Martes, 20 Junio 2017 00:00 Cultura

Toé apuesta por escribir y ensayar la poesía

Los primeros libros de Toé vienen en formato de bolsillo y su precio ronda entre los 10 y 12 soles ($ 3 y $ 5).
Los primeros libros de Toé vienen en formato de bolsillo y su precio ronda entre los 10 y 12 soles ($ 3 y $ 5). Foto: portadas de los libros

El ecuatoriano Víctor Vimos y el peruano Édgar Saavedra dirigen la editorial que, hasta ahora, ha publicado 3 libros.

Redacción Cultura

En el restaurante mexicano Cabiria, hace siete años, se presentó Retomas, libro de poemas de Hugo Gola (1927-2015) que fue editado por Aldvs. En ese sitio, el  poeta argentino se despidió de México, país al que llegó exiliado en 1975 y donde desarrolló su labor poética y dictó clases de literatura en la Universidad Iberoamericana.

“Y en esos treinta años hemos hecho lo que pudimos hacer, con las dificultades que implica dedicarse a la poesía, porque si uno se dedica a la prosa tiene posibilidades distintas. Es decir, hay revistas, hay libros; pero la poesía es mal mirada, la poesía no despierta el mismo interés que la prosa. Una novela uno la puede leer viajando en ómnibus; un poema demanda concentración, aislamiento, demanda una entrega. Y en este tiempo es difícil eso”, dijo Gola durante la presentación, que fue transcrita por Luis Verdejo en la revista Crítica.

Gola es uno de los tres escritores que la editorial Toé, dirigida por el ecuatoriano Víctor Vimos y el peruano Édgar Saavedra, seleccionó para publicar su trabajo creativo. Los otros dos son el chileno Javier Bello y el peruano residente en Argentina, Reynaldo Jiménez. Lo que los editores buscaron fue poetas que reflexionaran sobre su escritura. Toé le apuesta a la expresión poética en sí misma y al ensayo escrito por quienes den cuenta de sus ejercicios intelectuales y emocionales.

“El ensayo ha sido pensado como un territorio más bien cercano a la academia, a lo canónico, alejado de la persona quien lo escribe”, comenta Víctor desde Lima, donde reside y da clases en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos.

Édgar, quien realizó una residencia de escritura en El Paso-Texas,  cree que separar a los géneros literarios es una cuestión decimonónica y lo que más le interesa son las obras   que están en el límite, en el borde.

De Hugo Gola, Toé publicó Un ejercicio cotidiano (Prosas selectas), en el que el poeta argentino plantea reflexiones sobre lo que va haciendo en el transcurso de la escritura de sus poemas. “Se ve su labor de costurero, lo que va haciendo con su intelecto, sus lecturas, sus traducciones. El libro muestra al poeta en una dimensión amplia, no solo se limita al texto, o en el caso contemporáneo a postear un texto, sino que se ve al poeta como un catalizador de su época”, dice Víctor.

La inspiración es una sustancia, etc. es el libro de Reynaldo Jiménez y son prosas que proponen una particular lectura en el ámbito de las letras hispanoamericanas, con un contenido catártico vinculado a temas del surrealismo, la escritura y la inspiración.

 Javier Bello publica el único poemario de la trilogía de Toé, No es traducible el hueso. Influencias barrocas, románticas, surrealistas y de otros registros han atravesado la obra de Bello. Toé elige a autores que no necesariamente han tenido la pleitesía de las instituciones culturales de sus respectivos países y que están distanciados de los discursos canónicos.

El tamaño de los libros de Toé es de bolsillo, lo que a sus editores les ha permitido enviar la obra con diferentes escritores de la región a Argentina, México, Colombia, Chile o España. También, este pequeño formato ha hecho que los precios sean bajos: entre 10 y 12 soles ($ 3 y $ 5). El diseño editorial lo hace Rodolfo Loyola, quien ha trabajado con libros de César Moro, Blanca Varela y Jorge Eduardo Eielson.

 Toé es una planta sagrada de América Latina que pertenece a la familia de las solanáceas “y ha sido descrita en Las tres mitades de Ino Moxo y otros brujos de la Amazonía -de César Calvo- como la planta que produce el viaje y que logra romper los límites entre el pasado, el presente y el futuro”, dice Édgar.

El sentido de los libros es objetual y tienen un tiraje, cada uno, de 500 ejemplares. “Generalmente la poesía, como el ensayo, tiene lectores escasos, pero eso hace que los canales de distribución sean mucho más diversos. Probablemente no son canales centrales de circulación, sino mucho más relacionados con una forma de consumo emparentada con el gusto, con la familiaridad de los temas”, comenta Víctor.

La próxima obra que publicarán será El libro de los poemas mentales, del artista peruano Rafael Hastings, que tendrá un tiraje de 1.000 ejemplares. Por el momento, los editores de Toé buscan a poetas de México, Cuba y Uruguay para continuar con una nueva trilogía que ensaye y ensalce la poesía latinoamericana. (I)

 Datos

Reynaldo Jiménez nació en Lima en 1959 y reside en Buenos Aires desde 1963. Sus últimos libros publicados son Filia índica, Piezas del tonto, El ignaro triunfo de la razón, Informe, Nuca, entre otros. Junto con la pintora Gabriela Giusti, creó y condujo Tsé-tsé, una revista-libro y sello editorial.

Javier Bello nació en Concepción, Chile, en 1972. Ha publicado los poemarios Los grandes relatos, Estación noche, Espejismo, Letrero de albergue, entre otros. Ha recibido la beca para la Creación Poética Joven de la Fundación Pablo Neruda, en 1992.

Hugo Gola nació en Pilar, provincia de Santa Fe, en 1927, y murió el 4 de julio de 2015 en Buenos Aires. En 1975 salió exiliado de Argentina y vivió en México hasta 2010. Es autor de libros como Jugar con fuego. Poemas 1956-1984. Filtraciones. Retomas y Resonancias renuentes, entre otros. (I)

ENLACE CORTO

Últimas noticias

Últimas noticias

Cultura

Google Adsense