Carapaz se 'graduó' este año en el ciclismo

- 20 de septiembre de 2017 - 00:00

El ecuatoriano siente que está entre los cinco mejores pedalistas de su equipo.

A Richard Carapaz se le pegó el acento español y apenas se percibe el de su Tulcán natal. Después de cumplir con su primera temporada con el Team Movistar en el Tour Mundial de ciclismo, donde la mayor parte del tiempo estuvo rodeado de españoles, era inevitable que ahora hable como uno de ellos.

Pero eso no ha influido en sus costumbres. Una de las primeras cosas que hizo nada más llegar a Ecuador, fue comer cuy en la parroquia Julio Andrade donde reside. Allí se juntó con su esposa Tania Rosero y sus pequeños hijos Richard y Aimy, quienes no pudieron acompañarlo en Europa por trámites legales del visado.

Estos meses restantes del año los ocupará para descansar y compartir con sus familiares, luego de pasar gran parte del año sin ellos. Justamente ese fue el mayor sacrificio que tuvo que hacer, pero valora también la recompensa que obtuvo al poder ser el primer ecuatoriano en el Tour Mundial del ciclismo. Un representante del equipo comparó su estadía en el Movistar Team con estar en el Real Madrid, si de fútbol se tratara.

Carapaz percibe a la temporada 2017 como su ‘graduación’ en el ciclismo, por lo que afrontará el calendario 2018 con mayor ambición. Aún no se conoce cómo estará establecido el mismo, pero confía en repetir en otra de las pruebas grandes, como el Giro de Italia o el Tour de Francia.

Pero también desafiará a 2018 con un mayor cartel, pues considera que superó las expectativas con las que llegó, por lo que el próximo año se siente capacitado para pelear en la general de cualquier prueba. “En el equipo siento que soy uno de los corredores de prestigio; estoy entre los cinco mejores. Me pude acoplar rápidamente, pues primero empecé ayudando a mis compañeros, luego me dieron oportunidades y las aproveché. Después de mi actuación en la Vuelta podré ser un referente en 2018”, dijo el pedalista.

Paulo Caicedo, quien fue su entrenador en el país, coincide en ese aspecto. “Espero que haya asimilado todo el sufrimiento que afronta un deportista de esta disciplina. Con seguridad aprendió mucho y estará más curtido para pelear por algo más. El Giro es una carrera muy bonita; me gustaría verlo ahí”.

Caicedo lo tuvo en 2012. Después vino el crecimiento imparable de uno de sus pupilos, hasta llegar a la élite. Eso sí, no dejaron de estar en contacto e incluso mientras se desarrollaba la Vuelta, Carapaz le comentaba momentos de la prueba.

Antes de competir en la Vuelta a España, el Movistar Team anunció una alineación joven para afrontar la última prueba grande del año. Por esa razón no se fijaron metas altas en la competencia.

“El futuro a corto y a mediano plazo será interesante. La Vuelta nos ha dado pequeñas grandes satisfacciones, pues hay un equipo con un futuro espectacular. Richard lo ha hecho muy bien en su primer año como profesional y tenemos grandes expectativas para lo que se viene. Debemos organizar bien el calendario”, señaló el director del equipo, Eusebio Unzué. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: