Viernes, 15 Septiembre 2017 00:00 Cultura

Aerosmith, 47 años de rock

Aerosmith, 47 años de rock

A mediados de los 80, el grupo cometió un ‘sacrilegio’ musical: interpretó un tema suyo con una banda de rap, lo cual produjo réplicas y hasta un nuevo género.

Luis Fernando Fonseca

La primera vez que la banda de hard rock Aerosmith se presentó en Ecuador fue hace casi 6 años, en noviembre de 2011. Luego de que las luces se apagaron y el público empezó a aplaudir, el primer bis fue la canción ‘Walk this way’, al que le siguieron ‘Crazy’ y ‘Mama kin’.

‘Walk...’ fue coreada por los asistentes al estadio Olímpico Atahualpa y, a los más rockeros, les complació que lo interpretaran en su formato original, el del disco Toys in the Atic, de 1975. Pero en la memoria de quienes crecieron frente a los destellos de MTV, en los 90, resonaba la versión de 1986, en la que intervinieron la pieza a ritmo de rap.

La ‘profanación’ fue premeditada pese a que el tema no requería modificaciones ni arreglos. De hecho, a mediados de la década del 70—cuando la escenografía no ocultaba los cables y la parafernalia era mínima—, el single original llegó al décimo puesto en la lista Billboard y resonó en radios de todo el planeta.

Mientras eso ocurría, los raperos de Run DMC habían incluido frecuencias acústicas (samples) del heavy metal en temas como ‘King of rock’ o ‘Rock box’, distanciándose del funk y el disco característico de sus fusiones. Para 1986, apuntaron hacia Aerosmith, mientras grababan el disco Raising Hell, que contiene su cover, uno en el que participaron los compositores del tema. Según el rapero Joseph ‘DJ Run’ Simmons, fundador Run DMC, sus amigos sentían los riffs de Joe Perry como “un recuerdo de infancia” cada vez que los escuchaban en las radios locales.

La fusión que casi provoca una ola

Al enterarse de que habría una versión rapeada de ‘Walk this way’, el cantante Steven Tyler pidió participar en ella, incluso en su videoclip. Y más allá del envión de fama que Run DMC consiguió con ese tema (disco de platino, un multiplatino, nominación a un Grammy y portada de la revista Rolling Stone), el proyecto obtuvo un eco en el propio género rock y la música alternativa.

Los grupos Red Hot Chili Peppers, Faith No More y Living Colour empezaron a hacer fusiones que recordaban a lo emprendido por la banda de Boston, cuyos productores, a inicios de los 80, estaban preocupados por la caída en las ventas de sus discos. El eco de Aerosmith/Run DMC hizo que Rage Against the Machine entrara de lleno a mezclar acordes pesados con rap y, ya en los 90, surgió el new metal, que apenas ha sobrevivido y al cual los metaleros nunca ‘oyeron con buenos oídos’.

En 1987, los thrashmetaleros Anthrax se habían decantado por el rap en ‘I’m the Man’ después de haber compuesto obras insignes del género. El grupo de hip hop Public Enemy los mencionó en el redondo Bring the Noise y la consecuencia de eso fue que la guitarra de Scott Ian entonara la canción homónima en 1991. Esta vez el metal volteaba la mirada al rap, pero, a diferencia de Tyler y los suyos, los nuevos temerarios se subieron al escenario.

“No creo que, en 1986, Aerosmith respetara a Run DMC lo necesario como para interpretar juntos y en directo —repetía Chuck D, líder de Public Enemy, ante los medios musicales de Estados Unidos—, de modo que, 5 años después de ellos, incorporamos guitarras al máximo, junto con Anthrax y sus Marshall (amplificadores)”.

Cuesta imaginar que un rockero quiera ver una versión rapeada de Aerosmith, menos ahora que anuncian una pausa indefinida en su carrera y una gira a la que han puesto un nombre que sabe a despedida europea: Aero-vederci baby! Esta noche el quinteto pondrá en escena sus clásicos de la manera en que mejor los recuerda y será una de las pocas veces en que una megabanda le dice a este país: “¡Hasta pronto!”. (F)

ENLACE CORTO

Últimas noticias

Últimas noticias

Cultura

Google Adsense