Kazajistán reintroducirá tigres que estaban amenazados

| 09 de Septiembre de 2017 - 00:00

Kazajistán firmó un ambicioso plan para incorporar a tigres salvajes en su territorio. Esto ocurre siete décadas después de que la caza furtiva y la destrucción de su hábitat terminara con las reservas de esos animales (oriundos).

El acuerdo alcanzado con el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) establece que el país de Asia central introducirá gradualmente el Amur, pariente cercano del Caspio, que desapareció de la región de Ili-Balkhash, en el sureste, a mediados del siglo XX.

El fondo aportó $ 10 millones     al proyecto. Este permitirá que Kazajistán sea el primero en reintroducir una población de grandes felinos tras su extinción.

Igor Chestin, del WWf, dijo que se trataba de un “acontecimiento de importancia global”, aunque advirtió que tomará “años” el éxito del proyecto. (I)