Domingo, 25 Septiembre 2016 12:20 Otros deportes

EE.UU. y España vencieron en triatlón

Los ganadores festejaron juntos en el podido.
Los ganadores festejaron juntos en el podido. Foto: William Orellana / El Telégrafo
Fanático Web

La estadounidense Kirsten Kasper y el español David Castro son los campeones de la Copa del Mundo de Triatlón -modalidad sprint- que se realizó ayer en Salinas.

El evento inició a las 07:50 con la presentación de las 34 participantes en la categoría Damas. El punto de partida y llegada fue Chipipe.  

La competencia se efectuó en la distancia sprint, es decir, 750 metros de natación, 20 kilómetros de ciclismo y 5 km de carrera pedestre (atletismo). Desde la salida del mar, las estadounidenses Kirsten Kasper (1) y Summer Cook (2) tomaron la  delantera. En un gran trabajo de equipo fueron las más rápidas en la transición -equipamiento para ciclismo-. Ya en la prueba con las bicicletas, el grupo de 34 participantes se partió. Un pelotón de 8 deportistas, liderado por Kasper, se disparó y la diferencia con el segundo grupo llegó a ser hasta de un minuto.

La atleta que estuvo más cerca de las estadounidenses fue la rusa Gillian Sanders, pero le costó, especialmente en la prueba de atletismo, donde las ganadoras del oro y la plata sacaron más distancia.

La primera en cruzar la meta fue Kasper con 59 minutos 16 segundos; Cook lo hizo en 59: 23; el tercer lugar (medalla de bronce) lo ocupó la rusa Sanders, con 59:31.

La ecuatoriana mejor ubicada, de las 8 participantes, fue Elizabeth Bravo, tras finalizar en el puesto 12, con 1 hora, 1 minuto y 59 segundos.

Kasper llegó a la Copa del Mundo de Salinas como la mejor clasificada en el ranking mundial de triatlón; sumaba -hasta antes del certamen de ayer- 2.346 puntos y se ubicaba en el puesto 15, según la ITU. “Fue una buena competencia, el clima (24 grados centígrados) ayudó para no sufrir mayor desgaste. Ahora, tras un descanso vamos a planificar las siguientes pruebas”.

Un segundo le dio el triunfo

A diferencia de la primera prueba (damas), la de hombres fue más reñida y se definió prácticamente en la línea de meta. El español David Castro cruzó en primer lugar con un tiempo de 53 minutos 33 segundos, mientras que el estadounidense Matthew Mcelroy lo hizo un segundo después (53:34); en el tercer lugar su ubicó el mexicano Crisanto Grajales (53:35).

Tanto en la prueba de natación como en la de ciclismo, la diferencia entre los 10 primeros ubicados era poca. Según los registros preliminares, entre el líder y el décimo había no más de 3 segundos. Fue en la carrera a pie (atletismo) cuando el grupo se partió y quedaron 10 triatletas disputando la punta.

El cierre fue dramático. Por momentos el mexicano Grajales tomó la delantera, pero Castro, aprovechando su tranco, aceleró y cruzó primero la meta. “Esta es mi última prueba del año. Estoy contento por la forma en que terminamos, muy disputada. Entre el primero y el 20 hubo menos de un minuto”.

En varones, el mejor ecuatoriano fue Ramón Matute, en el puesto 38 con 56 minutos 54 segundos.

Por primera vez Ecuador es anfitrión de este certamen, que contó con el aval de la Unión Internacional de Triatlón (ITU). Esta fue la octava Copa del Mundo, de las 10 que se llevan a cabo cada año. Julio Ramírez, presidente de la Federación Ecuatoriana de Triatlón, destacó la organización del evento y manifestó que es el único país en Sudamérica que este año acogió una Copa del Mundo. El próximo año Salinas volverá a ser anfitrión. (I)

Una empresa ecuatoriana controló tiempos

Eran las 06:00 del domingo y mientras lugareños y turistas descansaban en Salinas, cerca de 50 personas comenzaron a trabajar en la logística de la primera Copa del Mundo de Triatlón.

Unos instalaron las vallas de seguridad para evitar el ingreso de personal no autorizado, otros colocaron una alfombra roja al pie de la playa (arena), con la intención de marcar el camino de los atletas y unos más ubicaron las bicicletas con sus implementos (zapatos y calcetines) en los puestos respectivos. También llegaron los encargados de la hidratación, que instalaron varias mesas con las bebidas para los atletas.

A la misma hora, los técnicos de la empresa ecuatoriana Silvio Guerra Sports instalaron y configuraron los equipos (sensores, cables, codificadores y computadoras) para el control de los tiempos de los participantes del certamen internacional. Cada uno de los deportistas llevó en su tobillo un chip, que permitió registrar sus cronos durante cada una de las partes de la competencia: salida del mar, recorrido en bicicleta y la carrera a pie; en cada una de esas pruebas estaban ubicados los sensores.

Édisson Almeida, técnico de la compañía del exatleta nacional Silvio Guerra, explicó -luego de la competencia- que a lo largo del recorrido se colocaron cuatro equipos, cada uno valorado en unos $ 15.000; esta medición permitió llevar un control de cada uno de los atletas participantes, desde que ingresaron al agua hasta que llegaron a la meta.

Estos tiempos, una vez culminada la competencia, se entregaron a los jueces, quienes luego de revisar su registro de penalizaciones, oficializaron a los ganadores de las dos categorías. (I)

ENLACE CORTO

Banner

Especial

38 heroes olímpicos