El Chasquisito, carrera en honor a los niños

- 12 de junio de 2017 - 00:00
El Chasquisito reúne anualmente a decenas de niñas y niños, fomentando en ellos la práctica deportiva.
Foto: cortesía de Yolanda Quimbita

La brega es promovida por la academia de atletismo Yolanda Quimbita; este año cuenta con el aval de la AIMS.

Cada vez que lo piensan, los esposos Yolanda Quimbita y Rodrigo Guerra esbozan una sonrisa, y es que el festival atlético El Chasquisito, aquel que crearon ante la falta de lides infantiles en Ecuador, cumple este mes 25 años.

Y como si se tratase de un regalo especial por su edición de plata, que se efectuará el próximo domingo en el sur de Quito, por primera vez se celebrará con la certificación de la Asociación de Maratones Internacionales y Carreras de Distancia (AIMS), que en marzo de este año la incluyó en la categoría Running in to the future AIMS Children Series.

Al contar cómo se originó esta calificación, Guerra relata que representantes de la AIMS los llamaron y les consultaron datos sobre la justa, como el origen del nombre y la finalidad. “Les dijimos que la bautizamos así en honor a los chasquis, los mensajeros de los incas, quienes corrían grandes distancias para hacer llegar los comunicados que les encomendaban. Chasquisito es en homenaje a los niños y nuestro deber con ellos es enseñarles algo positivo: el deporte”.

El torneo se cumple anualmente, cada junio, en homenaje al Día del Niño y las categorías que incluye agrupan a chicos de entre 5 y 17 años. El certamen está ligado a la fundación de la academia de atletismo Yolanda Quimbita, que nació en 1992.

“La práctica de una disciplina no solo debe quedar en el entrenamiento, es necesario ver los resultados de la enseñanza, y en nuestro ámbito aquello se mide con las competencias. Como no existían, decidimos crear un evento en el que podamos ver el desempeño de nuestros 75 alumnos”, rememora.

En el transcurso del tiempo, la brega tomó ciertos cambios, algunos muy anecdóticos, como la ampliación de las divisiones, ya que en la primera década las contiendas contemplaban como edad base los 12 años, pero luego se dictaminó series que iban desde los 5 años.

Esta variación se generó en un viaje a Cuenca, a donde Yolanda y Rodrigo viajaron con su hija Magaly, quien en ese entonces tenía 4 años; la pequeña participó en una carrera infantil y quedó en el cuarto lugar; como los galardones eran globos y únicamente se premió hasta el cuarto lugar, la chiquilla lloró, situación que los impulsó a incorporar en su siguiente festival atlético la categoría de 5 y 6 años.

Élite

Pero en esas idas y venidas, contando con la experiencia de Yolanda, una de las fondistas más recordadas en la historia deportiva del país, era probable que de los discípulos, alguno se forjara como exponente de alto rendimiento. Dicha situación se presentó por partida doble, con Rosa Alba Chacha y Jéssica Paguay.

Rosa Alba Chacha (34 años), quien participará en el Mundial de Atletismo de Londres a realizarse en agosto, se formó con Rodrigo y Yolanda. Aprendió con ellos de los 10 a los 20 años, y bajo su tutela logró sus primeros triunfos. Ahora, a su haber, cuenta con dos participaciones olímpicas, en Londres 2012 y Río de Janeiro 2016.

Al ser consultada por su paso en la escuela de Quimbita, Chacha nombra con agradecimiento y cariño a Guerra como su mentor, pues la apoyó en momentos difíciles de su adolescencia, cuando su padrastro se oponía a esa actividad.

En cuanto a Jéssica, en octubre de 2013 conquistó el campeonato sudamericano juvenil en los 5.000 metros y el 23 de septiembre de 2016 se erigió en Lima como campeona sudamericana sub-23 en los 10.000 metros y, de paso, impuso el nuevo récord regional de la división con 35m10s73c.

Estas vivencias son referencias en la labor diaria de Guerra y Quimbita, quienes fijan su concentración en incentivar el atletismo en la niñez y juventud, sin eludir la responsabilidad de empujar a los talentos que, como Chacha o Paguay, puedan llegar al alto rendimiento.

El 18 de junio, la contienda contará con los segmentos para personas de 5 y 6 años, que correrán 300 metros; los de 7 y 8 años, y 9 y 10, que cubrirán 600 metros. Las de competencia serán las series de 11 y 12 años, cuyos cultores avanzarán 1.350 metros; 13 y 14 años, y de 15 a 17 años, que verán la meta a los 2.700 metros.

Del primero al quinto puestos serán premiados: $ 120 a los ganadores, $ 60 a los segundos, $ 30 a los terceros y $ 20 para los cuartos y quintos. (I)

Datos

La deportista Yolanda Quimbita nació en Latacunga hace 53 años; entre sus conquistas cuenta con las preseas de oro en los Juegos Odesur de 1990 en los 3.000 y 10.000 metros.

La academia de atletismo Yolanda Quimbita también organiza cada diciembre el Festival Atlético Ciudad de Quito, en homenaje a las fiestas de fundación de la capital.

La inscripción para el festival atlético El Chasquisito cuesta $ 10. Estas se receptan en los locales Natural Vitality de los centros comerciales Quicentro Sur, El Recreo, San Luis, Condado y Paseo San Francisco.

El Chasquisito se corre en el sur de Quito, en un circuito que se traza en el sector de la Tribuna del Sur. Los triunfadores en las lides de exhibición obtendrán mochilas; a todos se les dará camisetas y medallas.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: