Byron Piedra planifica meterse entre los 15 mejores

- 22 de Abril de 2017 - 00:00
Byron Piedra es el atleta de medio fondo y fondo más exitoso del país; tiene pendiente romper el récord nacional del mejor maratonista: Silvio Guerra.
Foto: cortesía del COE


 

el cuencano se alista para londres 2017

Byron Piedra planifica meterse entre los

15 mejores

El reto del fondista es correr maratones en menos de 2h10m; desea clasificar por quinta vez a Juegos Olímpicos.

Byron Piedra es el atleta de medio fondo y fondo más exitoso del país; tiene pendiente romper el récord nacional del mejor maratonista: Silvio Guerra.

Redacción Fanático

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Quito

“La única manera de ser el mejor es entrenando con los mejores y ganándoles”, dice el fondista Byron Piedra, quien trabaja en su siguiente objetivo: participar por quinta vez en unos Juegos Olímpicos, en este caso los de Tokio 2020.

El andar hacia las justas niponas comenzará en el XVI Campeonato Mundial de Atletismo que se librará en Londres (Reino Unido) del 4 al 13 de agosto, y en la que el exponente cuencano tiene presencia asegurada gracias a cumplir con la marca en maratón que exige la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo (IAAF).

Manuel Bravo, presidente de la Federación Ecuatoriana de Atletismo (FEA), explica que el crono que Byron consiguió en agosto pasado, durante las Olimpiadas de 2016, le sirve para acceder a la brega londinense.

El tiempo que Piedra empleó en Río de Janeiro fue de 2 horas, 14 minutos y 12 segundos (2h14m12s), que se ajusta al mínimo exigido por la IAAF para acudir a la capital inglesa, que es de 2h19m. Con los 2h14m, Byron se ubicó en el puesto 18 de la contienda carioca, que contó con 155 participantes.

El azuayo, de 34 años, tiene objetivos ambiciosos en 2017, como meterse en el ‘club’ de maratonistas que cubren los 42,195 kilómetros en menos de 2h10m, pero eso dependerá de una preparación especial.

Su propuesta es practicar de 1 a 2 meses con un grupo de atletas que corran entre 2h6m y 2h8m la prueba madre de largo aliento sobre asfalto; estos atletas, en su mayoría de países como Kenia y Etiopía, trabajan en Estados Unidos o Europa, por lo que el ‘tricolor’ cree positivo cristalizar dicho proyecto.

“Tengo un mánager que me podría dar la oportunidad de estar con ellos, por ahora vamos a esperar un poco lo que pase con el Ministerio del Deporte y luego compartirles (a los personeros de la citada cartera estatal) esta idea que tenemos porque sería en beneficio del país”, manifiesta el austral.

Piedra se refiere a la posibilidad de contar con las asignaciones gubernamentales del Plan de Alto Rendimiento, recursos con los que se efectúan las previsiones de los deportistas élite del país.

El Plan de Alto Rendimiento comenzó a ejecutarse con la paga de las ayudas económicas a los exponentes incluidos en su lista 2017; en el caso del cuencano, este año consta en la categoría C, que entre otras ventajas, le otorga un estímulo mensual de 3 salarios básicos unificados ($ 1.125).

En 2016, Piedra estuvo con la beca B, equivalente a 4 salarios básicos, $ 1.464, de acuerdo al salario mínimo de aquel entonces. 

El Ministerio del Deporte está al día con los desembolsos a los deportistas, por lo que las federaciones nacionales por disciplina esperan que se normalice el resto de cuotas, tanto las otras que implica el Plan de Alto Rendimiento, como las que corresponden a estas matrices. Así lo precisa el titular de la FEA.

Ambiciones

Uno de los propósitos más caros de Piedra es batir el récord nacional de maratón masculino, que desde el 19 de octubre de 1997 ostenta el carchense Silvio Guerra, quien lo registró en Chicago al detener el reloj en 2h9m49s. Esa meta podría ser posible este año, pero no necesariamente en el Mundial.

“En un Campeonato del Mundo o en Juegos Olímpicos es muy difícil competir por marca, ahí se compite por ubicación. Si es que corro bajo las 2h10m como plus sería excelente, pero hay eventos en donde uno sale a buscar marcas y en otros se sale a buscar posición”.

Su intención en territorio británico es ubicarse -por lo menos- en la nómina de los 15 primeros, aunque lo óptimo sería ingresar al top ten. Si cumple ese cometido se enrumbará bien hacia su misión central: llegar a Tokio 2020 y quedar entre los 8 mejores.

Antes del Mundial 2017, con el afán de medir su rendimiento, iría a 1 o 2 medios maratones, probablemente en Estados Unidos, tentativamente el de San Diego, el 4 de junio, y el de Chicago, el 15 de julio.

El récord ecuatoriano lo trataría de pulverizar en el Maratón de Berlín (Alemania), programado para el 24 de septiembre. “Como mi objetivo principal es correr bajo las 2h10m, significa que estaría por romper la marca de Silvio Guerra, quien fue un gran maratonista, creo que el mejor del país hasta ahora”, indica el múltiple campeón regional.

Para el último trimestre de la temporada, el evento central en la agenda del cuencano son los Juegos Bolivarianos, que se celebrarán desde el 11 hasta el 25 de noviembre en Santa Marta, Colombia.

Byron se mantiene bajo el mando técnico del instructor mexicano Rafael Martínez, quien le asesora en su proyecto de aleccionarse con maratonistas que solventan los 42,195 kilómetros en menos de 2h10m. 

En este planteamiento colabora el mánager colombiano Luis Felipe Pozo, quien le brindaría la ocasión de aprender con los mencionados atletas. “Mientras tanto, seguiré entrenando, no descuidaré la parte física, tampoco la parte mental ni la alimentación, que son muy importantes”.

El último miércoles, Piedra estuvo en Quito y renovó contrató por un año como miembro del Team Herbalife, equipo que, además de proveerle de suplementos nutricionales, le aporta un apoyo económico mensual. Este incentivo le ha servido para solventar gastos en sus prácticas e implementación, por lo que agradece a la empresa por la confianza que le brinda.

Piedra participó en las Olimpiadas Atenas 2004 en los 800 metros planos, Beijing 2008 en los 1.500 metros llanos, Londres 2012 en los 10.000 metros lisos y en el maratón de Río de Janeiro 2016. (I)