Sábado, 26 Noviembre 2016 00:00 Tenis

Los raquetazos ayudaron a López en su adaptación

Eduardo Andrés López Manzano nació en Quito el 24 de julio de 1987. Es fanático de Barcelona y aspira a clasificar a unos Juegos Paralímpicos y trascender.
Eduardo Andrés López Manzano nació en Quito el 24 de julio de 1987. Es fanático de Barcelona y aspira a clasificar a unos Juegos Paralímpicos y trascender. Foto: Fernando Sandoval / El Telégrafo

Ama el fútbol, pero un accidente de tránsito le impidió seguir esa pasión. Ahora vuelca su potencial al tenis.

Redacción Fanático

“Lo importante es disfrutar las oportunidades que la vida pone al alcance de tus manos”, dice Andrés López al hablar de aquellos cambios difíciles, pero necesarios, que se presentan en el camino. Su objetivo en el Ecuador Open 2016 de la Federación Internacional de Tenis (ITF) es ganar experiencia y medir en competencia cuáles aptitudes debe optimizar.

La derrota en el primer cotejo 6-3 y 6-2 ante el colombiano Manuel Sánchez le indica que en técnica no tiene mayores inconvenientes, lo que debe potenciar es la movilidad. Ese aspecto es el más duro, sobre todo porque en los abiertos de la ITF, en lo que a tenis adaptado se refiere, solo existen 2 categorías, situando en una las personas con cualquier discapacidad física, y en la otra a los atletas con tetraplejia.

Su rival de turno, quien da unos cuantos pasos después del compromiso, evidencia una limitación menos grave; aquello le permitió dominar las acciones y adjudicarse la victoria. Andrés, en cambio, tiene paraplejia y no mueve las piernas.

Pero ese es el reto, manifiesta, se esmerará en elevar su dinámica de juego; debe hacerlo, de lo contrario su aspiración de clasificar a los Juegos Paralímpicos de 2020 quedará truncada. Lo bueno es que Andrés aprendió a escudriñar en las derrotas y en ellas, muchas veces, suele encontrar algo de triunfo. En esta ocasión lo anima que, pese a perder en primera ronda, continuará participando en el certamen de consuelo, que también reparte puntos en el ranking mundial de la ITF a quienes accedan a la final. Además, le queda el campeonato de dobles.

Este es un nuevo Andrés, claro. Al anterior, en lo que a deportes se refiere, solo le interesaba el fútbol. El anterior abandonó su cuerpo en diciembre de 2010, cuando un trolebús de la Metrovía chocó de frente contra el auto en el que iba, lesionándole la médula espinal.

Hasta ese entonces, el joven ingeniero mecánico jugaba y consumía todo lo relacionado con el balompié, incluso militó en Universidad Católica desde los 8 hasta los 16 años y en El Nacional de los 18 a los 20. Se desempeñaba como un volante interior con ínfulas de delantero y le fascinaba marcar con la diestra goles de larga distancia y tiro libre.

Pero algo de lo que nunca pudo deshacerse y su yo nuevo disfruta tanto como el antiguo, es su pasión por Barcelona. El quiteño (29 años), se reconoce ‘loco’ por el ‘canario’, al punto que a Matías (8 años), su único hijo, apenas le salieron los dientes, le contagió  su ‘fiebre amarilla’. En estos días, la estrella 15 en la constelación ‘torera’ es un tema de conversación recurrente.

El tenis, sin embargo, le ha permitido amoldar a su nuevo yo. Ahora se siente más tolerante, tiene mayor autocontrol y la esperanza hace rato superó en tamaño a la decepción. Su primer contacto con las raquetas nació de una casualidad. Cierto día de 2014, mientras hacía ejercicios de rehabilitación en la fundación Hermano Miguel, conoció a Silvia Dillon, quien le propuso integrarse a un grupo de tenistas con discapacidad física que practicaba en el Círculo Militar.

Andrés aceptó la invitación y aunque jamás le agradó el deporte blanco, no tardó en encontrarle el gusto. “Lo más difícil fue hallar equilibrio, pero una vez que aprendí me ha servido como terapia; he desarrollado resiliencia. El tema sentimental es bastante especial, porque en una situación así te das cuenta que el amor no va por el aspecto físico, sino por lo que tienes en la cabeza y en el corazón. Tengo novia y estoy enamorado”.

Entre otros logros, acopló un sistema manual (freno, acelerador y embrague) a su coche Corsa, consiguiendo transportarse por sí mismo. En el ámbito laboral su afán es montar un negocio en el que expenderá todo tipo de artículos para fiestas.

Dentro de las canchas, en tanto, cada vez se ve más fuerte. El actual es su cuarto torneo internacional. Participó en el Ecuador Open de 2014 y en los dos de 2015. Su resultado más relevante ocurrió el año pasado al avanzar a las semifinales de dobles con el cuencano Efraín Cabrera. Su deseo es convertirse en el mejor exponente del país y después consolidarse a escala internacional; se compromete a llegar lo más alto posible en el alto rendimiento.

El entrenador Roberto Castro cree que López es el prospecto nacional con mayor proyección en la modalidad adaptada. No duda que dentro de poco su creciente nivel lo conduzca a la élite del paralimpismo ‘tricolor’. Por lo pronto, el Ministerio del Deporte le ayuda con las pruebas físicas, nutrición y atención médica. (I)

---------------------------

Hoy se juegan las semifinales en singles

Los ecuatorianos Lauro Ulloa y Francisco Beltrán, y el colombiano Eliécer Oquendo, sellaron ayer su clasificación a las semifinales del torneo de singles del Ecuador Open 2016, que promueven la Federación Internacional de Tenis (ITF) y la Federación Ecuatoriana de Deportes para Personas con Discapacidad Física (Fedepdif), con el respaldo el Ministerio del Deporte. Al cierre de esta edición, el local Edmundo Merizalde bregaba con el colombiano Edwin Mayorga por el último cupo a semifinales.

En cuartos de final, Lauro Ulloa se impuso 6-2 y 7-6 (5) a Esteban Ortiz; Eliécer Oquendo derrotó 6-2 y 6-4 a su compatriota Manuel Sánchez, y Francisco Beltrán doblegó 6-0 y 6-0 al ecuatoriano Wladimir Alulema. Hoy, desde las 09:00, se disputarán los boletos a la final. En la primera llave Oquendo confrontará a Ulloa; en la segunda, Beltrán se medirá al vencedor del duelo Merizalde-Mayorga.

Los encuentros se escenifican en el Quito Tenis y Golf Club. La primera jornada en el certamen de dobles registró la victoria 6-4 y 6-4 de la pareja Francisco Beltrán-Edwin Mayorga sobre los ecuatorianos Édison Cajas y Édison Molina; además del triunfo 6-1 y 6-0 de la mancuerna Eliécer Oquendo-Manuel Sánchez ante el dúo que integraron Edmundo Merizalde y el mexicano Carlos Muro. (I)

ENLACE CORTO

Google Adsense

Google Adsense