Sábado, 07 Enero 2017 00:00 Otros deportes

Montañistas cancelaron ascenso al Chimborazo

Los montañistas se reunieron con los guías y el personal de apoyo que coordinaron su logística.
Los montañistas se reunieron con los guías y el personal de apoyo que coordinaron su logística. Foto: Daniel Molineros / El Telégrafo

Egloff y Miranda no realizaron la expedición por el mal clima. Esperarán otra fecha para intentarlo.

Redacción Fanático

El viento provoca que la nieve caiga en forma vertical. Karl Egloff, de 35 años, y Nicolás Miranda, de 39, decidieron cancelar ayer su expedición al volcán Chimborazo. Los montañistas ecuatorianos pretendían imponer el nuevo récord mundial de speed climbing (escalada rápida), pero el clima no les permitió ascender y ahora deberán esperar una nueva fecha para intentar la hazaña.

Los deportistas contaron su historia. En medio de la nevada, a cero grados, pero con una sensación térmica de -2 grados bajo cero, los montañistas ecuatorianos se reúnen con los guías y el personal de apoyo que coordinaron su logística y les confirman la retirada, que dentro de poco se hará un segundo intento.

-Tenemos que volver en la época de luna llena. -Así es, eso siempre ayuda a los montañistas.

Tras este breve diálogo entre Karl y Nicolás, todos entienden que deben volver en una semana o en 8 días, pues para muchos ascensionistas el calendario lunar es fundamental. Se cree que de entre 3 y un día antes de luna llena se presentan las mejores condiciones para subir. “El magnetismo de este satélite mejora el clima”, explicó Egloff, quien ya planifica la segunda excursión. La luna expondrá su total redondez el próximo jueves.

Agregó que la selección de la primera fecha (ayer) se dio hace 2 semanas porque en diciembre, al nevar, se abrió una ventana bastante favorable, ya que correr y escalar en hielo es muy peligroso, pero con la nieve las circunstancias mejoran. Lo malo es que no paró de llover desde la noche del miércoles y luego comenzó a nevar.

Los exponentes planeaban salir desde el área de guardaparques a las 04:00 para coronar la cumbre a las 06:30 o 07:00, aproximadamente, porque la capa de nieve es más firme a esa hora y porque el desgaste es menor al no tener encima al sol en todo su apogeo.

Nicolás prefiere referirse a la validez del récord, en caso de conseguirlo; en cualquier país donde se busque un nuevo registro, funcionarios de la reserva o área protegida son los responsables del cronometraje, tanto al subir a la cresta como al descenderla; en la cúspide otros especialistas controlan el tiempo de llegada y lo certifican, incluso, a través de fotografías. A esto se suma la filmación de la carrera.

La zona de parqueo en el ingreso al Parque Nacional Chimborazo queda vacía en cuestión de minutos. José Cobo, responsable de la documentación audiovisual del evento y 3 colaboradores guardan los 3 dones, videograbadoras, cámaras fotográficas, cuerdas y demás equipos que se montaron para respaldar la marca.

Por el momento, el récord del pico más elevado de Ecuador está en poder del peruano César Rosales, quien en la década anterior estableció 2 horas con 38 minutos (2h38m), el mejor tiempo en speed climbing al trepar a este macizo.

Vencidos, nunca

“Tristes pero no vencidos”, mencionó Miranda, al describir la sensación que los invade.

El Chimborazo (6.268 metros de altura) es la segunda misión que abortan este año. Consideraron subir el nevado al no contar con el auspicio para coronar en Chile el volcán Ojos del Salado (6.893 metros), que pretendían conquistar en este mes.

“Así son las montañas, hay que respetarlas y recibir con humildad sus señales”, citó Egloff, quien en mayo de este año concretará una segunda chance de pulverizar el récord global del Elbrús (Rusia), el techo más alto de Europa con 5.642 metros.

En 2016 estuvo a un tris de mejorar la marca que le pertenece al ruso Vitaly Shkel, quien en 2013 cronometró 3h29m en el ascenso-descenso. (I)

Datos

En julio de 2016, Karl Egloff y Nicolás Miranda bajaron de 22 a 11 horas el mejor tiempo de speed climbing en el Huascarán de Perú (6.768 metros).

Nicolás Miranda intentará en febrero imponer un nuevo récord planetario 360 de speed climbing en el Aconcagua, es decir, dar la vuelta completa a este cerro.

Los dos escaladores quiteños asesoran a Daniela Calapiña, quien a los 14 años se ha convertido en la mujer más joven en subir al Chimborazo. En febrero, ella pretende convertirse en la latinoamericana más joven en escalar el Aconcagua.

Daniela nació en Pulinguí, una comunidad indígena del cantón Guano,  en Chimborazo.

ENLACE CORTO

Banner

Especial

Especial de Fin de Año

En redes