Tres iniciativas nacionales llegan a la final de concurso

- 24 de Agosto de 2017 - 00:00
Daniel Espinoza (izq.) y Wilmer Pérez son responsables de 2 de los 3 proyectos locales finalistas en el evento.
KARLY TORRES / EL TELÉGRAFO

Los proyectos, que están entre los 31 clasificados, impulsan la producción y el consumo responsable de los recursos.

Los Premios Latinoamérica Verde  anunciarán esta noche a sus ganadores entre los 31 finalistas clasificados. Del total, destacan tres proyectos ambientales nacionales que impulsan la producción y el consumo responsable de los recursos naturales.

Una de las propuestas locales se denomina Uso de la fibra del raquis del plátano en la fabricación de hormigón. Daniel Espinoza, responsable del plan, explica que este surgió como un tema de tesis en la Universidad Católica de Santiago de Guayaquil y que al proponerlo con los directivos, estos vieron el potencial y comenzaron los ensayos en la facultad de Ingeniería Civil.

El proyecto, que compite en la categoría Producción y Consumo Responsable, consiste en la extracción de las hebras del tallo del banano, que es desechado en las bananeras, para introducirlas en el concreto, con el propósito de “evitar las fisuras”.

La creación tiene un avance del 33% y las investigaciones continúan. “Todavía no tenemos la dosificación exacta que irá en 1 m3 de hormigón. Esto es algo nuevo. En el mundo no hay fibras de banano dentro del hormigón”.

En la categoría Agua, Ecuador tiene dos finalistas: uno se denomina Alianza Público Comunitario, Mecanismo de Sostenibilidad de las Juntas Administradoras de Agua Potable (Cenagrap) y el otro es Ser Pronaca es Cuidar el Agua.

Wilmer Pérez, director de Responsabilidad Corporativa de Pronaca, señala que el estudio de la compañía permitió reducir el 48% del consumo de agua en 2016, comparado con el año anterior. “Esto equivale a 2,5 millones de m3”.

El proceso tiene tres etapas. La primera es la sensibilización y capacitación directa a los trabajadores. La otra es el cambio tecnológico en los procesos con la implementación de un sistema de enfriamiento con aire de las carcazas de las aves de corral faenadas; algo que antes lo realizaban con la inmersión en agua fría. “Eso nos ha dado el beneficio de reducción de consumo directo del líquido”.

En la tercera fase complementaron el proyecto con la repotenciación del sistema de agua que va a reducir la contaminación. La idea se ejecuta en sus 125 instalaciones.

En el caso del tercer finalista ecuatoriano se trata de una alianza público-comunitaria entre el Municipio de Cañar y las Juntas de Agua para promover la sostenibilidad de los sistemas del líquido vital, explica Segundo Guaillas, coordinador del Centro de Apoyo a la Gestión Rural de Agua Potable (Cenagrap).

El proyecto tiene tres ejes: unificar esfuerzos, multiplicar recursos y priorizar las necesidades. “El objetivo es que los sistemas perduren en el tiempo realizando una buena administración, operación y mantenimiento de la infraestructura y recargas hídricas”.

La creación funciona desde 2002 y surgió ante la escasez de agua y la mala calidad de lo poco que les llegaba, explica Guaillas. “Eso ocurría porque la infraestructura no funcionaba bien. El otro problema era la cobertura”.

Empezaron con 15 comunidades y ahora totalizan 112 que benefician a 8.890 familias. “Eso es más del 70% del cantón Cañar”. Agregó que la población tiene un total de 194 comunidades y en el futuro esperan que la participación del proyecto abarque el 100%.

Latinoamérica Verde también exhibe emprendimientos extranjeros. Entre ellos está Circuito de Agricultura Urbana que representa Angelines Mendinueta y se ejecuta en cinco barrios pobres de Barranquilla, Colombia. Consiste en la utilización de material reciclado para construir huertas urbanas. “En ocho meses hemos manejado 10,42 toneladas de material como cascos de televisores antiguos, estibas, entre otros”.

Víctor Velastino expone Papel Amigo de la Tierra, un proyecto que trae desde Santiago, de Chile, mediante el cual adquiere ese producto reciclado para procesarlo en una máquina que él diseñó y elaborar agendas y cuadernos. (I)

Datos

En la cuarta edición de los Premios Latinoamérica Verde participaron 2.409  proyectos de 36 países (679 ciudades), de los cuales fueron seleccionados 500.

Las 500 iniciativas clasificadas en esta edición son exhibidas hasta hoy en el Hotel Hilton Colon. Entre ellas están 31 finalistas, de las cuales se elegirán a los ganadores en las distintas categorías.

Las 10 categorías son Producción y Consumo Responsable, Agua, Desarrollo Humano, Manejo de Residuos, Biodiversidad y Fauna, Bosques, Gestión Urbana, Energía, Finanzas Sostenible y Océanos.

Los Premios Latinoamérica Verde cuentan con el respaldo de la Consultora Ambiental Sambito, la Municipalidad de Guayaquil y de la CAF - Banco de Desarrollo de América Latina. (I)