Miércoles, 21 Junio 2017 00:00 Atletismo

Millán Ludeña persigue dos récords Guinness

El guayaquileño Millán Ludeña, de 37 años, se pondrá a prueba en agosto y deberá hacer frente a diversas condiciones climáticas en la travesía.
El guayaquileño Millán Ludeña, de 37 años, se pondrá a prueba en agosto y deberá hacer frente a diversas condiciones climáticas en la travesía. Foto: Carina Acosta / El Telegrafo

El deportista ecuatoriano correrá en el punto más cercano al centro del planeta y en el más próximo al sol.

Redacción Fanático

Millán Ludeña es un hombre lleno de dudas, pero al mismo tiempo siempre se llena de valor para resolverlas. Ahora le surgió un nuevo: “¿Y qué tal si...?” y de inmediato se puso manos a la obra para emprender una nueva travesía, que pretende terminar con dos récords Guinness.

“Ya corrí en el lugar más caliente de la Tierra. También lo hice en el más frío. ¿Y, qué tal si corro en el lugar más profundo y en el más alto del mundo?”. Esa fue la pregunta que se planteó el guayaquileño el año pasado y luego de una planificación que está a punto de cumplir.

En agosto viajará al punto más cercano al centro de la Tierra, la mina de oro Mponeng en Johannesburgo (Sudáfrica), que tiene 4.000 metros de profundidad. Allí recorrerá 21 kilómetros, con una temperatura de más de 40 grados y una humedad del 80%.

Esa mina es la más grande que existe en el mundo y de ella se extrae el 50% de la producción total de oro. Para que Ludeña cumpla con su cometido, las operaciones se detendrán durante el domingo. La embajadora de Ecuador en Sudáfrica respalda al deportista con temas logísticos en el lugar.

Al concluir esa primera parte de la travesía, se embarcará en un avión de retorno hasta Ecuador y viajará hasta Riobamba. Desde un punto establecido empezará el ascenso hasta la cima del Chimborazo (6.263 msnm) y recorrerá otros 21 kilómetros, para completar 42, en el punto más cercano al sol.

“Se lo planteamos a Guinness para imponer un nuevo récord, porque esto es algo que nadie lo ha hecho. Serán dos marcas: 21 km en el punto más profundo de la Tierra, en el menor tiempo y 21 km en ascenso hacia el punto más cercano al sol”, contó Ludeña.

Aún restan ocho semanas para realizar la hazaña y el guayaquileño planifica cada detalle con mucho detenimiento. Ha tratado de simular las condiciones a las que se enfrentará, sobre todo en la mina, para acoplarse de la mejor forma posible.

En ese sentido, la semana anterior estuvo en un baño turco, a una temperatura de 46 grados y una humedad del 100%. Duró 15 minutos pedaleando antes de desmayarse y de esa forma establecer su plan de hidratación; mañana lo hará de nuevo, luego de varios exámenes para exponer su resistencia.

Pero también irá hacia el otro extremo: pasará una semana en el refugio del Chimborazo (4.800 msnm) para adaptarse a la alta montaña y entrenar en esas condiciones. Eso lo realizará antes de viajar y prácticamente descenderá de la elevación e irá al aeropuerto de Tababela para viajar a Sudáfrica.

“Es una logística enorme y no puedo fallar en nada. Si en la mina me demoró más o pasa algo no previsto, pierdo el vuelo y todo se complicaría”. Ludeña planea salir del mundo subterráneo en cuatro horas y media y luego retornar al país, tras hacer una escala en Nueva York. Él viajará con su equipo médico, que deberá recuperarlo físicamente durante el vuelo y lograr que llegue a Quito en las mejores condiciones posibles para cumplir con la segunda parte del reto.

La preparación física y la mental se juntan para buscar la hazaña. Después de superar la Maratón de Sables, considerada la carrera más difícil del mundo al atravesar el desierto del Sahara y luego llegar en cuarto lugar en la Maratón de la Antártida, en el Polo Sur, Ludeña siempre busca un reto adicional, esa pregunta que ronda en su cabeza cada vez que atraviesa la meta.

La travesía de Ludeña será registrada en video para un documental, que será dirigido por el uruguayo Oliver Gardant, considerado el ‘Spielberg de la aventura’. Tendría una duración de 52 minutos y hay cadenas importantes, como HBO o Netflix, que ya se mostraron interesados en adquirirlo.

Ludeña se considera un corredor de ultrarresistencia amateur y afrontará un nuevo reto, tras una intensa preparación. Pasar de 4.000 metros bajo la tierra a estar sobre los 6.000 msnm en pocos días es complejo, pero no imposible para él. (I)

ENLACE CORTO

Google Adsense

Google Adsense