Del Potro desafía a Rafael Nadal por un cupo en la final del Abierto de Estados Unidos

- 07 de septiembre de 2017 - 08:16
Foto: Agencia AFP

Una vez más, el argentino Juan Martín del Potro frustró el partido que nunca se ha jugado entre Rafael Nadal y Roger Federer en un Abierto de Estados Unidos y, como lo hizo una primera vez en 2009, ahora está de vuelta con las mismas intenciones de llevarse el título del último Grand Slam del año.

Las semifinales masculinas del Abierto neoyorquino se jugarán la tarde de este viernes en las canchas de Flushing Meadows, entre Nadal (N.1) y Del Potro (N.24) y el español Pablo Carreño Busta (N.12) y el sudafricano Kevin Anderson (N.28).

El argentino escribió otra página épica en la edición en su torneo preferido, cuando la noche del miércoles eliminó al legendario Federer, al que en la final de 2009 le cortó el paso de cinco títulos consecutivos.

Fue un triunfo soberbio del tenista de Tandil, que levantó cuatro puntos de set en la tercera manga para obligar a la definición en la cuarta y ganar con marcadores de 7-5, 3-6, 7-6 (10/8), 6-4. Para Federer, de 36 años, fue la primera derrota de Grand Slam en 2017, después de haber conquistado el Abierto de Australia y los títulos de Wimbledon para llevar su récord de carrera a 19 títulos mayores.    

Si en cuarta ronda el argentino ganó con el corazón al austriaco Dominic Thiem, al levantar dos puntos de partido pese a jugar con fiebre producto de la gripe, en cuartos de final contra Federer puso toda su inteligencia y potencia en la cancha para sellar el pasaje a semifinales en donde medirá fuerzas con Nadal. 

Pero Del Potro admite que no está al 100% físicamente apto para enfrentarse a Nadal, que le ha ganado cinco de ocho partidos.

El tenista de Tandil, de 28 años de edad, ha sido perseguido por las lesiones desde que ganó su único título de Grand Slam en Nueva York en 2009, superando a Federer en la final y a Nadal en semifinales. “Contra Rafa, será un partido mucho más difícil, no estoy en buenas condiciones”, dijo Del Potro. “Pero es una semifinal, así que cualquier cosa puede pasar, tengo que estar listo para enfrentar a Rafa en mi torneo favorito”, agregó el argentino.   

Pero ‘Delpo’ cuenta con un factor clave para buscar el triunfo: el público, ese jugador anónimo que pocos saben explotar como Del Potro.

Los aficionados del US Open le han hecho su favorito sentimental y son una inspiración para Del Potro. “Voy a tratar de explotar la atmósfera y si hago mi mejor tenis, puedo ser un peligro para él”, afirmó el tenista de 28 años.

La victoria de Del Potro en la final de 2009 del US Open, terminó el reinado de Federer durante cinco años como campeón y su racha de 40 victorias consecutivas. En semifinales, había aplastado a Nadal en tres sets seguidos. “Me pasó un camión llamado Del Potro por encima”, dijo Nadal entonces.   

El argentino tenía solo 20 años y el mundo a sus pies. Sin embargo, cuatro cirugías de muñeca y lesiones en la cadera le hicieron ausentarse de 10 Grand Slams y caer en el ranking mundial al puesto 1.045. Eso le hizo pensar en el retiro, pero entonces vino el torneo de los Juegos Olímpicos en Río-2016, donde venció a Nadal en semifinales y se dio cuenta que aún tenía tenis y la pasión para seguir en el circuito ATP.

Ahora está a punto de otro duelo grande contra Nadal, pero con más experiencia. “Contra Rafa, él es un zurdo, así que vendrá sobre mi mano derecha”, agregó Del Potro.

Nadal lo sabe y en cierta forma hubiera preferido mejor a Federer que a Del Potro, con el que ha perdido sus últimos dos partidos en canchas duras como las de Flushing Meadows.

“Juan Martín es un jugador de primer nivel. Cuando está jugando bien es difícil detenerlo” dijo Nadal, que está  persiguiendo su segundo Grand Slam del año, para agregar a su décimo Abierto de Francia que ganó este año. (I)

'Delpo' dedica  sus triunfos  a su hermana

“Se lo dedico a los mismos de siempre, a los que estuvieron conmigo desde que gané mi primer torneo future, a mis amigos, a la gente que quiere lo mejor para mí, a mi familia y en especial a mi hermana que está en el cielo, son para ella todos mis partidos”. Las palabras corresponden a una declaración de Juan Martín del Potro realizada el 20 de septiembre de 2009, cinco días después de haberse consagrado campeón del US Open, el Abierto de Tenis de Estados Unidos que, con apenas 20 años, había ganado en una histórica final ante Roger Federer. Y entonces se supo. Todo aquel ritual posterior a cada triunfo tenía un sentido, un nombre propio: Guadalupe, su hermana mayor fallecida en 1990 en un accidente de tránsito que sufrió la familia oriunda de Tandil en la localidad bonaerense de Lobería. Al momento de la tragedia, ‘Delpo’ tenía tan solo dos años.

La ‘Torre de Tandil’ es el segundo de los tres hijos de la pareja formada por Patricia, profesora de Literatura y Daniel, exjugador de rugby pero de profesión veterinario. Cuando sucedió lo de Guadalupe, Juan Martín se aferró a Julieta, su hermana menor nacida en 1992. La familia quedó atravesada por aquel trágico episodio, un dolor del que no quieren hablar, pero que les permitió profundizar un vínculo que se cree natural pero que, como todos, se fortalece con actos.

“Mi hermana para mí es muy importante”, dijo el tenista argentino, que tomó por primera vez una raqueta a los 6 años y que luego debutó como profesional en 2004. (I)  

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: