Sábado, 05 Noviembre 2016 00:00 Cultura

Exposición rinde homenaje a la obra de Enrique Tábara

Detalle de la pintura ‘Carmín’ (mixta sobre cartulina 75x60 cm), elaborada en 1979. Forma parte de la Colección MAAC del Ministerio de Cultura y Patrimonio.
Detalle de la pintura ‘Carmín’ (mixta sobre cartulina 75x60 cm), elaborada en 1979. Forma parte de la Colección MAAC del Ministerio de Cultura y Patrimonio. Foto: cortesía
Redacción Cultura

El 9 de noviembre, a las 19:00, se inaugurará la muestra Colección Latinoamérica, del artista Enrique Tábara (Guayaquil, 1930), en el centro cultural Simón Bolívar, antiguo MAAC.

Los  museos de la ciudad  se juntan a una serie de exposiciones y homenajes que se realizarán durante noviembre por parte de instituciones como la Universidad de las Artes o el Museo Municipal, en homenaje a una de las figuras más relevantes del arte ecuatoriano.

Tábara estudió en la Escuela de Bellas Artes y en 1955 llegó a Barcelona por una beca otorgada por el Gobierno Nacional. En Europa ingresa al Movimiento Informalista catalán y expone, junto a Dalí, Miró y Granell, en una muestra de homenaje al surrealismo; y en 1960, en Suiza, gana el segundo Premio Internacional de Arte Abstracto.

El artista retornó a Ecuador en 1964 y formó parte del grupo VAN, el cual defendía la libertad  creativa. En ese entonces, con otros artistas, organizó la antibienal como respuesta a los eventos culturales oficiales que, a veces, olvidaban lo que se creaba localmente.

En la década del 70, Tábara transitó del arte abstracto al pop, y es en ese momento cuando la figura de las piernas adquiere un carácter referencial en su obra. En el 80, los árboles esquemáticos o corpóreos se vuelven protagonistas y en el  90 incorpora los insectos, que ya estuvieron presentes en sus trabajos.

“Al pintar experimento emociones y sentimientos que se convierten en formas que jamás había sentido. Nuestra mente se vuelve receptora de lo que sucede a nuestro alrededor, y ahí nace la pintura, nuestra retina absorbe formas y colores que debemos digerir. Estoy en contra de una pintura sensual y frívola. Los artistas tenemos la obligación de educar la retina del espectador. Tenemos que elegir entre lo material y lo espiritual. En el arte no se llevan bien lo uno con lo otro”, comenta Tábara, quien, además de ser el homenajeado, es el curador de su propia muestra que espera llevarla a diferentes países de América Latina. (I)

ENLACE CORTO

Cultura

Google Adsense

 

Promo-galeria

ESPECIAL MULTIMEDIA

Especial multimedia