Sábado, 23 Septiembre 2017 00:00 Sociedad

Restaurantes adaptan los menús a escritura braille

Los comensales no videntes ya pueden hacer su pedido después de leer el menú en braille.
Los comensales no videntes ya pueden hacer su pedido después de leer el menú en braille. Foto: Álvaro Pérez / El Telégrafo

El local Patio Plaza, en el Centro Histórico de Quito, tiene 10 cartas para atender a personas con discapacidad visual.

Redacción Sociedad

El restaurante Patio Plaza, en el Centro Histórico de Quito, se convirtió en el segundo mesón del país en contar con una carta elaborada bajo el sistema de escritura y lectura braille.

Ek menú, que detalla el nombre de las entradas, platos fuertes, bebidas y postres, con sus precios, tiene 5 páginas.

Mónica León, quien desde niña tuvo problemas con su visión y ahora su discapacidad es el 80%, abrió la primera página, puso las yemas de sus dedos sobre la carta e interpretó.

“Esta es la historia del restaurante”, le comentó a su compañera  María Fernanda San Andrés. Ella perdió el 76% de su visión.

 Ambas realizan su pedido a uno de los meseros del local. Para Mónica, esta iniciativa le da independencia, pues cada vez que iba a un comedor hacía su pedido con ayuda de una persona.

El proyecto de transcribir las cartas de los comedores al sistema braille nació en el restaurante Corvel de Cuenca. En mayo pasado se realizó el lanzamiento de la iniciativa. Por ello, según Patricio Coronel, chef propietario de Corvel, aumentó la visita de comensales no videntes. El 2% de los clientes del local de comida es ciego.

Las cartas fueron traducidas a braille por estudiantes de la Universidad Politécnica Salesiana (UPS) y personal de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

El plan pretende generar un servicio de alimentos inclusivo y cuenta con el apoyo del Ministerio de Turismo. Enrique Ponce, principal de esta cartera de Estado, informó que se constituyeron 250 establecimientos inclusivos, pero estos necesitan certificarse.

“Queremos eliminar las barreras que impiden a las personas con discapacidad disfrutar de espacios turísticos y gastronómicos. Necesitamos mayor participación de los negocios”, indicó el funcionario, mientras visitaba el restaurante capitalino. (I)

 

 

ENLACE CORTO