Jueves, 27 Abril 2017 00:00 Cultura

Candidatos al Núcleo de Pichincha aún discuten sobre la autonomía

El actor Patricio Guzmán Masson fue delegado por los convocantes al foro para moderar el debate en la CCE.
El actor Patricio Guzmán Masson fue delegado por los convocantes al foro para moderar el debate en la CCE. Fotos: John Guevara / El Telégrafo

Javier Cevallos, Francisco Ordóñez, Simón Zavala y Marco Orozco son los postulantes al cargo. La Junta Electoral de la CCE desestimó las impugnaciones.

Redacción Cultura

Las elecciones de autoridades provinciales para la Casa de la Cultura serán el 5 de mayo. Hay 4 listas.

En la sala Demetrio Aguilera Malta, de la Casa de la Cultura Ecuatoriana (CCE), se instaló una mesa que apenas alcanzaba para los cuatro postulantes a dirigir el Núcleo pichinchano de la institución y un moderador. Luego de que los candidatos dieran sus propuestas, el primer tema que discutieron fue el del presupuesto que para el año pasado fue de $ 9 millones, monto que la Casa también recibirá en 2017.

Era una noche lluviosa, de martes, y en las butacas había gestores culturales y artistas: miembros de las ocho organizaciones que convocaron al debate y personas que se habían inscrito en el RUAC, el registro que les permitirá votar el 5 de mayo, cuando sean las elecciones.

El gestor Nelson Ullauri presentó el evento. “El objetivo —dijo— es hacer una nueva Casa de la Cultura (...) Se trata de depurar esas asperezas del sector cultural para lograr que haya cambios”.

El evento coincidió con el encargo del Ministerio de Cultura y Patrimonio (MCyP) a Andrés Aráuz luego de que el presidente Rafael Correa aceptara la renuncia de Raúl Vallejo. Este último, escritor y exembajador, fue uno de los principales artífices de la aprobación de la Ley Orgánica de Cultura en la Asamblea Nacional a fines del año pasado, articulado que hizo posible los comicios.

Cristian Vicente, vocero de la Red Cultural del Sur, preguntó a los candidatos ¿qué porcentaje económico se destinará a las actividades en territorio?. Francisco Ordóñez, de la Lista 2, señaló que, de ser elegido, coordinará con los GAD (Gobiernos Autónomos Descentralizados) sus acciones y que la sede del Núcleo podría estar en el sur de Quito, “para obligar al Estado a que haga una nueva infraestructura”.

Javier Cevallos Perugachi, de la Lista 1, habló de evitar la “gratuidad indiscriminada” y pensar en una focalizada, que genere público como lo hacen los gestores independientes y sostenibles. “Hay que entender que ningún Estado en el mundo puede sostener a todos sus gestores, por lo que hay que apalancarnos en la autogestión, coordinando”.

Marco Orozco, de la Lista 4, dijo que crearía un Consejo Ciudadano Sectorial con funciones de veedor en temas de gestión y financieros. “Pasaremos de convenios de uso de espacio a esquemas de espacio concertados que incluyan límite de uso y corresponsabilidad”.

Simón Zavala, de la Lista 3, explicó que la gratuidad del trabajo de los artistas se terminaría en su gestión y que presentaría un proyecto de ley a la Asamblea para que se asignen nuevos presupuestos.

La distribución del presupuesto de la CCE para 2017 ($ 8’500.000) contempló dos asignaciones fijas:

$ 1’981.741 para el Ballet Nacional (dirigido por Rubén Guarderas, quien fue designado presidente del Núcleo de Pichincha en 2010, aunque este no entró en funciones) y     $ 196.533 para el Ballet Folclórico Nacional Jacchigua. El monto que recibió la Casa, entonces, fue de $ 6’325.662. En años pasados, los gastos administrativos rondaban el 40 % de lo recibido. Y el actual presidente de la institución, Raúl Pérez Torres, solicitó, de forma recurrente, un aumento de las asignaciones.

La autonomía aún está en debate

El ‘ente rector’ de la cultura será el MCyP, según mandato constitucional, es decir que la Cartera de Estado definirá las políticas culturales. El ‘ente ejecutor’ de estos planes será la CCE, según la Ley del ramo. La aplicación de estos principios dependerá de los reglamentos que están elaborándose. La contradicción salta a la vista: los postulantes a ser autoridades provinciales de la Casa desconocen cuál será su marco de acción en concreto y tampoco saben qué espacios, que no sean los de la Sede Nacional (antes llamada Matriz), se les asignarán.

