Viernes, 14 Julio 2017 00:00 Cultura

El Ileana Espinel culmina su décima edición en el MAAC

Este año la Universidad Politécnica Salesiana, el Centro Ecuatoriano Norteamericano, la Alianza Francesa y el MAAC funcionaron como sedes del encuentro.
Este año la Universidad Politécnica Salesiana, el Centro Ecuatoriano Norteamericano, la Alianza Francesa y el MAAC funcionaron como sedes del encuentro. Foto: Cortesia Festival Ileana Espinel
Redacción Cultura

Los escritores internacionales invitados al Festival Internacional de Poesía Ileana Espinel se hospedan a una cuadra del parque Centenario.  Un día antes de que la jornada de lecturas poéticas concluyera hubo un alboroto alrededor: un grupo de policías armados ejecutaba un operativo contra taxis piratas. Había demasiado tráfico, pero los poetas desayunaban y hablaban de sus países, impávidos. El ruido se volvió el  soundtrack de Latinoamérica.

Para Marta Sanz, el encuentro en una ciudad a la que llegó por primera vez tiene que ver mucho con aprender de lo humano. Ella y un grupo de escritores llegaron a Guayaquil el lunes. Su vuelo se detuvo en el aeropuerto de Tababela, pasaron varios días en la capital y tomaron un carro para recorrer un poco el país, dormir en el Cotopaxi, mirar el Quilotoa y bajar hasta Cuenca y El Cajas, hasta llegar a Guayaquil.

“Es realmente una grata experiencia estar en esta ciudad”, dijo el escritor y crítico de arte Miguel Ángel Hernández, durante uno de los conversatorios en la Universidad Politécnica Salesiana.

Los españoles Francisco Robles y Olga Martínez contaron cómo empezaron la colección de ensayos de la editorial Candaya, con lecturas sobre la obra de Roberto Bolaño. Este trabajo se considera un hito editorial, pues cada libro está acompañado de películas donde los directores reciben como pago cervezas “porque no hay para más”. Como  pequeña editorial, ellos se atreven a incursionar en modos que no se usan a nivel comercial.

Los autores invitados hablaron de los hitos de la poesía hispanoamericana, sobre editoriales y la gestión cultural, y hubo un diálogo sobre la musicalidad de la obra de Pablo Montaya. La poeta venezolana María Auxiliadora Álvarez presentó la antología de su obra Las nadas y las noches y Piedra en Ü.

Hoy el festival concluye con lecturas en el colegio Sudamericano, una intervención de poetas locales en el parque Seminario y una lectura de los autores que llegaron a la ciudad por la poesía, desde las 19:00, en el MAAC. (I) 

 

 

ENLACE CORTO

Cultura

Google Adsense

 

Promo-galeria