Jueves, 10 Noviembre 2016 08:17 Cultura

Leonard Cohen se despidió al ritmo de sus versos oscuros

Leonard Cohen, músico y poeta.
Leonard Cohen, músico y poeta.
Redacción Cultura

Hay poetas que no necesitan el premio Nobel para que su voz sea universal. El tono del canadiense Leonard Cohen (1934-2016) era como el susurro de las brasas: encandilaba, susurraba que la música folk -aquella que volteó los oídos de la Academia Sueca hacia Bob Dylan- tendría, para siempre y como una evocación, un eco poético.

Hace un mes, Cohen publicaba You Want It Darker, un susurro perentorio a través del cual decía estar “fuera de juego -en la canción homónima-. Preparado, mi señor”.

Leonard, de origen judío, tomó la pluma antes que el micrófono y 5 de sus libros de versos vieron la luz entre 1959 y 1966. Entonces lo compararon con un irlandés que también solía llevar sombrero, James Joyce, pero, transcurrido un año de su primer eco viajó a Nueva York, Estados Unidos y se hospedó en el hotel Chelsea, hogar y destino de músicos que parecen inmortales.

El productor John Hammond había descubierto a Billie Holiday y a Dylan antes de conocer al canadiense, con quien grabó Songs of Leonard Cohen, un disco que parecía proyectar imágenes en canciones como ‘Sisters of Mercy’ o ‘So Long, Marianne’.

Las colaboraciones del músico siempre nacieron de ideas frescas, aunque tuvieran altibajos comerciales como resultado. La versión folk de ‘The Partisan’ -esa pieza que conforma el soundtrack de la II Guerra Mundial con el nombre ‘La complainte du partisan’- no solo hizo reconocible el estilo de Cohen, sino que lo confirmó como un narrador de la guerra que metaforizaba las batallas cotidianas.

Más de 2 décadas viviendo en Nueva York hicieron que trascendiera el folk con el uso de sintetizadores. A diferencia de Dylan -cuyo giro eléctrico, se sabe, hizo que le espetaran ‘Judas’ en un concierto-, Cohen le decía ‘I’m Your Man’ al mundo con una innovación que no le quitó el sombrero de dandy. ‘El hombre’ -muerto a los 82 años- recibió el Premio Príncipe de Asturias de las Letras en 2011 y confesó que se lo debía a otro poeta, Federico García Lorca. (I)

Etiquetas:

ENLACE CORTO

Cultura

Google Adsense

 

Promo-galeria

ESPECIAL MULTIMEDIA

Especial multimedia