Casa del Alabado tendrá recorrido en el Inti Raymi

- 17 de junio de 2017 - 00:00
El Museo-Casa del Alabado resguarda 5.000 piezas patrimoniales de oro, cerámica y madera, 500 de las cuales están expuestas de forma permanente.
Foto: Carina Acosta / El Telegrafo

El museo acogerá actividades en torno a esta celebración y al grano de oro.

El Museo de Arte Precolombino Casa del Alabado es el primer repositorio basado en un eje curatorial, el de la espiritualidad indígena. En esa ruptura de órdenes cronológicos y relatos arqueológicos se realizará el recorrido ‘El Inti Raymi y el grano de oro’, el próximo 25 de junio.

El centro cultural –una casa del siglo XVII, construida en 1671– está ubicado en las calles Cuenca N1-41 y Bolívar, del Centro Histórico de Quito. En él se exponen los legados ancestrales andinos, relacionados con los ciclos de la agricultura.

“El cultivo de algunas especies, sobre todo la del maíz o grano de oro, es clave para comprender el trabajo de la tierra en relación con el cambio climático, los eventos astronómicos como solsticios y equinoccios, y múltiples aspectos sociales y culturales regidos por el calendario andino”, dice el texto de una de las curadurías.

En el calendario andino existen cuatro conmemoraciones, una por cada solsticio y equinoccio. En 2016, El Alabado celebró el Kuya Raymi y Kapac Raymi, y en el 2017 integró el evento del Pawkar Raymi en la localidad de Peguche, provincia de Imbabura.

La investigadora del museo, Alejandra Sánchez, le mostró a este diario una liana (foto), enredadera de la Costa que simboliza el tránsito entre el mundo terrenal y uno superior. “Hay un mito shuar, sobre una zarigüeya que se asustó y trepó por la liana. Luego llegó a contarles a las divinidades lo que pasaba en la tierra”, dice la experta. Un diálogo en doble vía, entre el mundo de abajo y uno trascendental, a través de muyuyos y bejucos, en varias regiones, es explicado en el museo que dirige María Fernanda Cartagena.

El Inti Raymi, que se celebra en varias ocasiones a partir del 20 de junio, es una de las fiestas ancestrales más populares en los pueblos y nacionalidades indígenas de la región andina ecuatoriana.

Las culturas Carchi, Pasto, Puruhá, Jama, entre otras están presentes en las 500 piezas, varias de las cuales están agrupadas en metales, donde hubo un desarrollo de joyería, en el cual destaca La Tolita (500 a.n.e. - 500). Hay piezas de oro móviles y los muestrarios se organizaron con un criterio estético.

En la sala de ‘Mundos paralelos’ están los opuestos complementarios representados por las distintas culturas ancestrales. Sánchez muestra una compotera, usada para la elaboración de bebidas rituales, que está hecha con dos personajes que miran en direcciones distintas, como una de las formas de complementariedad de lo adverso.

El recorrido en El Alabado tendrá una duración aproximada de 45 minutos y, una vez culminado, se ofrecerá una degustación que fusiona los elementos típicos de la fiesta y aquellos relacionados con los contenidos del museo.

Jimena Jurado Llosa, propietaria de La Guagua Cultura Culinaria, cuenta que para el Inti Raymi harán un plato que contendrá ingredientes típicos de la celebración, como el maíz y la papa, pero también plantas que constituyen el recorrido, como guayusa, hierbaluisa y coca, además de su chicha de horchata. (F)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: