Viernes, 04 Noviembre 2016 00:00 Cultura

De la Tierra a la Tierra, una mirada al consumo

A través de las llamadas “teorías especulativas”, esta muestra cuestiona las formas de habitar y habitarnos.
A través de las llamadas “teorías especulativas”, esta muestra cuestiona las formas de habitar y habitarnos. Foto: Miguel Jiménez / El Telégrafo

La muestra se inauguró en el Centro Cultural Metropolitano a fines de octubre y estará hasta inicios de diciembre.

Redacción Cultura

Los audífonos están empotrados en una pared blanca, tras un vidrio. Y los auriculares tienen gran tamaño, uno capaz de cubrir una oreja; tienen forma cónica, lo cual permite que puedan producir sonidos sin necesidad de electricidad. Son caracolas, esas que producen el extraño y ventoso sonido del vacío. La contemplación de la naturaleza produce reflexiones, un proceso que ha sabido rescatar el arte contemporáneo.

La exposición De la Tierra a la Tierra, que fue curada por Bea Conte, se enfoca en la intensa relación que las sociedades de consumo establecen con sus entornos naturales o creados por acción humana. Fue inaugurada en el Centro Cultural Metropolitano (MET, García Moreno 887 y Espejo) el pasado 25 de octubre e incluye reflexiones sobre la ocupación del territorio, sus efectos y la objetivación de la mujer.

En una de las guías escritas del MET dice que la muestra internacional parte de “marcos conceptuales que incluyen teorías especulativas, ideas sobre la transformación de la geografía y la posibilidad de un futuro multidimensional”.

Estará abierta hasta el 15 de diciembre y las obras son de los artistas Bridget Batch, Ilich Castillo, Juana Córdova, Beatriz Cortez, Stephanie Deumer, Kyle Johanson, Andre Keichian, Elena Lavellés y Elizabeth Webb, Kang Seung Lee y Paúl Rosero Contreras.

Este último artista, quiteño, ha explorado la fotografía, el sonido experimental, la biofilosofía y el performance audiovisual. En ‘Salute to Bikini’, la instalación está compuesta por una proyección de video sobre un dibujo hecho con sal, impreso en 3 dimensiones.

Sobre la filosofía de su trabajo como artista, Rosero le dijo al periodista Óscar Segura -de la revista Mundo Sputnik-: “(...) Vivimos en una etapa de la historia donde la ciencia moderna dictamina lo que conocemos como verdad. Esta idea me resulta insuficiente, pues considero que en una misma entidad confluyen creencias, raciocinio, sensaciones, fantasía, instinto, entre otras cosas. Entonces procuro desarrollar proyectos donde estas categorías se igualan en un mismo horizonte y, de esta forma, la experiencia de una posible audiencia no es la de una búsqueda de entendimiento lógico, sino que se desborda hacia las infinitas fauces que como humanos aún tenemos por explorar”. (I)

ENLACE CORTO

Últimas noticias

Últimas noticias

Cultura

Google Adsense

 

Promo-galeria

ESPECIAL MULTIMEDIA

Especial multimedia