Viernes, 18 Agosto 2017 00:00 Otros deportes

Aronian brilla en el torneo que vio volver a Kasparov

Aronian antes de empezar su enfrentamiento contra Kasparov, en la cuarta ronda del St. Louis Rapid & Blitz. La partida terminó en tablas.
Aronian antes de empezar su enfrentamiento contra Kasparov, en la cuarta ronda del St. Louis Rapid & Blitz. La partida terminó en tablas. Foto: AFP
José Miguel Cabrera Kozisek

En un torneo en el que la mayor novedad era el regreso de Garry Kasparov a los circuitos oficiales de ajedrez, es otro natural de la desaparecida Unión Soviética el que está destacando. Hasta la ronda 16, Levon Aronian (Erevan, 1982) estaba en el primer lugar del St. Louis Rapid & Blitz, que se juega en el Chess Club de San Luis, Missouri (EE.UU.). El armenio tenía 17,5 puntos, 2,5 más que el segundo, el estadounidense Hikaru Nakamura.

Aronian está en un buen momento. En junio quedó campeón del Norway Chess, el torneo más fuerte de este año. Y en San Luis ha jugado con estilo: con sacrificios de calidad a cambio de ventaja posicional (contra Navara entregó una torre y un alfil), con cálculos precisos en posiciones tormentosas (contra Anand, durante 10 movimientos se cambiaron piezas), incluso llegó a dominar la situación en una de las dos partidas que perdió, contra Nepomniachtchi, un jugador al que, como a él, le gustan las celadas.

El armenio alcanzó 12 puntos, de 18, entre el lunes y el miércoles, cuando se jugaron 9 partidas rápidas de 25 minutos por jugador (en los que se otorgaban 2 puntos por ganar y uno por empatar). Las siguientes 18 rondas se juegan desde ayer en modalidad blitz (5 minutos por jugador +3 segundos por cada movimiento), que vuelven a otorgar el puntaje normal: uno por victoria y 0,5 por tablas. Al final serán 27 rondas y el campeón será el que sume más puntos en el acumulado.

Ayer se jugaron las primeras 9 rondas de blitz y hasta la séptima (al cierre de esta edición) Aronian seguía en el primer lugar de la tabla, con 14,5 puntos.

Aronian lideró al equipo nacional armenio para ganar tres veces medallas de oro de las Olimpiadas de Ajedrez (2006, 2008 y 2012), y lleva una década ininterrumpida disputando el Torneo de Candidatos, en el que se decide el retador al campeón del mundo.

En 2006 fue campeón mundial de ajedrez 960, modalidad en la que las piezas empiezan en posiciones distintas a la tradicional.

A mediados de la década pasada, cuando el ‘Ogro de Bakú’ estaba de retirada, Aronian recién estaba entrando a la élite de la FIDE. En ese sentido, una de las pocas cosas que le faltaban era vencer a Kasparov, y lo logró en la ronda 16. (I)

 

 

ENLACE CORTO

En redes