Sábado, 03 Junio 2017 00:00 Cultura

Saskya Fun Sang y Pamela Pazmiño exploran la naturaleza femenina

La artista Saskya Fun Sang frente a su obra denominada ‘Descarga repentina de la tensión sexual acumulada’, hecha en lana con proceso de needlefelting.
La artista Saskya Fun Sang frente a su obra denominada ‘Descarga repentina de la tensión sexual acumulada’, hecha en lana con proceso de needlefelting. Foto: Miguel Jiménez / El Telégrafo

Las dos artistas presentan las muestra Binaria/Imaginaria en la galería Más Arte. Con diversos lenguajes, ambas interpelan la representación del cuerpo femenino.

Redacción Cultura

Algo que define el trabajo de las artistas ecuatorianas Saskya Fun Sang y Pamela Pazmiño, quienes trabajan desde distintas técnicas, es la irregularidad, la ausencia de una representación arquetípica sobre el cuerpo de las mujeres. En sus obras –que se exponen en la muestra Binaria/Imaginaria, en la galería Más Arte– hay una aproximación hacia la feminidad desde formas que son desconocidas para el ojo común, pero que han sido escrutadas, incluso con violencia, desde la medicina científica.

Binaria/Imaginaria, que estará expuesta hasta el próximo 16 de junio, plantea un recorrido en el que el espectador se enfrentará con piezas genitales femeninas representadas con ironía y humor, a órganos sin cuerpos que dialogan con la noción de lo trans, o a dibujos de actividades cinegéticas sobre las células germinales de las mujeres.

Para Michel Foucault hay una economía política de la ‘verdad’ que está fijada en la forma del discurso científico y en las instituciones que lo generan, como en la medicina, el derecho o hasta la academia. Tanto Fun Sang como Pazmiño interpelan aquellos relatos que idealizan desde una mirada normada los cuerpos femeninos y proponen lecturas expandidas sobre la sexualidad, la anatomía y el deseo.

El conjunto de obras de la artista Pamela Pazmiño realiza una serie de analogías visuales a partir de procesos microscópicos, macroscópicos y biotecnológicos. Foto: Miguel Jiménez / El Telégrafo

En las obras de Saskya Fun Sang destacan las texturas, la voluptuosidad de sus trabajos hechos en lana mediante la técnica del needlefelting y la extrañeza que producen sus vaginas coloridas hechas en formatos pequeños de cerámica.

En la pieza ‘Descarga repentina de la tensión sexual acumulada’, Fun Sang le da cuerpo a lo inmaterial: ¿cómo representar el orgasmo femenino? Ella lo hace a través de la lana, la cual va desbordándose como una cascada en medio de la sala de Más Arte. En ‘Estudio cartográfico sexual: Del Punto G al Punto A (pasando por el U y el K)’, la artista despliega un mapa vaginal hecho en cerámica que da cuenta de la imposibilidad de fijar el deseo femenino. Mientras que en ‘Mine, Yours and Ours’, obra de 2015, se manifiesta una intención por llevar la genitalidad femenina al campo de lo abstracto, de lo indefinido.

El trabajo que más resalta de Fun Sang es la serie ‘Membranas sagradas’, en la cual se retratan las diferentes formas que puede tener el himen. Estas representaciones están acompañadas por nombres que les dan identidad: ‘Membranas Sagradas Himen Cribiforme: Mucho hueco, no se conforme’, ‘Himen Septado: Te toca hacerte a un lado’,  ‘Himen Microperforado: Aprovecha lo apretado’ o ‘Himen Complaciente: Virgen por siempre’.

“La forma en que planteo los temas de esta muestra es mediante la celebración. Estos temas para la sociedad pueden ser molestosos a veces, como la menstruación, pero si los vemos desde otra perspectiva los podemos celebrar y estar orgullosas de estas cuestiones que pasan en nuestro cuerpo”, dice Saskya, quien estuvo en el Instituto Tecnológico de Artes de Ecuador y, luego, estudió en el Instituto de Artes de Chicago, donde creció su interés por abordar el cuerpo y el género.

Pamela Pazmiño trabaja sobre soportes más llanos, pero no menos potentes. La artista, quien es una de las cofundadoras del colectivo de arte contemporáneo La Emancipada, surgido en 2009, plantea una serie de grabados monocromáticos en los que expone los conflictos de las intervenciones médicas dentro de los cuerpos femeninos. A través de la manipulación científica de los óvulos y los ovocitos, la artista cuestiona la intromisión a la que están sometidas las mujeres, a diario.  

Pazmiño también presenta una serie de fotografías digitales coloridas con montajes de comida, las cuales remiten a la sexualidad. En el videoarte ‘Inseminatis’ se revela el proceso de invasión médica y en la instalación y ‘bioarte’  denominada ‘Solanum Rosea Tuberosum’ se manifiestan los alcances tecnológicos sobre la creación de vida. 

“Este conjunto de obras pretende realizar una serie de analogías visuales de los procesos microscópicos,  macroscópicos y biotecnológicos –como son los exámenes intravaginales, el control del peso, de la maternidad, la fertilización artificial o la anticoncepción medicada–. Así las mujeres somos sometidas sistemáticamente a la exploración y la vigilancia de nuestros cuerpos. El propósito es hacer un viaje metafórico al interior del organismo a través de narrativas visuales, imágenes y construcciones ficticias; sin dejar de lado los aspectos críticos, tanto biológicos como sociológicos de este tipo de procesos y procedimientos científicos”, dice Pamela en un texto sobre su obra.

La formación de Pazmiño como artista está fundamentada en una diversidad de prácticas artísticas, desde la pintura y el grabado, hasta el video arte y el arte de instalación. Su obra trata las metáforas visuales del cuerpo y la mujer en el arte desde una perspectiva feminista, así como las problemáticas de las relaciones intergenéricas. En Binaria/Imaginaria, Pazmiño ha utilizado  técnicas como monotipos en grabado, estampas digitales, acuarelas así como arte objetos de carácter más escultórico y efímero, como en ‘Solanum Rosea Tuberosum’, la pieza de bioarte que consiste en la observación del crecimiento de una papa sobre un plato Petri.

“Resulta interesante encontrar entrecruzamientos discursivos con la obra de Saskya. Esto lo hemos logrado gracias a la curaduría de nuestra galerista, Gabriela Moyano. El trabajo de Saskya, al igual que el mío, explora la sexualidad femenina y las problemáticas de género, así como el desconocimiento o el control del cuerpo. Ella desde una representación escultórica muy contemporánea, y yo desde la bidimensionalidad, haciendo énfasis en las metáforas visuales. Es evidente que para ambas es importante el carácter del trabajo manual en nuestras obras”, apunta Pamela. (I)

03-06-2017-saskya-1 03-06-2017-saskya-2 03-06-2017-saskya-3 03-06-2017-saskya-4 03-06-2017-saskya-5 03-06-2017-saskya-6

ENLACE CORTO

Últimas noticias

Últimas noticias

Cultura

Google Adsense

 

Promo-galeria