Karen Armstrong recibió el Princesa de Asturias por sus estudios sobre religión

- 01 de junio de 2017 - 00:00
La pensadora británica, nacida en 1944, también participa en iniciativas para fomentar el diálogo.
Foto: AFP

La escritora británica Karen Armstrong fue galardonada este miércoles con el premio español Princesa de Asturias de las Ciencias Sociales por su labor de estudio de las religiones, una tarea fundamental para entender la sociedad contemporánea, destacó el jurado.

“Armstrong es una de las mayores autoridades actuales en el conocimiento de las tres religiones del Libro: judaísmo, cristianismo e islam”, señaló el jurado reunido en Oviedo, capital de la región de Asturias (norte). “Sobresale por la profundidad de sus análisis históricos, por su inmensa labor bibliográfica e investigadora, así como por su compromiso activo con la difusión de un mensaje ético de compasión, paz y solidaridad”.

Su bibliografía abarca obras sobre la guerra santa, los fundamentalismos religiosos y varios libros sobre Mahoma. Algunas de sus publicaciones, como Una historia de Dios, Los orígenes del fundamentalismo o Islam, han sido éxitos de ventas y traducidos a numerosos idiomas. “Al otorgar este premio, el jurado quiere destacar la relevancia del estudio de las religiones para comprender la sociedad y el mundo contemporáneos”, señaló en su acta.

La autora agradeció el premio con un pequeño escrito a la Fundación Princesa de Asturias, advirtiendo de “los tiempos peligrosos” en que vivimos. “En el mundo global contemporáneo, no podemos vivir los unos sin los otros y, sin embargo, cada vez más nos estamos replegando de forma agresiva hacia guetos nacionalistas, religiosos y culturales”, advirtió la galardonada.

“Es esencial que entendamos las aspiraciones religiosas, políticas e ideológicas y los temores de nuestros vecinos globales. Se habla mucho de ganar la batalla por los corazones y las mentes, pero no podremos hacerlo sin que sepamos lo que realmente hay en ellos”.

Nacida en Wildmoor, en 1944, Armstrong ingresó en un convento católico con 18 años, pero abandonó la vida religiosa en 1969 para estudiar literatura contemporánea.

Aun así, su carrera siguió girando en torno a la fe: en 1982 escribió y presentó una serie documental sobre la vida de San Pablo para la televisión británica y desde 1984 se centró casi exclusivamente en el estudio comparado de los tres grandes credos monoteístas.

Además, la pensadora británica también participa en iniciativas para fomentar el diálogo, entre las que destaca la Alianza de las Civilizaciones de las Naciones Unidas, lanzada en 2005 para combatir los conflictos religiosos.

También promovió en 2009 la ‘Carta por la Compasión’, una iniciativa que reunió 120.000 firmas de apoyo “para poner este valor en el centro de la religión y hacer que cualquier interpretación de los textos sagrados fomentando la violencia sea ilegítima”. Su trabajo le ha valido el título de Oficial de la Orden del Imperio Británico. (I)


Una historia de Dios

Armstrong muestra que, a lo largo de los siglos, cada religión monoteísta ha abrazado un concepto casi distinto de Dios.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: