Viernes, 18 Agosto 2017 00:00 Cultura

Íñigo Pirfano le toma el pulso a la Orquesta Sinfónica de Guayaquil

Pirfano visita por segunda vez el país. Dirige la Orquesta Académica de Madrid, donde vive.
Pirfano visita por segunda vez el país. Dirige la Orquesta Académica de Madrid, donde vive. Foto: cortesía

El español fue uno de los cinco finalistas del concurso para director titular de la agrupación. Hoy plantea un concierto con un repertorio de varias épocas.

Redacción Cultura

Por segunda vez en el año, Íñigo Pirfano (Bilbao, 1973) aterrizó en Guayaquil. La primera vez que vino al país fue en abril, en medio del calor intenso y las lluvias variables del puerto. El español llegó como uno de los finalistas para ser director titular de la Sinfónica de Guayaquil (OSG), regentada por el Ministerio de Cultura y Patrimonio.

Aunque el cargo lo ocupó el maestro Dante Anzolini, Pirfano dice que, en el concierto de audición, quedó conectado con el grupo humano de la Sinfónica y ello avivó su interés por dirigir en América Latina.

A inicios de agosto dejó Madrid, la ciudad en la que vive y donde dirige una orquesta académica, para aceptar la propuesta de ser el director invitado de la OSG. Hoy, a las 19:30, en la sala del Teatro Centro Cívico (Quito y Bolivia), dirigirá el concierto 13 de temporada de la sinfónica con un repertorio en el que ha querido recorrer todos los estilos musicales y  cumplir con uno de los postulados que considera más interesante para las sinfónicas de esta era: llegar a todos los públicos.

En su intento de ser democrático con la propuesta de la sinfónica -“para agradar a los entendidos y al gran público”, dice- propone diferentes lenguajes y épocas, una especie de “viaje musical a lo largo de toda la historia de la música”.

Así, el repertorio de hoy integra al clasicismo de Mozart con un concierto para oboe que tendrá como solista al guayaquileño Gabriel Ormaza. La serie continúa con el romanticismo de Beethoven, en ‘Obertura Egmont’; la obra impresionista de Ravel, en ‘Pavana para una infanta difunta’, a la que Pirfano considera “una música más atmosférica, vaporosa, casi sinfónica”. Finalmente, la agrupación interpretará ‘Cuadros de una exposición’, de Modest  Mussorgsky-Maurice Ravel, “una obra que es realmente un reto para un director y una manera de acreditar a una orquesta que domina a esa partitura; se muestra con una voz muy cualificada en el panorama internacional”, sostiene Pirfano.

Para el músico español, uno de sus intereses por dirigir orquestas como la de Guayaquil, surge de las relaciones que se generan en ellas y que las diferencia de las de otras latitudes. En la sinfónica, dice, hay parejas de esposos, hay gente que ha tocado junta muchísimo tiempo y, al final, las relaciones humanas que se tejen -considera- se sienten en el modo en el que suenan.

“Las orquestas europeas tienen una gran preparación, igual que las de acá, pero lo que más destaco con las orquestas de Latinoamérica, donde acabo de dirigir, como en Chile, Colombia y ahora Ecuador, es que a la preparación fantástica de sus músicos, se suma su aspecto humano, el trato es mucho más cordial, mucho más cercano, hay mayor temperatura, se siente el carácter de Latinoamérica y de ciudades como Guayaquil”.

Otro de los puntos que resalta es la misión que tienen agrupaciones como estas, a través de espectáculos gratuitos que plantean aproximar a gente que nunca ha escuchado música sinfónica a otro tipo de sonoridades.

Para Pirfano, quien también dictó conferencias de liderazgo empresarial en la ciudad, “la música ha sido escrita para cada corazón, esa es una responsabilidad para una orquesta. A mí me agrada que esa sea una de las prioridades de la OSG”.

Su postura tiene que ver con que las orquestas no pueden seguir manejándose de manera elitista, como en el pasado. “Eso no funciona. Aproximarse a todos los públicos es una responsabilidad de todos, de los músicos y la clase política. Si bien es cierto dicen que la cultura es la Cenicienta, la hermana maltratada de la gestión política, no se puede ser frívolo porque en el fondo estamos formando el modelo de ser humano del futuro”. (I)

ENLACE CORTO

Cultura

Google Adsense