Jueves, 02 Marzo 2017 00:00 Cultura

Dos exploradores descubren las joyas de oro más antiguas de la edad de Hierro

Las prendas fueron encontradas en distintos sitios, y estaban ubicadas a un metro de distancia.
Las prendas fueron encontradas en distintos sitios, y estaban ubicadas a un metro de distancia. Fotografía: cortesía museo británico

De acuerdo con el Museo Británico, la institución pública que más conoce sobre el tema, el hallazgo arqueológico es de importancia internacional.

Leonardo Boix, corresponsal en Londres, Reino Unido

Tres collares y un brazalete de oro de unos 2.500 años de antigüedad fueron hallados por dos entusiastas aficionados a la detección de metales en un campo de Staffordshire, en el norte de Inglaterra, descubrimiento considerado como uno de los más importantes de la Edad de Hierro en las islas británicas.

Mark Hambleton y su amigo Joe Kania, ambos amigos de la infancia, hicieron el hallazgo en diciembre pasado en una zona agrícola de los Staffordshire Moorlands.

Las joyas, que poseen decoraciones celtas y están hechas de oro de 18 quilates, fueron bautizadas con el nombre de “Torques Leekfrith”.

Ahora los expertos evalúan si deben ser consideradas como “tesoro nacional”.

Según el Museo Británico, la institución pública que más conoce sobre el tema, el hallazgo arqueológico “es de importancia internacional”.

“Estamos hablando posiblemente de las piezas de oro más antiguas de la Edad de Hierro jamás halladas en nuestras islas”, afirmó Julia Farley, experta del departamento de arqueología de ese museo.

Farley, que además es la encargada de las colecciones europea y británica de objetos de la Edad de Hierro del British Museum, confirmó que las joyas “datan de entre 400 a 250 AC”.

“Estos torques (collares) fueron probablemente utilizados por mujeres ricas y poderosas, tal vez habitantes del continente europeo que se casaron aquí en nuestro territorio”, agregó.

“Determinar cómo estos objetos terminaron siendo enterrados en el campo de Staffordshire nos dará un panorama muy preciado acerca de la vida durante la Edad de Hierro en las islas británicas”, subrayó la especialista.

Según Farley, los tres collares y el brazalete habrían sido elaborados por artesanos en lo que hoy es Alemania o Francia.

Las joyas fueron encontradas en distintos sitios, y estaban ubicadas a un metro de distancia cada una.

Hambleton contó que habían salido con su amigo y sus respectivos detectores de metales, y estaban a punto de regresar a casa porque no hallaban nada en el lugar, cuando Kania hizo el primer descubrimiento.

“Casi nos íbamos de ese sitio, pero Joe me dijo que le parecía haber hallado algo. Cuando desenterramos los collares nos quedamos totalmente sin palabras”, agregó el joven.

Hambleton dijo que en el pasado solo había encontrado alguna moneda de la Era Victoriana.

Los británicos decidieron llevar las piezas encontradas al Museo Británico, para que los expertos determinaran su antigüedad y valor.

Serán evaluadas

Las joyas quedaron ahora en manos del Museo de Birmingham, en el centro del país, y se determinará si las piezas deben ser consideradas como un “tesoro nacional”.

Los dos ingleses que descubrieron el tesoro dijeron que compartirán el dinero que obtengan de las joyas, y lo dividirán con el granjero en cuyo campo se hallaron los valiosos collares de oro.

Por su parte, el propietario de la tierra donde se hizo el hallazgo, el granjero inglés Stuart Heath, dijo que es “sorprendente” que se descubrieran semejantes joyas “las cuales estuvieron enterradas por tanto tiempo”.

“Varios arqueólogos habían explorado estas tierras en el pasado, pero no habían hallado nada. Los dos jóvenes fueron muy afortunados”, subrayó.

En tanto, el alcalde de Staffordshire, Philip Atkins, dijo que todo el condado “está orgulloso” de semejante hallazgo.

“Somos increíblemente afortunados de haber sido el sitio donde se encontraron estas piezas excepcionales. Ahora esperamos con ansias saber más acerca de la historia secreta detrás de estas joyas históricas”, destacó.

La Edad de Hierro, que en las islas británicas comenzó aproximadamente en el año 750 AC con la llegada de la tecnología del hierro desde Europa meridional, estuvo marcada principalmente por la aparición de la agricultura más eficiente, ya que el arado con la punta de hierro permitía trabajar la tierra con mayor velocidad que el de bronce e hizo al hierro popular en el campo.

Fue un período en el que una nueva onda de colonización se asentó en las islas británicas, los celtas, que además de ser grupos tribales altamente organizados que practicaban el paganismo, eran artesanos muy hábiles que producían desde joyas con motivos intrincados hasta armas de hierro. (I)

ENLACE CORTO

Últimas noticias

Últimas noticias

Cultura

Google Adsense