Anzolini incrementará la música nacional en conciertos de la OSG

- 07 de Abril de 2017 - 00:00
Anzolini estuvo radicado en Estados Unidos, donde colaboró con las óperas de Nueva York y Washington.
Foto: José Morán / El Telégrafo

En el primer ensayo con los intérpretes de la Orquesta Sinfónica de Guayaquil, el director ítalo-argentino interpretó ‘La forza del destino’, de Guiseppe Verdi.

Dante Anzolini, el nuevo director titular de la Orquesta Sinfónica de Guayaquil (OSG), propone incorporar en el repertorio de los conciertos la mayor cantidad de estrenos de música ecuatoriana.

El miércoles pasado, antes de iniciar su primer ensayo con la OSG -en el que hizo un repaso por el preludio de la sinfonía ‘La forza del destino’, del italiano Guiseppe Verdi,  y la ‘Sinfonía No. 5’, de Gustav Mahler-, el director ítalo-argentino agradeció a los músicos de la orquesta por ‘la energía, la buena predisposición y la colaboración’ en la audición de febrero pasado.

En el primer concierto que ofrecerá la OSG el próximo 21 de abril en el Teatro Centro Cívico, a las 19:30, Anzolini interpretará ‘La forza del destino’, una pieza  emblemática de su tradición. “Es una hermosa introducción a cualquier concierto (...). También se interpretará una obra de Bach y una suite ecuatoriana de Segundo Moreno”.

Durante el receso, Anzolini contó a la prensa que en la programación y repertorio que presentó al Ministerio de Cultura y Patrimonio (MCyP) también constaba una investigación de música de autores ecuatorianos.

“Conozco sobre la música nacional. Vine a Quito en 2011 para dirigir una orquesta juvenil, a ofrecer un concierto y hacer una grabación. No me hubiera imaginado que 5 años después los discos que me regalaron algunos compositores me iban a servir”, manifestó el director nacido en Argentina, quien trabajaba en New Haven, Estados Unidos, desde donde colaboró permanentemente con las óperas de Nueva York y Washington.

Anzolini señaló que su aspiración es tocar en cada concierto música de autores ecuatorianos, como Salgado, Moreno, Guevara, Luzuriaga u Oviedo. Sin embargo, planea hacer un llamado a los compositores nacionales para que envíen a la OSG obras inéditas de 5 a 10 minutos de duración que serán evaluadas con los miembros del comité artístico.

Sobre su primera impresión de cómo trabajan los músicos, Dante  Anzolini dijo sentirse “muy contento, están rindiendo con todo lo que pueden y más, son muy cordiales y harán un gran concierto, es muy buen grupo”.

Los rumbos de la OSG

El nuevo director de la OSG señaló que necesitará de un número mayor de músicos –actualmente son 86 integrantes– para tocar obras como ‘La consagración de la primavera’, de Ígor Stravinski, la cual requiere como mínimo 110 personas.

“Lo primero que se hará es igualar los estatus administrativos de dos grupos de músicos, pues algunos están sin nombramientos”, indicó Anzolini.

Patricio Jaramillo, quien dirigió la orquesta desde enero, expresó que colaborará con Anzolini para ejecutar su proyecto de impulsar la música ecuatoriana y capacitar a los jóvenes.

  El violinista Juan Carlos Donoso dijo que las exigencias que hizo el nuevo director los motivará para perfeccionarse. “Es muy  estricto en sus requerimientos musicales. Él domina las obras que dirige”, añadió Donoso.

El próximo 28 de abril se tiene previsto realizar otro concierto que incluirá en el programa la Séptima de Dvorak y una suite del maestro cayambeño Luis Humberto Salgado, autor de varias sinfonías, óperas, ballets y conciertos. (I)