Martes, 01 Noviembre 2016 00:00 Cultura

Muestra plantea distintos hitos humanos

En ‘A message to America’, David Orbea parte de la pintura para fundir detalles de imágenes mediáticas.
En ‘A message to America’, David Orbea parte de la pintura para fundir detalles de imágenes mediáticas. Foto: cortesía

Patricio Barberán, Alexandra Cedeño y David Orbea presentan Línea Fatum en el museo Nahim Isaías. Este es el segundo trabajo colectivo de los artistas. El primero fue en el Museo Municipal.

Redacción Cultura

Patricio Barberán, Alexandra Cedeño Chunga y David Orbea no se plantearon trabajar sobre un tema específico para desarrollar una muestra colectiva. Buscaron una temática a través de la cual sus producciones coincidan. Este punto de confluencia es el destino.

Barberán, desde la escultura, trabaja en una serie que cuestiona procesos de la vida que definen al individuo. A través de un gran círculo de piedra con un interior vacío, tallado en su totalidad, sin que haya sido partido y luego pegado, intenta indagar alrededor del matrimonio, en la idea de que esta unión es capaz de fundir las identidades.
La piedra redonda y con ese espacio vacío como centro da vueltas despacio, simulando la continuidad con que las relaciones pueden cambiar en el transcurso del tiempo, de acuerdo a Barberán.

Esta idea se repite en una cuna trabajada de madera y piedra o en una estructura modular en la que las piedras están atravesadas por trabajos de tesis empastados.  
El sentido de destino cambia desde la percepción de David Orbea, el artista más joven de esta muestra. Orbea trabaja sus últimas propuestas pictóricas a partir de imágenes recurrentes en los medios que, de alguna manera, definen el inicio de otro tiempo o de una nueva guerra. En un cuadro parte de esa imagen en la que un representante del autodenominado Estado Islámico, con su traje negro,  tiene en sus manos la cabeza de una víctima, vestida como las presentaron mediáticamente, de naranja.

La obra se llama ‘A message to America’. Al igual que en  ‘Air Force One (Boyeros)’, la obra con la que ganó el tercer lugar de la edición 57 del Salón de Julio, Orbea hace una nueva lectura de la imagen, lograda una vez que elimina elementos originales y genera la fusión de los componentes del cuadro.

En ‘A message to America’ los cuerpos de la víctima y su victimario se funden con el desierto y el cielo púrpura. Dentro de esta serie colectiva, Orbea retoma, como en la obra premiada del Salón de Julio, una imagen de la geopolítica estadounidense. Esta vez, a modo de mensaje previo a las elecciones de dicho país, utiliza el cuadro de Hillary Clinton como secretaria de Estado, junto a Barack Obama. Están junto a otros funcionarios en el cuarto de operaciones en el que deciden la sentencia del líder de Al Qaeda, Osama Bin Laden.

La paleta que predomina en estos cuadros corresponde a colores intensos, que a su vez eliminan detalles de los personajes que abordan, como la mirada.

Alexandra Cedeño Chunga construye su obra con sustancias biológicas y químicas, como sangre, petróleo o placenta humana. Esta vez, a propósito de abordar la intimidad del hogar y los conflictos por los que está bordeada, como la privacidad o el encuentro sexual, utiliza el cloro, en su función decolorante. A través de este método pinta figuras de genitales, fusiona entre la presencia de los individuos que se vinculan y el erotismo de los objetos (lencería de hogar).

Los intereses de Cedeño parten del estudio de los seres humanos “y cómo establecen relaciones afectivas entre sí dentro del plano erótico-social, eligiendo el cuerpo como un territorio de exploraciones, reflexiones e investigaciones de la coexistencia humana y de su naturaleza sexual”.

La muestra se inauguró el pasado miércoles 26 de octubre y estará abierta en el museo Nahim Isaías hasta el 15 de noviembre. Es posible visitarla durante el feriado. (I)

ENLACE CORTO

Últimas noticias

Últimas noticias

Cultura

Google Adsense

 

Promo-galeria

ESPECIAL MULTIMEDIA

Especial multimedia