Seis colegios reconocidos por su excelencia

- 11 de febrero de 2017 - 00:00
El master John Copiano, rector del colegio Águilas de Cristo, inculca a sus alumnos la lectura diaria.
Foto: CortesÍa Luis Alfredo Brito

El premio nacional a la excelencia educativa ‘Rita Lecumberri’ recayó en la Unidad Educativa Águilas de Cristo de Guayaquil. El galardón reconoce los conocimientos de estudiantes y las capacidades de los docentes e instituciones educativas fiscales y particulares del país.

En la zona 8, seis unidades educativas obtuvieron los mejores puntajes en las evaluaciones Ser Bachiller y Ser Maestro, del periodo lectivo 2015-2016.

El máster John Copiano Copiano, rector del colegio Águilas de Cristo, explicó que “para definir las posiciones se evaluaron el puntaje simple y el puntaje ajustado”. El primero considera la calificación directa de los alumnos y el segundo mide el rendimiento de los alumnos dependiendo del factor socioeconómico.

La institución, representada por el máster Copiano, alcanzó un puntaje de 981; seguida de cerca por el colegio Luis Chiriboga, con 976 puntos; Liceo Los Andes, con 973; Unidad Educativa La Asunción, con 969 puntos, y la Unidad Educativa María Auxiliadora, con 968.

Cabe destacar que estos establecimiento educativos son particulares. El rector del Águilas de Cristo destacó también el desempeño de sus alumnos Jesús Beltrán Rivera, Angie Chancay Bravo, Lilibeth Alarcón Apolinario, Jeremy Vaca y Hilary Criollo. Todos obtuvieron el puntaje perfecto: 1.000 sobre 1.000. “Nosotros educamos de una manera integral. Formamos estudiantes proactivos para que produzcan y sean los empresarios exitosos del mañana. Educamos para que nuestros jóvenes creen empleos”, comentó Copiano.

Los alumnos premiados aspiran una beca internacional en cada una de sus especialidades, entre ellas Medicina y Psicología clínica.

La máster Fabiola Pazmiño de Copiano considera que el triunfo de sus alumnos se basa  en la formación en valores.

“Somos un colegio en el que sus directivos creen en Dios y tratamos de transmitir esos valores de amor y respeto al prójimo... el resto, los conocimientos, se adquieren con dedicación, y el éxito viene por añadidura”, comentó. Pazmiño agregó que el compromiso de la entidad que dirige es con Dios y con los padres de familia, quienes tienen toda la confianza de que el dinero que pagan está bien invertido. “Aquí le hacemos un seguimiento personalizado al alumno”, concluyó. (I)    

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: