Sábado, 09 Septiembre 2017 00:00 Tenis

La final estadounidense del US Open no tiene una clara favorita

La final estadounidense del US Open no tiene una clara favorita

Esta será la primera final totalmente americana sin una hermana Williams, Venus o Serena, desde que Martina Navratilova derrotó a Chris Evert en 1984.

AFP

Por primera vez desde 1998, el Abierto de Estados Unidos de tenis coronará hoy (15:00, hora de Ecuador) a una campeona local no apellidada Williams, cuando las jóvenes Sloane Stephens y Madison Keys salten a la pista dura del estadio Arthur Ashe en busca de la gloria de su primer Gran Slam.

Los aficionados hacen planes, pero los dioses del tenis se encargan de arruinarlos. Muchos querían ver a Venus Williams coronándose por tercera vez en Flushing Meadows y daban por sentado que llegaría a la final, pero una chica 13 años más joven le cortó el camino.  

Con un tenis ágil y agresivo, Stephens hizo ver a Venus como la mujer de 37 años que es, y la derrotó por 6-1, 0-6, 7-5 en las semifinales del jueves. “No tengo palabras para describir lo que estoy sintiendo, lo que se necesita para llegar aquí”, dijo Stephens, de 24 años, después de su partido.

La voluntad de recuperación y para perseguir un sueño fue lo que llevó a Stephens a la cúspide del último Gran Slam del año. Se pasó 11 meses marginada por una lesión en el pie izquierdo y la cirugía que siguió, soñando como la niña de 12 años que vio por televisión a Venus Williams derrotar a Lindsay Davenport en Wimbledon, en otra final estadounidense. 

Sin embargo, se recuperó y ha ganado 14 de sus últimos 16 partidos para verse con su amiga y compatriota Madison Keys en la final. 

Stephens, quien ha ganado $ 310.000 este año, podría recibir un premio de $ 3,7 millones si obtiene el título esta tarde.    

Todavía en el Abierto de Australia de este año andaba con una bota, hasta junio, que empezó su proceso de recuperación. “Soy una verdadera luchadora, tengo un montón de coraje y no me rindo”, dijo Stephens. “No voy a dejar que me lo quiten, voy a asegurarme de dar todo lo que tengo, y dejarlo todo en la cancha en todo momento, pase lo que pase”, agregó la tenista. 

Un poco más de una hora después de la emocionante victoria de Stephens sobre Williams, Madison Keys, de 22 años, derrotó a Coco Vandeweghe en sets seguidos para  clasificarse a su primera final de un torneo Gran Slam.

Será la primera final totalmente americana sin una hermana Williams, Venus o Serena, en Nueva York desde que Martina Navratilova derrotó a Chris Evert en 1984.

“No creo que haya otra palabra para describir lo increíble que es para mí y Maddie”, dijo Stephens.

“Estamos siguiendo los pasos de Venus, ella ha estado aquí, representa el juego tan bien como una mujer afroamericana. Maddie y yo estamos aquí para unirnos a ella y representar tan bien como ella lo hizo en el pasado”.

De alguna manera, la derrota de Venus Williams podría haber sido el mejor resultado para el tenis estadounidense. Esta final deja ver que hay futuro más allá de las Williams.

Con su victoria en semifinales, Stephens, que se ubicó en el puesto 957 en el mundo hace apenas un mes, subirá al puesto 22 y se convertirá en la cuarta jugadora no sembrada en una final del US Open.

Podría ser la segunda no favorita en ganar en Flushing Meadows desde Kim Clijsters en 2009.

Keys, quien entró al torneo en el puesto número 16, también podría ingresar al top ten la semana próxima. Ella y Stephens se han enfrentado solo una vez, en la primera ronda de Miami en 2015, con Sloane ganando en 2 sets consecutivos. “Sloane es una nueva persona en este momento”, dijo Keys sobre Stephens después de su partido. “A ella le encanta estar en la cancha y está jugando muy bien”.

Keys había ganado sus únicos dos enfrentamientos de por vida contra Vandeweghe, ambos este año, en Cincinnati y en la final de Stanford (California).

Decimosexta del ranking mundial, y con tres títulos del circuito WTA en su carrera, Keys busca esta tarde un cuarto y más grande pergamino, que la remolcaría hasta el top ten del circuito.

En su único enfrentamiento contra Stephens cayó en primera ronda del torneo de Miami de 2015. “La conozco, hemos jugado juntas en el equipo de Copa Fed y compartimos mucho en otros torneos del circuito fuera de casa. Es una gran amiga”, manifestó Keys. (I)

ENLACE CORTO

Google Adsense

Google Adsense