El Festival de las Artes Vivas 2017 costará $ 3 millones

| 19 de Agosto de 2017 - 00:00
Patricio Vallejo Aristizábal, Director artístico del II festival; Raúl Pérez Torres, ministro de Cultura y Patrimonio y Gabriel Cisneros, viceministro subrogante.
FOTO: Fotos: Álvaro Pérez / El Telégrafo

Aumento en los valores de producción del certamen se debe a la promoción internacional, según funcionarios.

El último día de la presidencia de Rafael Correa Delgado, uno de los miembros más jóvenes de su gabinete, Andrés Arauz Galarza, le dijo a este diario que “la intención del Festival Internacional de las Artes Vivas de Loja (FIAVL) es que sea equivalente a una supercarretera”.

Arauz gestionó la firma de un contrato por $ 5’600.000 para la realización de dos ediciones del evento masivo que puso en debate a las artes escénicas del país. La gestión se hizo desde el Ministerio de Cultura y Patrimonio (MCyP), cartera que se le encargó a Arauz, mientras era titular del ahora disuelto Ministerio Coordinador de Conocimiento y Talento Humano (Mccth).

La ‘supercarretera’ de las artes escénicas tiene una estructura fija: el Teatro Nacional Benjamín Carrión Mora (para cuya construcción el gobierno pasado invirtió $ 22 millones). Y unos actores móviles: los elencos y artistas convocados cada año a través de una organización que el Estado lleva a cabo contratando a empresas privadas.

La compañía limitada Satre Comunicación Integral —cuyo gerente general es Dany Jiménez Ayala— fue la coorganizadora del primer FIAVL, cuyo costo de producción fue de $ 1’933.000. Arauz cree que, en la edición inaugural, “no incluyeron atraer a espectadores desde otras ciudades del país, lo cual implica una promoción, tarifas especiales y otra logística”. Ese fue el motivo para que se buscaran nuevos servicios, según las fuentes consultadas.

María José Zurita, exfuncionaria del MCyP —y organizadora del campamento universitario del primer festival—, le dijo a EL TELÉGRAFO que el monto total del primer FIAVL fue de $ 2’120.000, es decir que unos $ 200.000 adicionales a lo planificado se invirtieron en 2016.

La cifra estimada para la gestión del festival lojano, en un inicio, era de $ 1’100.000. “La vez pasada tuvimos que hacer gestiones con la Secretaría de Gestión de Riesgos, con las Fuerzas Armadas y hasta con las universidades para lograr que la gente pueda asistir”, admitió Arauz, para quien “hubo una organización bastante precaria, con unas condiciones insuficientes”. La Corporación que se contrató este año, Stargroup (Ekos), contrató a su vez a Satre para la logística y producción del Segundo FIAVL.

En el MCyP hubo varios funcionarios que no estuvieron de acuerdo con el contrato. El pasado 24 de abril, el entonces ministro Raúl Vallejo Corral solicitó la Licitación de servicios para continuar con el festival que, en principio, iba a ser bienal. El monto de referencia a invertirse este año, publicado en el portal del Sercop (Servicio Nacional de Contratación Públicas), fue de $ 1’137.684,21 (sin IVA). Pero el proceso fue cancelado a día seguido  mediante una resolución (MCYP-MCYP-2017-060) emitida por Arauz Galarza, quien fue ministro encargado de Cultura del 25 de abril hasta el 24 de mayo. Vallejo Corral renunció el pasado 25 de abril, motivado por su oposición a la manera propuesta de hacer el festival.

La firma de un nuevo contrato con Stargroup, a través de Régimen especial, tiene el valor de 5’600.000 y lleva la firma de Mauricio Murillo Wellenius, apoderado de Stargroup, en ausencia de Ricardo Dueñas (gerente de la empresa), quien estará fuera del país durante un año a causa de “una misión para una de las dependencias de la ONU, en Washington, EE.UU.”, según Dennise Aguilar, funcionaria de Ekos.

Los desacuerdos sobre la gestión del FIAVL en el MCyP durante el mes de gestión de Arauz provocaron la renuncia de algunos funcionarios y la remoción de otros. Karla Reinoso, quien se desempeñó como asesora del ministro, renunció a la Subsecretaría de Emprendimientos Artes e Innovación el pasado 26 de abril. Como la creatividad es el “área requirente del festival”, el cargo habilitó a Reinoso para que fuera una de las principales organizadoras del primer certamen teatral y su dimisión se debió a sus discrepancias en relación con el nuevo contrato.

Su sucesor, delegado por Arauz, fue Luis Vallejo Bravo, quien renunció alegando ‘razones personales’ (Memorando MCYP-STAC-2017-0276-M) el pasado 8 de mayo.

María José Zurita asumió la Subsecretaría del MCyP y avaló el contrato, el 18 de mayo, mediante un “Informe de selección de proveedor idóneo”. En una entrevista que concedió a este diario en la sede de la Orquesta Sinfónica de Guayaquil —de la que es Directora ejecutiva desde el último 12 de julio—, Zurita dijo que el contrato “pasó (se aprobó) sin sobreprecio: yo verifiqué cada uno de los procesos en la parte de producción, que son exactamente iguales a como se hicieron el año pasado, donde se sobrepasó los $ 2 millones porque se trabajó con medios, por régimen especial de comunicación; y con la Subsecretaría de Emprendimientos, con la cual se hizo un (acuerdo) complementario”.

Ekos no ha detallado los montos a invertirse en promoción internacional pese a que este Diario se las solicitó esta semana. La promoción fuera del país se fijó, en primera instancia, en $ 580.000, pero ese valor se destinará al programa ‘Camino a Loja’, a través del cual 12 grupos teatrales del país actuarán en una docena de provincias antes del encuentro que iniciará el próximo 16 de noviembre hasta el día 26 de ese mes. Esta medida, difundida después de una reunión entre Dueñas y el Ministro de Cultura y Patrimonio, Raúl Pérez Torres, se hizo pública a causa de un pronunciamiento en la plataforma Twitter del expresidente Correa, el 5 de julio, en el cual manifestaba su desacuerdo.

Correa Delgado declaró prioritario al FIAVL con la firma del Decreto ejecutivo 1416 a seis días de dejar el cargo. Pérez Torres solicitó a Contraloría revisar el último contrato.

Ekos deberá presentar una propuesta curatorial que aprobará el MCyP, pero los empresarios no se han pronunciado sobre el tema. Andrea Guerrero, productora de Satre, dijo vía telefónica que la preproducción del Festival de Loja empezó en julio “debido a la transición de ministros” y que aún no hay un contrato definido entre Ekos y Satre, pese a que el segundo ente ya está trabajando en el FIAVL. De hecho, hace un mes, Satre contrató a Patricio Vallejo Aristizábal como Director artístico del FIAVL por su experiencia en el primer festival, en el que se desempeñó como Gerente.

La edición 2017 del Festival de las Artes Vivas de Loja costará $ 3 millones y, el siguiente, $ 2’600.000. Hasta el momento, 12 grupos internacionales han confirmado su participación y Vallejo Aristizábal —junto con Gabriel Cisneros Abedrabbo, Viceministro subrogante de cultura— dice que se han reunido con colectivos nacionales para que se integren a través de la convocatoria presentada esta semana.

Contadores de Mentira, de Brasil; Mud Gallery, de España; Accordanzéam, de Francia y Astris Haad, de México están entre los elencos que llegarán al país. Chile, Argentina, Cuba y Colombia completan el cartel. (I)