Ecuador pule su equipo para el Mundial

- 12 de Abril de 2017 - 00:00
De izquierda a derecha: Ángela Tenorio, Marizol Landázuri, Romina Cifuentes y Yuliana Angulo.
Foto: Miguel Jiménez / El Telégrafo

El equipo ecuatoriano de postas 4x100 se prepara para el Mundial de Bahamas, que se realizará el 22 y el 23 de abril. La delegación nacional está conformada por Ángela Tenorio, Yuliana Angulo, Marizol Landázuri, Romina Cifuentes y Maribel Caicedo. Esta última se encuentra en Guayaquil y desde el lunes pretende sumarse a tiempo completo a los entrenamientos.

Ecuador participó en ese certamen hace dos años, en el mismo país centroamericano y logró el noveno lugar con un registro de 44,14 segundos. De esa manera impusieron un nuevo récord nacional; esta vez, acudirán por una invitación directa de la organización.

“La intención es llegar con un rendimiento superior al de 2015. Hay dos nuevas integrantes, Romina y Maribel, que aún son juveniles, pero por su desarrollo y los tiempos que han logrado forman parte del equipo absoluto. Hay grandes expectativas de lograr un mejor papel y superar lo expuesto en la anterior actuación”, indicó el entrenador del equipo, Nelson Gutiérrez.

Hace un mes practican constantemente las postas en las pistas de Los Chasquis, en la Concentración Deportiva de Pichincha (CDP). En ocasiones se entrenan a doble jornada: dos horas en la mañana y dos horas por la tarde. En otras se extiende, si es necesario, una sesión de gimnasio para fortalecimiento.

Gutiérrez destacó que el fin de semana pasado, las deportistas nacionales lograron bajar de los 44 segundos, algo que no habían conseguido. La mejor marca se estableció ahora en 43,90 segundos y en el tiempo que resta esperan incluso bajar unas centésimas.

Las nuevas integrantes no han tenido problemas para sumarse al equipo, pues se conocen entre sí de pruebas anteriores a nivel individual. También han compartido muchos entrenamientos juntas.

En ese sentido, aún está por definirse el orden de las cuatro competidoras, pero por las características que poseen la labor de cada una está definida. Ángela será quien remate la prueba y aprovechará su velocidad en los 100 metros, mientras que Romina y Yuliana destacan al correr en curva.

“Este año solo he competido en relevos, por lo que no sé cómo estará mi rendimiento individual. En postas existe más adrenalina y a veces he sentido que lo hago mejor en equipo, que por mi cuenta”, contó Tenorio, que tendrá un calendario extenso en 2017 para buscar la marca para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Para Landázuri, el equipo ecuatoriano tendrá una mejor presentación en esta ocasión, en comparación a la actuación de 2015. Siente que el conjunto está más maduro y la inclusión de nuevas atletas ha refrescado el mismo. “En 2015, Ángela no tenía su mejor marca (10,99 segundos), ni yo tenía mi 11,26. Es una prueba muy técnica a la que llegaremos en mejores condiciones”, indicó.

Uno de los aspectos más importantes en la prueba es el paso del testigo a cada corredora, por lo que ese aspecto lo repasan con insistencia. “Hay que tener mucha confianza en lo que hace una y en lo que hace mi compañera. Se ha trabajado mucho en eso, porque un error en el traslado nos costaría la competencia”, dijo Angulo.

Cifuentes tiene cierta experiencia en relevos, pues estuvo presente en una prueba juvenil, el año pasado, en Polonia. Ecuador logró el octavo lugar en aquella ocasión. “Es un gran honor para mí poder estar en el equipo absoluto. Es una exigencia mayor, pero sé que puedo aportar mucho por mis condiciones. Estoy muy emocionada de competir en Bahamas”, contó Romina, oriunda de Guayaquil y con 18 años, la más joven del grupo.

Gutiérrez agregó que la altitud de Quito favorece en el periodo general de preparación, pero no en el específico. “Hay aumento de hemoglobina en la sangre y eso beneficia al deportista, pero al correr no existe alguna ventaja superlativa con respecto al resto. Lo que nos vale son los tiempos a nivel del mar”.

El equipo estima viajar hasta Bahamas entre el 19 y el 20 de este mes, solo con unos días de anticipación para llegar en óptimas condiciones al día de competencia. El ánimo de las deportistas está marcado por la buena predisposición para entrenar y conseguir los mejores resultados, pues por segunda ocasión un conjunto ecuatoriano  femenino competirá a nivel mundial en la prueba de relevos. (I)

Últimas noticias