Miércoles, 19 Octubre 2016 00:00 Cultura

"El primer espacio que habito es mi cuerpo"

Alonso labora como profesional independiente en diseño arquitectónico e investigación del paisaje social.
Alonso labora como profesional independiente en diseño arquitectónico e investigación del paisaje social. Foto: cortesía Luis Alonso Rojas

Luis Alonso Rojas llegó desde Costa Rica a Quito para presentar sus cartografías sentimentales y del deseo.

Redacción Cultura

En 2010, el costarricense Luis Alonso Rojas iniciaba su proyecto de tesis para graduarse de arquitecto y tuvo el interés de vincular a su investigación el eje de la diversidad sexual. Cuando se acercó a sus maestros para que aprobaran el trabajo sintió en ellos una cierta resistencia con el tema.

Se encontró con una plantilla docente que desconocía lo que él planteaba y, en vez de alentarlo, le sugirieron que hiciera una investigación relacionada a lo que en ese momento estaba de moda en Costa Rica: la arquitectura tropical, o temas de bioclimatismo.

Luis Alonso se negó y culminó su carrera con una tesis con enfoque de género, que consistía en el diseño de un instituto que promoviera la diversidad sexual en su país. Ahora, sentado en una de las bancas exteriores de Arte Actual Flacso, espacio que contiene tres muestras de su trabajo que forma parte de Mapear no es habitar, siente que su proyecto de pregrado no era el que hubiera realizado, pues lo menos saludable que le puede pasar a las diversidades es que se las quiera institucionalizar.

“Mi crítica es que el abordaje de la academia en la arquitectura es muy programático. Cuando diseñamos los espacios pensamos que la persona es parte de esa proyección, y creemos que se va comportar de tal manera, y no es así. Por lo que poco a poco traté de entender el espacio desde el cuerpo. Eso es vital: reconocer que el primer espacio que habito es mi cuerpo”, cuenta Luis Alonso, quien añadió a su formación de arquitecto elementos de las ciencias sociales, específicamente la etnografía.

Empezó a registrar sus desplazamientos en la ciudad, la forma en cómo se moviliza y a observar a la gente que le rodeaba desde una mirada etnográfica. Así fue como armó cartografías sentimentales, las cuales representan, a diferencia de los mapas convencionales, la geografía cultural (es decir, el vínculo afectivo del cuerpo con los espacios).

Una de las propuestas (denominada Vía-Cruising) que presenta en Arte Actual se relaciona con lo que él llama la objetografía, que es la recolección de objetos en el espacio público y la resignificación de los mismos. “Se me ha etiquetado como arquitecto de género -dice-, pero es que yo no puedo hablar de otra corporalidad que no sea la mía”.

Cruising es el anglicismo para referirse a las prácticas sexuales entre hombres en el espacio público. Luis Alonso le agregó a esa palabra ‘Vía’, en relación a la Semana Santa. Como proyecto de maestría le habían pedido que hiciera una etnografía de la práctica religiosa y, “en vez de irme de Vía Crucis me fui de Vía Cruising”, comenta entre risas. Los cuerpos que registró en este trabajo cumplían una doble corporalidad en el entorno público: por un lado estaba aquel que reproducía las funciones sociales y, por otro, aquellos cuerpos que tenían relaciones homoeróticas.

En Vía Cruising se exponen los  testimonios de los hombres que desarrollan estas prácticas en el Parque Nacional de San José, en Costa Rica, acompañados de objetos vinculados a esos encuentros.

Otra de las propuestas que acompañan la exposición son fotografías de hombres que andan en la calle y que Luis Alonso los acosa con su teléfono celular. “El gesto -según el artista- era teorizar mi celular como una herramienta de uso de trabajo formal, que se vuelve informal cuando acoso a otra persona”.

Este trabajo  se complementa con 4 mapas sentimentales que forman parte del proyecto Tortigrafía Playótica, un neologismo construido de las siguientes palabras: tortilleras (lesbianas), ticos (gentilicio para referirse a los costarricenses) y playos (homosexuales).

“Entiendo al territorio como una construcción social, llena de imaginarios y símbolos, y lo que quiero es visibilizar eso: mostrar cómo las minorías diversas resignifican el  territorio. También me interesa generar una serie de mapas no institucionales, que evidencien las formas de producción del espacio”, puntualiza Luis Alonso sobre Tortigrafía Playótica. (I)

Datos

Luis Alonso Rojas es licenciado en Arquitectura por la Universidad Veritas.  Actualmente cursa un posgrado en Paisajismo y Diseño de Sitio, de la Universidad de Costa Rica (UCR).

Es investigador independiente y labora en consultorías de diseño arquitectónico e investigación del paisaje social. También ha publicado varios artículos sobre teoría queer y urbanismo; y es docente en la Universidad Hispanoamericana y en la Universidad Latinoamericana de Ciencia y Tecnología (Ulacit).

Además, dirige la firma de investigación y diseño LARH, que trabaja en proyectos relacionados con el paisaje corporal.

En el encuentro de Arte Actual también compartió sus experiencias y reflexiones en la mesa de diálogo ‘Cuerpo y ciudad’. (I)

Etiquetas:

ENLACE CORTO

Cultura

Google Adsense

 

Promo-galeria

ESPECIAL MULTIMEDIA

Especial multimedia