Martes, 04 Abril 2017 00:00 Cultura

Augusto Rodríguez viajará a Chile y España para presentar sus obras

El escritor y poeta Augusto Rodríguez visitará dos países para publicar su nuevo material poético y narrativo.
El escritor y poeta Augusto Rodríguez visitará dos países para publicar su nuevo material poético y narrativo. Foto: Miguel Castro / El Telégrafo

El poeta publicará Noche iluminada del cuerpo y la antología Libro Blanco en el país europeo, y El hombre que amaba los hospitales se leerá en el sudamericano.

Redacción Cultura

El poeta y escritor guayaquileño Augusto Rodríguez se alista para viajar a España y  Chile para promocionar dos poemarios y un cuento.  

El autor no se ha encasillado en un solo género literario y tiene 20 obras publicadas entre poemarios, novelas, ensayos, cuentos y un libro de entrevista. Su trabajo poético ha sido galardonado en concursos nacionales e internacionales.

En el libro Noche iluminada del cuerpo (Amargord, 2017), que se presentará en España, Rodríguez rinde un homenaje a los poetas Jorge Eduardo Eielson (Perú) y  Max Rojas (México).  Eielson publicó un poemario que se llama Noche oscura del cuerpo, cuyo título le parecía al autor guayaquileño una ‘redundancia absurda’, porque cree que “el cuerpo siempre ilumina y es luz-fuego”.

Sobre Max Rojas resalta las reflexiones sobre el cuerpo que están en la obra del mexicano. “Hay una gran tradición poética sobre la relación cuerpo y poesía en Latinoamérica”, manifiesta el catedrático, quien desde hoy hasta el 17 de abril estará en Madrid y Albacete, promocionando aquel libro y, también, la antología del Libro Blanco.

En sus poemas, Rodríguez entiende al cuerpo más allá de la carne, los órganos o los huesos.  “Es un espacio de diálogo, de resistencia, de intimidad compartida, de lenguaje abierto. El cuerpo es político, erótico, social, económico. El cuerpo como defensa, reflexión, reconocimiento en el otro”.

En antología del Libro Blanco (Chamán Ediciones, 2016), Augusto Rodríguez escogió poemas representativos de otros de sus libros, siguiendo la secuencia de sus publicaciones. “Intento dar un verdadero panorama de mi poesía a lo largo de trece años de escritura”.

El uruguayo Rafael Courtoisie dice que quien recorre las páginas del Libro Blanco “recorre una aventura humana concreta (parafraseando a Whitman), pero a la vez tiene en las manos un instrumento de introspección y conocimiento, una herramienta hecha de palabras, pero cuyo efecto trasciende las palabras (...)”.

El narrador y poeta argentino Andrés Neuman, añade sobre el mismo libro que “la voz de estos cantos parece asistir a todas las muertes y enterrarlas una a una, como si el poeta fuera sepulturero de mitos desgarrados y figuras paternas”.

Transitando de la poesía a la narrativa, Rodríguez también presentará la antología de cuentos El hombre que amaba los hospitales (Ril editores, 2017) en Santiago de Chile y Concepción, del 18 al 23 de abril.

“Es una recopilación de los mejores cuentos de mis dos libros Del otro lado de la ventana y Los muertos siempre regresan. Sumados a otros cuentos inéditos. Sergio Pitol es un personaje literario, al igual que Enrique Vila-Matas. Son protagonistas de dos cuentos en el libro. Alguna vez, el escritor mexicano dijo que amaba los hospitales y, por eso, escribí ese cuento y le di ese título”, expresa el poeta.

Sobre El hombre que amaba los hospitales, el escritor ecuatoriano Santiago Paéz indica: “Hay en este libro parodias amargas de los cuentos clásicos para niños o reflexiones divertidas -narrativas siempre- sobre la cultura popular generada desde los medios de comunicación de masas: las películas de Drácula o los héroes futbolísticos. Hay muchas historias bellas y sobrecogedoras, y hay en él, sobre todo, lucidez”.

El crítico literario peruano Julio Ortega, radicado en Estados Unidos,  expresa que “estos cuentos de Augusto Rodríguez deberían llevar un aviso de alerta: Si abres este libro no podrás cerrarlo. Hoy que los lectores de este mundo sobreimpreso leen sabiendo que dejarán pronto cualquier libro, estos cuentos son una lección límpida y feliz de retener al lector hasta el final, atrapado por el cuento empezado”. (I)

Etiquetas:

ENLACE CORTO

Últimas noticias

Últimas noticias

Cultura

Google Adsense