Viernes, 27 Enero 2017 09:50 Cultura

El anuncio se hizo el jueves 26 de enero en la noche

Literatura ecuatoriana gana Casa de las Américas

Ernesto Carrión publicó en el último año cuatro novelas y Raúl Vallejo una.
Ernesto Carrión publicó en el último año cuatro novelas y Raúl Vallejo una. Foto: Archivo / EL TELÉGRAFO

Ernesto Carrión fue galardonado en la categoría novela. Raúl Vallejo recibió el José Lezama Lima dedicado a la poesía.

Redacción Cultura

“¿Dónde ha estado la narrativa ecuatoriana sin una plataforma de lectores?”, se pregunta Ernesto Carrión, horas después de que Casa de las Américas anunciara a los ganadores de la edición 58 de su premio literario. Carrión ganó el apartado de novela por un libro de 190 páginas que tituló Incendiamos las yeguas en la madrugada.

En la misma lista de condecorados figura el nombre del escritor Raúl Vallejo, actual ministro de Cultura y Patrimonio de Ecuador, quien obtuvo el Premio de poesía José Lezama Lima por la obra Mística del Tabernario.

Para el narrador dominicano Rey Andújar, uno de los miembros del jurado en la categoría de novela, el Premio Casa de las Américas pone el ojo en elementos que no son tradicionales para otros centros de su tipo. “Con los problemas editoriales en todo el mundo, este galardón garantiza la publicación y el prestigio de los autores, abriendo muchas puertas”, dijo Andújar.

Carrión dejó de escribir poesía en 2015, tras la publicación de su tratado lírico titulado ø (Vacío) y va por el cuarto premio literario a su trabajo en novela. Él cree que en un contexto en el que la narrativa nacional genera muchas dudas porque no existe una plataforma de lectores, estos premios ayudan a publicar y a ganar económicamente por un trabajo que en la mayoría de editoriales locales lo termina pagando el escritor.

Incendiamos las yeguas en la madrugada

La novela de Carrión fue seleccionada como ganadora en un jurado conformado por Rey Andújar (República Dominicana), Juan Cárdenas (Colombia), Milton Fornaro (Uruguay), Ana García Bergua (México) y Ahmel Echevarría (Cuba).

La obra aborda la historia de cinco adolescentes que crecen en las arenas movedizas del sur de una ciudad que no tiene nombre, pero que, a decir del autor, “evidentemente es Guayaquil”.

De acuerdo al autor, la novela habla de una década de rock, drogas y billar. Carrión dijo que pretende de ser fiel con su trabajo en narrativa, como lo fue con la poesía. “Trato de hacer que los libros tengan su propia voluntad, su propio espíritu, que la historia adquiera su propia forma, no parecerme a nadie, no escribir con cuadrícula, escribir historias llenas de personajes y esos personajes solo pueden ser reales, porque eso de que una persona se inventa un personaje o lo sueña no existe”, dice el autor.

El jurado de novela considera la novela de Carrión como un “crudo relato social (...) que arroja luces sobre una situación humana observable en todo el continente”, de acuerdo al acta. Para Carrión, crecer en el sur siempre ha significado un combate biológico y existencial dentro de los límites urbanos. “Llegar al norte, para estos personajes del sur, es una idea conflictiva y pujante; pero es también la situación sicológica de todo un continente, al que se le ha vendido la idea de las "bondades" del norte y de alcanzarlo como si fuera un mejor sitio".

Mística del tabernario

Uno de los premios especiales que entrega Casa de las Américas es el José Lezama Lima y este año lo recibió el escritor y actual ministro de Cultura y Patrimonio, Raúl Vallejo Corral, por Mística del tabernario. El poemario fue publicado en 2015 por Casa de Libros Editores en la Colección Los Torreones Poesía, en Colombia.

Para el escritor Marcelo Báez con este premio Vallejo “pasa a ser parte de una galería importante junto a autores como Raúl Zurita, Juan Manuel Roca y Juan Gelman”. La cronista María Fernanda Ampuero considera que este reconocimiento “reafirma lo que ya sabíamos: Vallejo es un extraordinario escritor”.

En 2015, Vallejo ganó el Premio Internacional de Novela Héctor Rojas Herazo, con su biografía ficticia novelada sobre José María Velasco Ibarra, El perpetuo exiliado.
En el prólogo de Mística del tabernario el poeta colombiano Mario Arbeláez Ramos lo describe como “un libro intrépido y contundente, cocido al hueso de los tiempos que vivimos, poesía coloquial, narrativa, pícara, zumbona, contestataria”.

En un ensayo del poeta cubano Roberto Fernández Retamar, desde su título, la obra de Vallejo rinde homenaje a Taberna y otros lugares, que en 1969 le significó al salvadoreño Roque Dalton el Premio de Poesía Casa de las Américas. “Y varias fueron también las poéticas de Dalton en el libro mentado. Al serle fiel, Raúl Vallejo nos ofrece una obra polifónica: no solo en sus cinco partes, sino también en el interior de ellas”, expresó Fernández. 

DATOS

Autores de seis países figuran entre los condecorados por el premio literario Casa de las Américas. Este año se recibieron 400 obras.

Los autores cubanos García Blanco y Emilio Jorge Rodríguez recibieron el premio de poesía y estudios sobre la presencia negra en la América y el Caribe contemporáneo, respectivamente.

El galardón en ensayo de tema histórico-social fue para América pintoresca y otros relatos ecfrásticos de América Latina, del colombiano Pedro Agudelo Rondón.

El premio de literatura brasileña fue para la novela Outros cantos de Maria Valéria Rezende. El premio especial de narrativa José María Arguedas de narrativa fue para Tríptico de la infamia, del colombiano Pablo Montoya. (I)

ENLACE CORTO

Últimas noticias

Últimas noticias

Cultura

Google Adsense