Miércoles, 21 Junio 2017 00:00 Cultura

Medios desafían los prejuicios en Afganistán

Las mujeres ya aparecen en las pantallas de TV de Afganistán y presentan usualmente los informativos, pero en el nuevo canal TV Zan tendrán todo el poder.
Las mujeres ya aparecen en las pantallas de TV de Afganistán y presentan usualmente los informativos, pero en el nuevo canal TV Zan tendrán todo el poder. Reuters / Mohammad Ismail

Una revista y un canal de televisión abordarán contenidos sobre mujeres.

Redacción Cultura

Una nueva revista y un canal de televisión dedicados a las mujeres, que aparecen simultáneamente en Afganistán, buscan provocar un cambio de actitud con la esperanza de que los hombres también echen un vistazo, a riesgo de molestar a los extremistas. Los equipos de estos dos proyectos quieren evolucionar las mentalidades, entreteniendo e informando al tiempo que instruyen a las afganas sobre sus derechos.

“Sin la plena participación de las mujeres en la vida pública, este país no podrá avanzar. Estoy seguro de que habrá reacciones, quejas, lo prevemos”, reconoce Sandjar Sohail, responsable del grupo de prensa Hasht, que lanza Gelara. Este mensual se proclama con orgullo como “la primera revista de moda de Afganistán”.

Habla de belleza, cocina, salud, famosos, pero también de arte, literatura y busca hacer pedagogía, escribiendo, por ejemplo, acerca de la ley sobre la familia, atascada en el parlamento afgano desde 2008.

“La ley actual es injusta: una vez casadas, las mujeres no tienen ningún derecho. Tenemos que presionar para que haya igualdad”, insiste la redactora jefa, Fatana Hassanazada, que con 24 años dirige un equipo de 14 jóvenes reporteras.

Para su primera portada, Gelara eligió a una cantante, Mozhdá Yamalzadá, que posa con la cabeza descubierta y mirando fijamente a la cámara. En sus páginas, esta artista, muy criticada por llevar un traje de escena considerado demasiado ceñido, defiende su decisión.

“Siempre hay un riesgo cuando se combate el conservadurismo y el extremismo. Es una lucha a vida o muerte. Pero tenemos que ganar, si no los conservadores nos echarán atrás”, dice Sohail, que dirige también el primer diario de información del país, 8-Subh (8 horas).

Algunas cabezas descubiertas, poquísimos brazos y piernas desnudas... nada de escotes. Gelara no quiere provocar, como tampoco busca hacerlo TV Zan, “la televisión de las mujeres”, que debe comenzar sus emisiones próximamente.

En una gran casa de Kabul, los estudios están listos. Las mujeres aparecen ya en las televisiones de Afganistán y presentan los informativos, pero en TV Zan tendrán todo el poder. Mehria Afzal, de 25 años, jefa del servicio político, aspira a ser ‘la voz de las mujeres afganas’.

‘En las provincias’, es decir fuera de Kabul, “las muchachas se canjean por animales, está prohibido pero ellas no conocen sus derechos. Yo quiero hablar de eso”, afirma. “Es la primera vez que se lanza en las pantallas temas frontales que tratan la causa de las féminas afganas. Cubriremos todos los temas, permitir a las mujeres que se expresen, ya sea sobre política o religión”, explica Malalai Zikria, consejera editorial del canal de televisión.

Violación, acoso, contracepción, o la muy delicada cuestión de la virginidad. “Temas tabúes, seguro que tendremos”, afirma. Pero las presentadoras cubrirán sus cabezas con pañuelos: “Estamos en un país islámico, hay que respetar las leyes. Se puede llevar el velo y luchar por sus derechos”, asegura Malalai Zikria. (I)

 

ENLACE CORTO

Últimas noticias

Últimas noticias

Cultura

Google Adsense