Viernes, 07 Octubre 2016 00:00 Otros deportes

Chicherova, sin medalla de bronce por dopaje

Anna Chicherova está obligada a devolver la medalla, el diploma y el pin que recibió como ganadora.
Anna Chicherova está obligada a devolver la medalla, el diploma y el pin que recibió como ganadora. Foto: AFP

El Comité Olímpico Internacional decidió quitarle la medalla a la saltadora rusa por consumo de turinabol.

AFP

La saltadora de altura rusa Anna Chicherova, quien dio positivo tras el reanálisis de las muestras de los controles antidopaje de los Juegos Olímpicos de Pekín 2008, fue descalificada y privada de su medalla ayer por el Comité Olímpico Internacional (COI).

Tercera en aquel concurso por detrás de la belga Tia Hellebaut y de la croata Blanka Vlasic, Cicherova dio positivo por turinabol, un esteroide anabólico que ayuda a los deportistas a aumentar su masa muscular, explicó el COI en un comunicado.

La institución no especificó si otra atleta recibirá la medalla de bronce. La rusa Elena Slesarenko terminó cuarta hace 8 años, por delante de la ucraniana Vita Palamar y de la estadounidense Chaunte Lowe.

Los reanálisis de los tests efectuados en los Juegos de Pekín han revelado 60 casos de dopaje. Rusia ha perdido las medallas de oro en relevos 4x100 m femenino y de plata en relevos 4x400 m femenino, lanzamiento de jabalina (Maria Abakumova) y peso (Yevgeniya Kolodko).

En total, entre los Juegos de Londres 2012 y Pekín 2008, el COI ha reanalizado 1.243 muestras con métodos científicos que han avanzado tras ambas citas.

Chicherova, campeona olímpica en los Juegos de Londres-2012,  aseguró a la agencia AFP a finales de mayo estar “bajo estado de shock total” tras haber sido informada del positivo en el nuevo análisis de las muestras recogidas durante los Juegos Olímpicos de Pekín en 2008.  

Entonces había anunciado que recurriría a un abogado para defender sus intereses, y afirmó querer “lavar” su nombre de todo supuesto dopaje. Pero la atleta desistió de esa intención.

El COI instó ayer, mediante un comunicado, a la Federación Internacional de Atletismo (IAAF) que “tome las medidas competentes” y a Rusia a que “devuelva lo antes posible la medalla”.  

Este es un nuevo golpe para el atletismo ruso, que se encuentra en el punto de mira de las autoridades internacionales por una supuesta red de doping sistematizado que supuestamente contaba con el aval del estado ruso.

Esas acusaciones privaron a los atletas de ese país europeo de participar en los pasados Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016

El escándalo se destapó en noviembre de 2015, cuando una comisión independiente de la Agencia Mundial Antidopaje formada por Dick Pound, Gunter Younger y Richard McLaren presentó un informe demoledor en donde señalaba como verdaderas las acusaciones vertidas en el documental alemán.

El informe señala que son verdaderas las revelaciones en las que se denuncia que funcionarios de la Federación Rusa de Atletismo y del laboratorio antidopaje de Moscú aceptaron dinero de atletas para suministrar sustancias prohibidas y encubrir los resultados de controles. (I)   

Los hackers manipularon datos, dice AMA

La Agencia Mundial Antidopaje (AMA) considera que los piratas informáticos que publicaron los dosieres confidenciales de más de un centenar de deportistas podrían haber manipulado algunos de los datos contenidos en ellos.

“En el curso de su investigación, la AMA estableció que todos los datos publicados por el grupo Fancy Bears (...) no reflejaban con precisión los datos Adams (el sistema de gestión y localización de la AMA)”, escribió la AMA en un comunicado publicado ayer.

El grupo ruso de espionaje informático Tsar Team (APT28), también conocido como los ‘Fancy Bears’, está en el origen del pirateo de los datos de la AMA y de su divulgación en el mes de septiembre, ofreciendo información médica confidencial de más de un centenar de deportistas.

Entre ellos figuran las tenistas estadounidenses Serena y Venus Williams, el español Rafa Nadal, la gimnasta estadounidense campeona olímpica, Simone Biles, o los ciclistas británicos Bradley Wiggins y Christopher Froome. La Agencia Mundial Antidopaje (AMA) considera que los piratas informáticos que publicaron los dosieres confidenciales de más de un centenar de deportistas podrían haber manipulado algunos de los datos contenidos en ellos.

“En el curso de su investigación, la AMA estableció que todos los datos publicados por el grupo Fancy Bears (...) no reflejaban con precisión los datos Adams (el sistema de gestión y localización de la AMA)”, escribió la AMA en un comunicado publicado ayer.

El grupo ruso de espionaje informático Tsar Team (APT28), también conocido como los ‘Fancy Bears’, está en el origen del pirateo de los datos de la AMA y de su divulgación en el mes de septiembre, ofreciendo información médica confidencial de más de un centenar de deportistas.

Entre ellos figuran las tenistas estadounidenses Serena y Venus Williams, el español Rafa Nadal, la gimnasta estadounidense campeona olímpica, Simone Biles, o los ciclistas británicos Bradley Wiggins y Christopher Froome.

Ellos rechazaron la divulgación de los documentos secretos. (I)

ENLACE CORTO

Banner

Especial

38 heroes olímpicos