En cuanto a la autonomía, entendida como la capacidad institucional de tomar decisiones propias, el articulado habla de lo administrativo y financiero. Pero hay más contradicciones: Zavala dice que “es necesario fiscalizar el manejo de los recursos económicos que provienen del Estado (...) Hay que clarificar las cosas más allá de la Contraloría”.

Cevallos Perugachi coincidió en la importancia de la transparencia (“el lobby personal es un grave problema de la cultura de este país caudillista”) y sostuvo que “la imposición de una línea estética” iría en desmedro de la autonomía, razón por la que cuestiona la integración de la palabra ‘inclusión’ en su discurso. El cineasta Bernardo Cañizares, en representación de Orozco, explicó que la autonomía se ejerce “en conjunto”; mientras que, para Ordóñez, la Ley de cultura “niega la autonomía a la Casa”. (I)

Zavala presentó impugnaciones a tres candidaturas 

Durante el debate de los candidatos a dirigir el Núcleo de Pichincha en la CCE, uno de los colectivos convocantes cuestionó que Simón Zavala Guzmán haya presentado impugnaciones contra las candidaturas de sus 3 contendientes, recurso que se receptó hasta el 18 de abril. Zavala citó el Artículo 2 del Reglamento de Elecciones de la Casa, en el cual se expone como requisito para postularse el “encontrarse en goce de derechos de ciudadanía”, además de un listado de otras condiciones. “Estos derechos se perfeccionan y tienen su máxima expresión en el ejercicio del sufragio”, dijo Zavala. Por su parte, Francisco Ordóñez citó el Artículo 6 de la Constitución, donde se reconoce a todos los ecuatorianos como ciudadanos en pleno uso de sus derechos. “Deberán demostrar que no cumplimos esta condición, la del estatus de ciudadanía”, explicó el comunicador que calificó a la solicitud como “falta de ética”. Zavala solicitaba que los postulantes sean certificados por el Consejo Nacional Electoral (CNE) y a Javier Cevallos le sorprendió que “haya que tener abogados para cuestiones de cultura”.

La tarde de ayer, la Junta Electoral (conformada por Hernán Rivadeneira, Rodrigo Astudillo y Katy Andrade) desestimó las impugnaciones de Simón Zavala. Rivadeneira le dijo a este diario que “el pedido era improcedente: el impugnante aseguraba que los candidatos debían justificar que no han perdido sus derechos de ciudadanía”.

Zavala, quien se había desempeñado como asesor jurídico del exministro de Cultura y poeta Antonio Preciado (2007 - 2008), dijo: “Consideramos que a los trabajadores culturales no se les abrían puertas de ninguna naturaleza con ese ministerio, así que por eso nos retiramos (del cargo)”. (I)

Datos

Javier Cevallos sostiene que el motor de la cultura es el conflicto, el debate. El actor cree que hay que generar público y anunció que, de ser elegido, ‘no publicará libros de su autoría en la editorial’ de la Casa.

Francisco Ordóñez asegura que la Ley Orgánica de Cultura “vulnera” la autonomía de la institución. El experiodista renunció hace unas semanas a la Dirección de Comunicación de la CCE para candidatizarse.

Simón Zavala piensa en extender la difusión editorial de la Casa al extranjero y habla de incluir a las nacionalidades del país. El jurista y poeta fue uno de los asesores de Antonio Preciado en el Ministerio de Cultura.

Marco Orozco considera que ‘ya es hora’ de que un músico llegue a encabezar una institución regida históricamente por escritores. El compositor y maestro de música anunció que daría más apertura.

Las organizaciones convocantes fueron: la Red Ecuatoriana de Cultura Viva Comunitaria, la Red Cultural del Sur, la Cooperativa de Servicios culturales ‘La Popular’-Coseclapo, la Red Ecuatoriana de Festivales, la Plataforma Cultural, el Comité de Gestión de las Artes escénicas y la Asociación ‘Nina Shuncu y Vientos del Sur’. 

ENLACE CORTO

Cultura

Google Adsense

 

Promo-galeria