Lunes, 04 Septiembre 2017 00:00 Cultura

Kirill Serebrennikov cuestiona a la religión con El discípulo

El cineasta ruso está acusado de malversar fondos públicos en Rusia. Desde su domicilio, donde está detenido, dice que el gobierno lo quiere censurar.
El cineasta ruso está acusado de malversar fondos públicos en Rusia. Desde su domicilio, donde está detenido, dice que el gobierno lo quiere censurar. Foto: tomado de themoscowtimes.com
Redacción Cultura

La detención del director de cine y teatro ruso Kirill Serebrennikov, el 22 de agosto pasado, interrumpió el rodaje, en San Petersburgo, de la que será su próxima película. Agentes de la policía rusa se lo llevaron: está acusado de un fraude estatal por más de $ 1 millón (970.000 euros), pero hay rumores de censura contra el realizador.

Serebrennikov es crítico con el gobierno de Vladimir Putin y eso le ha granjeado un lugar en la cultura de su país, ha participado en varias protestas en contra del régimen, además de acusar a la Iglesia ortodoxa y a la religión de ‘manipuladoras y alienantes’.

Una muestra de su lenguaje crítico, sin autocensura, es El discípulo, su más reciente producción, que acaba de estrenarse en América Latina. Mientras las voces de protesta se levantan en el mundo de las artes para presionar la liberación del realizador y guionista, de 47 años de edad, Serebrennikov permanece en casa por cárcel.

Compareció una vez ante el juez en Moscú para explicar lo sucedido con el presupuesto oficial que le asignó el Gobierno ruso a su proyecto teatral Plataforma, entre 2011 y 2014.

Meses antes de su detención, y durante su aplaudida participación en el pasado Festival de Cannes con El discípulo, Kirill Serebrennikov respondió sin tapujos algunas preguntas, que difundió el diario colombiano El Tiempo, sobre la polémica que ha generado su cinta, basada en una obra teatral escrita por su amigo y coequipero, el dramaturgo alemán Marius von Mayenburg (‘El feo’).

En el largometraje, Veniamin, un estudiante de secundaria usa los principios religiosos para manipular a quienes lo rodean y superar el miedo que le provoca el despertar sexual. “Más que miedo es su frustración. Siempre, el lado oscuro del inconsciente logra que encuentres maneras de sobrevivir a tus frustraciones, y el protagonista las ha encontrado en la religión. Él descubre que el fanatismo empodera y nadie se atreve a oponerse, excepto una profesora que es atea”, dijo el director de Hardcore Henry. (I)

 

ENLACE CORTO

Últimas noticias

Últimas noticias

Cultura

Google Adsense