Domingo, 21 Mayo 2017 00:00 Atletismo

Mundial de londres / el cuencano estará en los 50 km

Claudio Villanueva dedica sus triunfos a su hijo Santiago

Claudio Villanueva dedica sus triunfos a su hijo Santiago
Foto: Fernando Machado / El Telégrafo

Una medalla olímpica para el país es el objetivo que tiene el andarín. El domingo quedó campeón panamericano en Lima.

Alex Córdova Larrea

Los golpes que le ha dado la vida al marchista cuencano Claudio Villanueva le enseñaron a luchar por sus sueños y nunca rendirse. El atleta aún busca a su padre que se extravió en El Cajas (Azuay) en 2007. También lucha junto con su hijo Santiago, de 2 años, quien nació con parálisis cerebral.

Cuando en las competencias ya no siente sus piernas y su corazón está a punto de explotar, se le presenta la imagen de su hijo y lo impulsa a culminar los 50 km marcha, modalidad en la que compite desde 2009.

El andarín empezó a practicar marcha luego de escuchar una conferencia que dictó Luis Chocho (actual entrenador) en el colegio Miguel Cordero, plantel en el cual estudiaba cuando tenía 17 años. Al siguiente día fue al parque de La Madre (Cuenca) a pedirle a Chocho -padre de Andrés- que lo entrene. Su progenitor, Paulino y su madre Julia Flores también lo motivaron a ingresar en este deporte.

Villanueva contó que antes de la marcha practicaba fútbol, tenía buen dominio con el balón y era goleador en Estudiantes de Cuenca. Pero lo que lo cautivó fue la marcha atlética (caminar rápido, pero no se puede correr. Se considera que un competidor está corriendo si sus pies no tocan el suelo).

Luego de ver las cualidades atléticas de Claudio, los profesores Luis y Juan Chocho lo pusieron enseguida a entrenar con el grupo de élite de ese tiempo (2006). Practicó junto con Andrés Chocho, Fausto Quinde, Johanna Ordóñez, Miriam Ramón, Mauricio Arteaga y Gabriela Cornejo.

Un año después de iniciar en la marcha atlética una tragedia sucedió en la familia de Villanueva. Su padre Paulino, de 87 años, se extravió en El Cajas y hasta la fecha no se sabe qué sucedió con su progenitor, al cual le gustaba contemplar el parque nacional azuayo.

“Mi papá se extravió en 2007, él es español y tenía 40 años radicado en el país. Ese día salió solo, le gustaba mucho el paisaje de El Cajas. Hasta el día de hoy no sabemos qué le sucedió. Las autoridades no nos ayudaron, realizamos la búsqueda con recursos propios. La denuncia está puesta en la Fiscalía. El Gobierno español tampoco intervino” lamentó el atleta.

Dos años después de lo ocurrido (2009), Claudio, de padre español y madre ecuatoriana, decidió ir al país europeo y competir por su segunda nacionalidad luego de no recibir apoyo en Ecuador. En 2010 le dieron en España una beca de 12.000 euros anuales ($ 13.338 al cambio de ayer) en el Centro de Alto Rendimiento (en Barcelona). El atleta entrenaba en España con José Marín.

El contrato tenía una cláusula que decía que si el deportista no daba resultados le retiraban tal privilegio. El marchista vivió momentos difíciles cuando tuvo una fractura de cadera y perdió su beca, que luego recuperó. En marzo de 2013 regresó al país debido a que su madre tuvo una racaída en su salud con una afección cardiaca. El atleta no volvió a España y se radicó en Cuenca.

En España se coronó como campeón absoluto en los 50 km con un tiempo de 3h55m13s. Se ubicó en el puesto 22 en la Copa de Europa Olhao 2011 (4h14m27s). Su mejor marca la logró en el Mundial de  Moscú 2013, en donde impuso un tiempo de 3h50m29s.

El cuencano, que ya estaba radicado en el país, compitió en el Mundial de Rusia por última vez con la bandera de España.

El retorno de Villanueva a su ciudad natal fue complicado, tuvo que entrenar y trabajar  de taxista informal para sostener  a su familia. Salía a las 07:00 a entrenar y regresaba a las 00:00 a casa.

“Entrenaba y trabajaba para tener dinero y mantener a mi familia. No podía dar el 100% en las prácticas, después de qué vivía. Me quedaba pirateando en un auto de mi cuñado hasta la medianoche; a veces me amanecía hasta completar el dinero para la comida, la leche y pañales de mi hijo. Trabajé de taxista desde enero de 2014 hasta abril de 2016”, recordó el azuayo, quien se unió con Grace Pintado en diciembre de 2013.

Pese a los problemas y preocupaciones que tenía jamás dejó de entrenar y correr, pues quería alcanzar un título que lo reanime y que le dé más posibilidades de estar en unos juegos olímpicos, lo que es su meta.

La situación de Villanueva mejoró a partir de mayo del año pasado, ya que fue incluido en el Plan de Alto Rendimiento (PAR) del Ministerio del Deporte por lo que recibió un incentivo deportivo de $ 1.500 al mes.  Este apoyo fue aprobado desde enero de 2016, pero le fue acreditado recién a finales de abril.

“Este soporte deportivo me dejó tranquilo, ya que me permitió entrenar al 100%. Vivo con lo justo porque gasto en medicamentos de mi hijo y aditamentos. Santiago tiene 2 años y está bien al momento. Lo examina el doctor Esteban Veintimilla cada mes, pero de por vida él está condenado a la parálisis cerebral”, mencionó el cuencano.

Su esposa y su hijo van a todas las competencias en las que participa Villanueva. Son su motivación para conseguir todo lo que se propone. 

“Los golpes que me ha dado la vida me enseñaron a luchar por mi hijo y por lo que quiero. En este último tiempo esto ha sido el más claro ejemplo de mi lucha constante. Por eso no me rindo en las competencias, cuando estuve codo a codo con el colombiano Luis López Erazo, la imagen de mi niño apareció y gané al último”, explicó Villanueva, quien el domingo pasado ganó los 50 km marcha del Campeonato Panamericano de Lima (Perú) y obtuvo la marca que lo clasificó al Mundial de Atletismo de Londres, en agosto. 

El marchista entrena en  el parque de La Madre (Cuenca) a a doble jornada, de lunes a viernes, a las 07:00 y a las 17:00.  Cuando deje de competir oficialmente se dedicará a ser entrenador de atletismo.

“La próxima semana estaré listo para retomar el ritmo habitual de entrenamiento. Mi próxima competencia oficial será en el Mundial y para allá apuntamos; por qué no soñar con una medalla”, subrayó el deportista, quien quiere hacer su propia historia en este deporte.

Solo el bimedallista olímpico Jéfferson Pérez ganó para el país las únicas 4 medallas en mundiales de esta modalidad (3 de oro una de plata). (I)

Datos

El 14 de agosto de 2013 Ecuador observó en el Mundial de atletismo de Moscú que Claudio Villanueva (decimoctavo) llegaba a la meta en los 50 km marcha, aunque no lo hizo con la camiseta tricolor, sino con la de España.

Además fue el atleta nacido en Latinoamérica mejor situado en la clasificación, por delante del mexicano Omar Zepeda (19º), los marchistas ecuatorianos Jonathan Cáceres (27º), Xavier Moreno (44º) y Andrés Chocho (descalificado).

ENLACE CORTO

Google Adsense

Google Adsense