 movimientos durante los 90 y la primera década de este siglo.

El equipo que más veces fichó al ‘Loco’ fue Nacional de Uruguay, en cinco ocasiones; lo siguen el San Lorenzo y River Plate de Argentina, ambos en dos ocasiones. En total ha llevado su fútbol por 10 naciones: 5 de Sudamérica; 2 de Centroamérica y 3 de Europa.

En su palmarés como profesional figuran la Copa América 2011 con la selección uruguaya y el cuarto lugar en el Mundial Sudáfrica 2010, donde lanzó su memorable penalti al estilo Panenka, así como el título argentino con el club San Lorenzo, el Clausura con River Plate, o los dos campeonatos nacionales, dos Clausura y un Apertura en Uruguay con el Nacional, de su país.

En Brasil, fue campeón del torneo carioca en 2010 durante su exitosa etapa en el Botafogo.

El ‘Loco’ llevó sus goles a Aucas

En marzo de 2015, la dirigencia del cuadro ‘oriental’, liderada en ese entonces por Ramiro Gordón, hizo el fichaje más importante del torneo tras anunciar al ‘Loco’ Abreu.
El directivo, aunque no reveló el valor del fichaje, reconoció que el contrato con Abreu resultó “más barato que un jugador local”.

En ese entonces, el DT de Aucas era el uruguayo Juan Ramón Silva y gracias a sus conexiones fue que se cristalizó la llegada del ‘charrúa’.

Con la camiseta ‘oriental’ jugó 10 partidos (806 minutos); convirtió 4 goles y recibió una amarilla. Luego del primer semestre, dejó el club y regresó a su país para jugar en el Nacional, por 12 meses. (I)

Pfannenstiel, el único que jugó en los 5 continentes

Pasó más de 100 días en una prisión, fue declarado muerto en un campo de fútbol y pasó por 25 equipos. Además, posee el récord de ser el único futbolista en haber jugado en las seis confederaciones que forman parte de la FIFA: Europa, África, Asia, Oceanía, Sudamérica y Norte, Centroamérica y Caribe.

En su camino se cruzaron los colores de equipos en Brasil, Nueva Zelanda, Malasia, Finlandia, Sudáfrica, Canadá, Albania, Namibia, Armenia, Malta, Inglaterra y Alemania, donde se formó en las inferiores del Bayern Múnich.

Tras colgar las botas también tuvo una experiencia como entrenador de porteros de Cuba. Ahora viaja por el mundo como observador de talentos del club de la Bundesliga, TSG 1899 Hoffenheim.

“Mi carrera fue normal al comienzo e incluso jugué por la selección alemana en la categorías inferiores, pero siempre fui un poco impaciente”, le dijo Pfannenstiel a la BBC en una entrevista.

A sus 41 años, el trotamundos del fútbol está publicando su historia en un libro, ’Las increíbles aventuras del portero imparable’. “Yo no planeé jugar para tantos equipos, fue que las circunstancias se fueron dando. Que el DT fue despedido, que el equipo cayó en bancarrota, miles de cosas pasaron en mi carrera”. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: