Sábado, 28 Enero 2017 00:00 Otros deportes

Braz-Lavillenie, un pulso con sabor a revancha en Ruan

En Río, el joven prodigio brasileño saltó 6,03 metros y se adjudicó la medalla de oro. Lavillenie tuvo que conformarse con una presea de plata.
En Río, el joven prodigio brasileño saltó 6,03 metros y se adjudicó la medalla de oro. Lavillenie tuvo que conformarse con una presea de plata. Foto: AFP
AFP

La reunión de atletismo en sala de Ruan (Francia) tendrá hoy uno de los momentos más esperados del inicio de la temporada de 2017: las dos grandes estrellas actuales del salto con pértiga, el brasileño Thiago Braz y el francés Renaud Lavillenie, se reencuentran cinco meses después de su controvertido pulso en Río de Janeiro.

En los Juegos Olímpicos se impuso Braz ante su público, mientras que Lavillenie tuvo que conformarse con una plata amarga, marcada además por su gran enfado con el público brasileño, que le abucheó durante su concurso y en la ceremonia de entrega de medallas.

“Tengo que llegar a Ruan preparado para todo, incluso para ser abucheado. Pero espero que no”, admitió ayer Braz. Con el grupo de su entrenador ucraniano Vitaly Petrov, el saltador brasileño pasó este mes  en Polonia, en el centro de entrenamiento de Spala, donde las condiciones son mejores que en Formia, cerca de Roma, su habitual ‘campamento base’, que en esta época del año está demasiado al descubierto ante el frío y el viento.  

En Río, el joven prodigio brasileño saltó 6,03 metros, por 5,98 de Lavillenie, que es el actual plusmarquista del mundo (6,16).

Ambos realizan su regreso a la competición en pista cubierta. Lavillenie vio retrasado su inicio de curso por una lesión en el cuádriceps izquierdo. “Saltar 5,70 metros, o 5,80 metros, sería un buen inicio, un buen regreso”, estimó Braz, de 23 años, después de estar preparándose este enero en Polonia con su entrenador ucraniano Vitaly Petrov.

Lavillenie señaló por su parte que se siente en forma. “Duro y difícil recuperar todas las referencias directamente, pero he disfrutado de verdad saltando, no tengo ningún dolor en el cuádriceps”, señaló tras un entrenamiento el miércoles el francés a través de su cuenta de Facebook. Al tratarse del inicio de temporada, el duelo entre las dos estrellas podría verse eclipsado por algún ‘outsider’. Habrá que seguir por lo tanto de cerca al polaco Piotr Lisek, que superó 5,92 metros (récord nacional) a mitad de semana en Cottbus (Alemania).

El canadiense Shawn Barber, de 22 años y campeón del mundo en Pekín-2015, también presente en Ruan, se quedó en Cottbus en 5,60 metros. (I)

ENLACE CORTO

Banner

Especial

Especial de Fin de Año

En redes