Lunes, 19 Septiembre 2016 00:00 Cultura

Durante décadas su obra estuvo distante de las revisiones en español pues sus trabajos no habían sido traducidos del francés

Francia acoge los archivos de Gangotena

La entrega la harán los herederos del autor, quienes residen en Madrid. Consiste en libros, manuscritos, correspondencias y otros elementos personales.
La entrega la harán los herederos del autor, quienes residen en Madrid. Consiste en libros, manuscritos, correspondencias y otros elementos personales. Foto: gestioncultura.cervantes.es

El Instituto de Memorias de la Edición Contemporánea albergará desde el 29 de septiembre un fondo de archivos personales del autor ecuatoriano. Los fondos sirven como herramientas de investigación.

Redacción Cultura

El Institut mémoires de l’édition contemporaine (IMEC), considerado un pilar en la conservación de archivos literarios en Francia, acogerá el próximo 29 de septiembre, en una ceremonia especial, un fondo con varios archivos personales del escritor ecuatoriano Alfredo Gangotena (1904-1944).

La entrega la harán los herederos del autor, quienes residen en Madrid. El fondo consiste en libros, manuscritos, correspondencias, así como otros elementos personales del autor.

El IMEC conserva fondos similares del escritor, fotógrafo y director de cine francés, a quien se atribuye la invención del documental, Chris Marker; de la novelista y también directora de cine francesa Marguerite Duras; del historiador, docente y teórico francés Michael Foucault; del filósofo marxista Louis Althusser; o del escritor y cineasta español Fernando Arrabal, entre otros.

Gangotena tiene en común con esta serie de autores franceses, así como con Arrabal, su prolongada residencia en Francia. El poeta vivió en París entre 1921 y 1928, un factor que produjo su distanciamiento de los discursos que circulaban en nuestro país y que caracterizan la mayoría de la producción literaria nacional de aquella época.

De acuerdo con el estudio de Cristina Burneo ‘Alfredo Gangotena y la traducción: una mirada’, en París empieza la producción poética de Gangotena en francés, que durante los primeros años de escritura está sometida a la constante traducción desde su idioma materno, el español. En 1923 sus trabajos empezaron a publicarse en distintos medios del país de su residencia. Es durante ese período en el que Gangotena, además de vincular su poesía con las matemáticas y la geometría, empezó a escribir solo en idioma francés.

En su regreso a Ecuador, en 1927, el guayaquileño intentó readaptarse a su entorno sin conseguirlo. Los autores contemporáneos de entonces definían su trabajo literario a partir del rechazo a una aristocracia local, a pesar de que muchos eran parte de ella y estaban alineados con las luchas sociales de la clase media y los obreros. El trabajo de Gangotena fue ignorado, tratado de extravagante y afrancesado. Incluso, Benjamín Carrión lo excluyó de su ‘Índice de la poesía ecuatoriana contemporánea’.

“El aura de incomprendido e ‘intraducido’ que lo alejó durante décadas de la literatura hispanoamericana ha dado paso a varias reediciones de su obra en Ecuador y España, tanto anónimas como firmadas, a trabajos académicos, literarios y periodísticos”, señala Burneo en un ensayo que introduce la edición en español de ‘Bajo la higuera de Port-Cross’, una publicación que recopiló Cartas a Alfredo Gangotena de autores como Henri Michaux, Jiles Supervielle, Max Jacob, entre otros.

“Si bien esta cualidad de poeta raro se ha convertido en una condición para acercarse a su escritura, cabe mirar el archivo construido alrededor de Alfredo Gangotena como la evidencia de una recuperación. Recuperar, es decir, volver para tomar algo que estaba perdido, ir hacia atrás a fin de recoger. Recoger, releer”, agrega Burneo.

Dentro de estos acercamientos, en 2014, el programa ‘Rutas Cervantes’ recogió, a propósito del aniversario 110 de su nacimiento y el 70 de su muerte, la obra del escritor ecuatoriano, así como hizo con autores como Julio Cortázar, Carlos Fuentes, Juan Goytisolo, César Vallejo o  Pablo Picasso. A través de este trabajo se hizo una ruta del paso del autor por Francia. Esta lleva por subtítulo ‘París, la Patria Chica de Gangotena’. Se extiende sobre poco más de ocho kilómetros en la capital francesa y reúne 13 hitos de su vida en el país europeo, organizados por la historiadora Mireille de Lassus, quien presentó junto con el filósofo Georges Sebbag un panorama sobre la obra del poeta porteño, cuyo signo de identidad es el bilingüismo.

Como ocurre con esta ruta, uno de los objetivos centrales del IMEC, en Francia, al conservar los archivos personales de Gangotena, es abrir la posibilidad de continuar la indagación sobre su obra. (I)

ENLACE CORTO

Cultura

Google Adsense

 

Promo-galeria

ESPECIAL MULTIMEDIA

Especial multimedia