La vida de Jorge Martínez, de Ilegales, llega al cine

Jorge Martínez arremete contra la corrección política

- 26 de Junio de 2017 - 00:00
El compositor admitió que ahora no tiene canciones para Los Magníficos, su banda actual, por lo que prefiere ponerle una pausa a los discos del quinteto.
Foto: Tomado de publico.es

La carrera de Jorge Ilegal, como se conoce más al guitarrista y cantante del grupo del rock español Ilegales, llega al cine a través del documental Mi vida entre las hormigas, que dirigieron los cineastas Juan Moya y Chema Veiga.

Entrevistado por el diario publico.es, Moya dijo sobre la película que “sirve para acercarnos a Jorge y saber quién es: una personalidad poliédrica, rica en matices y muy compleja”, mientras que Veiga aseguró que el filme “repara un error garrafal que se estaba perpetuando desde hacía años: no rodar una cinta sobre Ilegales”, el grupo que tiene una popularidad asombrosa en América Latina desde sus orígenes, en la década de los ochenta.

El periodista Henrique Mariño conversó con el artista asturiano, de 62 años, que ahora da el salto a la gran pantalla casi sin pretensiones. La película se publicará en formato DVD, pero se venderá acompañada de un CD con la banda sonora y de un libreto donde el músico devela por qué eligió contar las cosas como aparece en el video.

Mariño le insinuó a Martínez que algunas de sus canciones hoy no serían bienvenidas por “machistas, homófobas, violentas o no aptas para jipis”. El guitarrista respondió: “Eso se debe a que se ha adocenado a la gente y a que los artistas no hemos ensanchado las fronteras de libertad, transgrediendo constantemente, algo que debería ser nuestro deber”.

A la hora de abordar lo que se debe y no se debe decir, Martínez señaló: “Ser políticamente correcto es una muy mala costumbre que tienen muchos grupos del momento (...), pues no solo acaba con las libertades, sino también con la cultura y con todo. Siempre hay un colectivo que se siente ofendido por cualquier tontería. Pues, señores, oféndanse, porque eso significa que ustedes están vivos, pero la próxima vez háganlo por algo que no sea una gilipollez (una estupidez)”. (I)