Lunes, 02 Octubre 2017 00:00 Cultura

Una muestra revisa la vida de Pedro Franco Dávila

El montaje pretende evidenciar la vida del naturalista y su constancia en la investigación científica.
El montaje pretende evidenciar la vida del naturalista y su constancia en la investigación científica. Foto: José Morán / El Telégrafo

El recorrido incluye fichas que registran sus cartas y biografía, además de piezas naturales de su colección.

Redacción Cultura

El historiador Juan Castro y Velásquez ha permanecido los últimos días en cama. Antes de esa necesidad de reposo por su salud trabajaba  en las mañanas en la muestra sobre Pedro Franco Dávila (1711-1786), un criollo naturalista guayaquileño que fundó el  Real Gabinete de Historia Natural. Esta institución dio origen al Museo Nacional de Ciencias Naturales, que este año cumplió 240 de aniversario.

La muestra intercala imágenes de Guayaquil de la época, elementos de navegación y una pequeña maqueta de la ciudad Vieja y Nueva junto con un olor a cacao. Además se integra el trabajo del escultor Tony Balseca, quien esculpió un busto del naturalista que abre el camino al recorrido de la exposición.

A través de afiches de gran tamaño, que copan las paredes en más de la mitad de la muestra, se relata la historia y los intereses de Franco Dávila. A estos lo acompañan objetos de navegación empleados en la época en la que Franco Dávila inició sus travesías marinas, así como una colección de piezas naturales que conformaron su gabinete natural.

Su afición por el mundo natural arrancó con los viajes comerciales que empezó por encargo de su padre a los 15 años.  En 1745 residía en Europa y tras la muerte de su padre, en Sevilla, fue retenido por los ingleses y canjeado como prisionero, por lo que volvió a España.

Desde ese punto decidió viajar a París, donde fundó uno de los primeros gabinetes de Europa. Además, Dávila conformó una biblioteca de 421 títulos, donde gran parte de las obras abordaba la vida natural. Tras el impacto que originó su gabinete, en 1771, el Marqués de Grimaldi, ministro en ese entonces de Historia Natural de Madrid, lo nombró primer director del Real Gabinete de Historia Natural. Con ello su colección de bienes marinos se trasladó a Madrid.  Franco Dávila  fue miembro de instituciones como la Royal Society de Londres, la Academia de Berlín, entre otras.

Juan Castro dice que esta muestra trata de revivir el aporte de un sabio interesado por la ciencia. Para Balseca, “lo fascinante de Franco Dávila es que es anterior al auge de viajeros europeos a tierras americanas y fue un gran coleccionista.

Su muestra se la puede observar en el Real Gabinete de Historia Natural de Madrid. Franco Dávila impulsó a los europeos a aventurarse a dichas tierras”. La muestra se abrió al público el 22 de septiembre. (I)

ENLACE CORTO

Últimas noticias

Últimas noticias

Cultura

Google Adsense