Miércoles, 12 Octubre 2016 00:00 Cultura

La imprevisibilidad del Nobel de Literatura le da vigencia al premio

La imprevisibilidad del Nobel de Literatura le da vigencia al premio

La Academia Sueca revelará mañana el nombre del ganador de 2016, quien será galardonado en Oslo, en una ceremonia que se realizará el 10 de diciembre.

Redacción Cultura y agencias

Pese a su pasión por la poesía, el nombre Alfred Bernhard Nobel (1833-1896) destaca por el ruido de una ironía en las páginas de la historia: fue el inventor de la dinamita. Admirador confeso de Lord Byron y Percy Shelley, escribió versos en sueco e inglés pero, a los 29 años, usó el francés para hacerle una confesión epistolar a una joven mujer: “La Física es mi dominio, no la pluma”.

Depresivo amante de la lengua de Shakespeare, Alfred Nobel es dueño de un nombre célebre que difícilmente se puede encontrar en las tapas de los libros: el año de su muerte (1896) escribió Nemésis –una tragedia inspirada en Les Cenci, de Shelley– donde narraba el parricidio, en la Roma del siglo XVI, cometido por una mujer que había padecido incesto. Cada ejemplar de la obra fue quemado cuando el Nobel falleció y ahora solo quedan 3.

Desde 1901 los premios Nobel se entregan a hombres, mujeres y organizaciones que hayan trabajado por el progreso de la humanidad, según voluntad de su creador, un inventor, químico, ingeniero y filántropo sueco que fabricaba armas.

Los favoritos para el Nobel 2016

En esta época del año, los apostadores se dirigen a nombres excepcionales para ellos: escritores, economistas, científicos e incluso políticos. En la casa Ladbrokes, el escritor japonés, Haruki Murakami, es uno de los favoritos para llevarse el premio Nobel luego de varios años de espera, pese a que los resultados les suelen parecer impredecibles a quienes han jugado antes.

El novelista estadounidense Philip Roth –ganador del Premio Príncipe de Asturias 2012–, el poeta sirio Alí Ahmad Said Esber –mejor conocido como Adonis–, el novelista y profesor keniano Ngugi Wa Thiong’o, el escritor español Javier Marías –quien ocupa el sillón R de la Real Academia Española–, el narrador albanés Ismail Kadaré –Príncipe de Asturias en 2009– y el argentino César Aira son otros opcionados.

Desde 1974, los estatutos de la Fundación Nobel estipulan que el galardón no puede otorgarse a título póstumo, salvo si la muerte del autor ocurre después del anuncio del nombre del laureado. Antes de ese año, solo 2 personalidades desaparecidas, suecas, habían sido premiadas: el poeta Erik Axel Karlfeldt (Nobel de Literatura en 1931) y el diplomático Dag Hammarskjöld (Paz en 1961).

La presea no podrá acompañar a nombres de grandes escritores muertos, como el de Jorge Luis Borges, León Tolstói, Paul Valéry, John Updike, Vladimir Nabokov, James Joyce, Lu Xun ni Virginia Woolf. (I)

Sartre definió al Nobel como un "premio burgués"

El filósofo francés Jean-Paul Sartre (1905-1980) tejió una representación del hombre a la deriva en un universo sin Dios, rehén de su propia libertad. Esta fue la piedra angular del pensamiento sartreano.

En 1964, se le concedió el Premio Nobel de Literatura, pero lo rechazó porque “consistentemente había declinado todos los honores oficiales”, según registran los archivos de la Academia Sueca.

Sartre consideraba al Nobel un “premio burgués” y envió, el 14 de octubre de 1964, una carta a la Academia pidiéndole que no le incluyeran entre los posibles ganadores, ni ese año ni tampoco en el futuro. El filósofo francés también avisaba, con retraso, que, en el caso de que le galardonaran, rechazaría el reconocimiento. La institución lo eligió porque “su trabajo, rico en ideas y repleto del espíritu de la libertad y la búsqueda de la verdad, ha producido una influencia de muy amplio calado sobre nuestra era”.

Pese al deseo expreso de Sartre de no convertirse “en una institución”, y por el cual rechazó el galardón, el autor de La Náusea reclamó el dinero del premio. (I)

Le Duc Tho tuvo una ambiciosa idea sobre la paz

En 1973, el Nobel de la Paz le fue concedido conjuntamente al entonces secretario de Estado de Estados Unidos, Henry Kissinger, y al general y diplomático vietnamita, Le Duc Tho (1911-1990).

Los dos funcionarios fueron clave en la llegada del acuerdo de paz que se firmó para ponerle fin a la Guerra de Vietnam, pero cuando fue galardonado, Le Duc Tho no estaba convencido de que en su país habían terminado las hostilidades. El acuerdo fue suscrito por ambos funcionarios y el presidente vietnamita, Nguyen Van Thieu, permitió un cese el fuego y un intercambio de prisioneros de guerra. De todas formas, Le Duc Tho no aceptó el premio.

En 1930 cofundó el Partido Comunista de Indochina y, debido a sus actividades políticas, fue detenido y encarcelado por las autoridades francesas. Fue puesto en libertad en 1936 y encarcelado 3 años más tarde. En 1944, se trasladó a Hanoi, donde colaboró activamente con el Viet Minh, organización independentista vietnamita, y con el Partido Comunista, de cuyo Politburó fue miembro desde 1955 hasta 1986. (I)

Pasternak, entre los censurados por totalitarismo

El novelista y poeta moscovita, Boris Pasternak (1890-1960), fue nominado al Nobel de Literatura en 1958 por “sus importantes logros tanto en la poesía lírica contemporánea como en el campo de la gran tradición épica rusa“, indica en su página web la organización del Nobel.

Pese a que inicialmente aceptó el honor, el autor de Doctor Zhivago fue obligado por las autoridades soviéticas a declinar el premio. Pasternak abordó varios temas como la naturaleza, la vida, la humanidad y el amor. Su obra más aclamada está ambientada en la Rusia de la Revolución Socialista de 1905 hasta la Segunda Guerra Mundial. Las obras de Pasternak fueron prohibidas por la Unión de Escritores Soviéticos tras la nominación del Nobel hasta 1988, cuando fue levantada por el líder soviético reformista Mijail Gorbachov.

Adolfo Hitler emitió un decreto en el que prohibía que cualquier ciudadano alemán recibiera el Premio Nobel, debido a eso, los bioquímicos Richard Kuhn (1938) y  Adolf Butenandt (1939) y el patólogo-bacteriólogo Gerhard Domagk (1939) tampoco recibieron el premio Nobel. (I)

ENLACE CORTO

Cultura

Google Adsense

 

Promo-galeria

ESPECIAL MULTIMEDIA

Especial multimedia