Lunes, 17 Octubre 2016 00:00 Sociedad

El gobierno impulsó un plan de prevención

Los ataques homofóbicos crecen en Reino Unido

Los ataques homofóbicos crecen en Reino Unido

Las agresiones se incrementaron en 147% en comparación con el año anterior. La Policía recibió 3.000 denuncias.

Leonardo Boix, corresponsal en Londres

El número de ataques contra la comunidad GLBT en el Reino Unido  aumentó un 147% desde la salida de la Unión Europea (UE), en junio.

De acuerdo con el grupo Galop, que desde hace años trabaja contra la homofobia y la discriminación por orientación sexual, los incidentes de violencia contra lesbianas, gays, bisexuales y personas transgéneros aumentó durante julio, agosto y septiembre (comparado con el año anterior).

Las estadísticas de la Policía británica ya habían documentado, desde el voto por el ‘Brexit’ (23 de junio), un marcado incremento en los ataques a las minorías étnicas y a extranjeros.

Sin embargo, pocos analistas pronosticaron que el aumento de ese tipo de agresiones se extendería a la comunidad GLBT, que cuenta con un millón de adherentes en el país.

Galop ayudó a 187 personas de ese colectivo. En 2015  se registraron 72 casos. El aumento es mayor que otro tipo de abusos a minorías. La fuerza pública británica recibió 3.000 denuncias por discriminación: ataques verbales y amenazas. El aumento fue de 42%.

El Ministerio del Interior británico confirmó que difundirá un informe. Las estadísticas incluirán delitos contra personas con discapacidades físicas o mentales.

El director ejecutivo de Galop, Nik Noone, afirmó que las respuestas de Gran Bretaña están entre las mejores del mundo. “Pero de todas maneras, nuestras leyes para prevenir esos delitos están lejos de ser perfectas”.

La mayor sentencia de prisión que una corte puede dar por un ataque homofóbico, transfóbico o por discapacidad es de seis meses.  Eso es solo un cuarto de la pena máxima de dos años por un ataque racista o religioso. “Esa disparidad debe ser corregida”.

David Isaac, presidente de la Comisión británica de Igualdad y Derechos Humanos, sostuvo que las leyes y sentencias crean una jerarquía de discriminación, dando el mensaje equivocado de que algunos grupos tienen más derecho a ser protegidos que otros.

“Esto pone en riesgo la confianza que deberían tener las víctimas en la ley y podría contribuir a que muchos no se animen a denunciar ataques. Instamos al Gobierno a llevar a cabo una revisión a gran escala sobre este tipo de delitos agravados y sus respectivas sentencias”, señaló Issac.

Cuatro de cada 5 entrevistados por Galop indicaron que sufrieron algún tipo de ataque o abuso de violencia por su orientación sexual. (I)

ENLACE CORTO