Martes, 26 Septiembre 2017 00:00 Sociedad

Técnicas de lavado alargan la vida útil de los uniformes

Cada estudiante del sistema público cuenta con dos uniformes, uno del diario y otro de educación física.
Cada estudiante del sistema público cuenta con dos uniformes, uno del diario y otro de educación física. Foto: Marco Salgado / El Telégrafo

Los expertos recomiendan, para conservar el color, reducir los químicos y secar las prendas bajo la sombra.

Redaccion Sociedad

El Ministerio de Educación (MinEduc) señaló que el valor de los útiles y los libros no debe sobrepasar un salario básico unificado ($ 375).

Una vez realizada la inversión una de las principales preguntas es: ¿cómo alargar la vida útil de estos implementos?

Bryan Amores, jefe de marca de Jabonería Wilson, dio algunas recomendaciones para que estas prendas luzcan como nuevas hasta el fin del ciclo escolar.

El experto sugirió, en el proceso de lavado, separar la ropa  blanca y la de color, con el fin de que la primera no se manche.

Igualmente, recomendó evitar restregar los cuellos y los puños de las prendas. La opción para que estas zonas luzcan limpias, sin desgastar la tela, es remojar con detergente y el zumo de medio limón. Así, las manchas desaparecerán. 

Amores indicó que en el mercado  varios productos ofrecen esos resultados, pero no se debe abusar de ellos.

La razón: muchos contienen químicos fuertes que, además de desaparecer las manchas, debilitan los tejidos de la ropa.

El tiempo de remojo es clave. “No hay que sobrepasar los 30 minutos. Esto permite que la ropa más sucia (especialmente con tierra, lodo, polvo, pintura, césped y salsas) sea fácil de limpiar y las telas se conserven en mejor estado.

 Otro consejo es que previamente al remojo se debe disolver el detergente antes de sumergir la ropa.

Luisa Castillo, ama de casa y microempresaria, advirtió que el uso excesivo del cepillo de lavar ropa acelera el desgaste de las prendas, incluso hasta romperlas. Por ello el remojo de la ropa juega un papel importante. En el caso de los sacos, pantalones y chompas, lo óptimo es lavarlos al revés. Así se conservará el color por más tiempo.

Los uniformes manchados de pintura, chocolate, sangre y goma también tienen ‘salvación’.

El vinagre y el bicarbonato de sodio retiran los rastros de la pintura humedeciendo la zona afectada.

En cambio, para deshacerse de un chicle, se coloca hielo para endurecerlo. De esa forma se eliminará con mayor facilidad.

La forma de secar los uniformes cuenta. Si es al aire libre, debe ser en la sombra y al revés. “No se desgastarán los tejidos de las telas”. En el caso de usar secadora, se recomienda clasificar la ropa según el tipo de tejido y el programa de secado, indicó Andrés Ortega, administrador de Cleansed, una tienda de lavado en seco de ropa.

Según Ortega, ese tipo de lavado es el más adecuado para las chaquetas formales que usan los estudiantes en su uniforme de parada.

“Al no usar nada de agua en el proceso de limpieza, no se disuelven  los productos que tienen los textiles para mantener la estructura de los tejidos. Esto permite dejar la prenda como nueva”, aseguró Ortega.

Trucos para planchar

Las camisetas, 100% de algodón, tienden a arrugarse más, por lo que se lo hace cuando estén húmedas.

Para los sacos de lana se aconseja   cubrirlos con una tela y realizar el proceso cuando estén completamente secos. “Si se lo hace cuando están mojados o húmedos, se estirarán”, indicó Castillo.

Las prendas de nailon o poliéster también deben estar secas y ser volteadas para evitar que brillen.

Para alargar el buen estado de los zapatos, deben utilizarse solo para asistir al colegio. Al llegar a casa, los estudiantes deben limpiar el polvo y guardarlos para el siguiente día, indicó Castillo, quien es madre de cuatro escolares.

Los útiles requieren cuidado

Entre los tips para que los útiles escolares duren más está la organización, en cajas o secciones, de estos insumos. Separarlos evitará que se maltraten, indicó Claudio Larco, docente de parvularia.

Otra de las recomendaciones que da es mantener -siempre- con tapa los marcadores. De esta forma, la intensidad del color durará más y evitará que se sequen.

En cuanto a los libros y los cuadernos, la cubierta de un forro plástico grueso ayudará a que se conserven de mejor forma durante el período escolar. También los protegerá de manchas de pintura o comida.

Es normal que los borradores se manchen por el constante uso, lavarlos -una vez a la semana- ayudará a que su utilización se prolongue. En el caso de emplear pinceles se recomienda también lavarlos después de cada uso.

Larco y Castillo coincidieron en que el reciclaje también es una forma de prolongar la vida de los útiles y los uniformes. (I)

ENLACE CORTO

Banner

Últimas noticias

Google Adsense

 

Twitter ET