Corte de Brasil suspende fallo clave sobre tierras indígenas

| 17 de Agosto de 2017 - 00:00
En Brasil viven 896.900 indígenas (que representan el 0,4% de los 202 millones de habitantes) y sus áreas ocupan el 12% del territorio del país.
FOTO: Foto: AFP

La Corte Suprema de Brasil suspendió a última hora el juicio de un caso con potencial para afectar los derechos de los indígenas a sus tierras ancestrales, parte de una disputa con el agronegocio.

Decenas de indígenas se congregaron frente a las puertas del Supremo Tribunal Federal (STF), muy lejos de la masiva manifestación que se esperaba asistiese a la definición del caso postergado.

“Los indígenas viven bajo amenaza en Brasil justamente por la falta de demarcación de sus territorios. Una vez que los pueblos se organizaron para reclamar sus tierras pagaron un precio por eso a manos de los latifundistas que están ahí, y los pistoleros que contratan para impedir la lucha”, dijo Lindomar Ferreira, líder de la etnia Terena.

Se esperaba que el máximo tribunal pudiera sentenciar tres procesos con efectos sistémicos sobre las normas actuales para reconocer la propiedad de territorios indígenas, especialmente en la Amazonía.

Pero la corte retiró el caso más sensible luego de que la Fundación Nacional del Indio (Funai), órgano del Ejecutivo responsable del tema y una de las partes del litigio, solicitara incorporar nuevos elementos al expediente.

Las otras dos causas que sí fueron juzgadas tuvieron una evaluación positiva por las organizaciones que protegen los derechos de los pueblos originarios, que las consideraron un precedente positivo, ya que denegaron el pago de una indemnización al estado de Mato Grosso por la expropiación de tierras del Parque Nacional Xingu y las reservas Nambikwára y Parecis.

Uno de los puntos clave de la disputa aún pendiente es la llamada “tesis del marco temporal”: un criterio jurídico que sostiene que solo pueden reivindicar sus tierras ancestrales -un derecho garantizado en la Constitución de 1988- aquellos indígenas que estaban ocupándolas al momento de la promulgación de la Carta Magna, o que puedan probar que fueron expulsados de allí por la fuerza. En Brasil viven 896.900 indígenas y sus áreas ocupan el 12% del territorio. (I)