Lunes, 21 Noviembre 2016 09:00 Sociedad

El papa Francisco faculta a todos los sacerdotes el perdón del aborto

El papa Francisco saluda al obispo Luis Antonio Tagle, de Filipinas, después de la celebración del Jubileo y Paz en el Vaticano.
El papa Francisco saluda al obispo Luis Antonio Tagle, de Filipinas, después de la celebración del Jubileo y Paz en el Vaticano. Foto: AFP
Agencia AFP

El papa Francisco extendió indefinidamente la capacidad de los curas de absolver del pecado del aborto, perennizando una medida temporal que había instaurado para el Jubileo de la Misericordia.

“Para que ningún obstáculo se interponga entre la petición de reconciliación y el perdón de Dios, de ahora en adelante concedo a todos los sacerdotes, en razón de su ministerio, la facultad de absolver a quienes hayan procurado el pecado de aborto”, escribió el Papa en una carta, titulada ‘Misericordia et misera’ (Misericordia y paz).

“Cuanto había concedido de modo limitado para el período jubilar, lo extiendo ahora en el tiempo”.

El Papa argentino, de 79 años, explica: “El aborto es un pecado grave, porque pone fin a una vida humana inocente. Con la misma fuerza, sin embargo, puedo y debo afirmar que no existe ningún pecado que la misericordia de Dios no pueda alcanzar y destruir, allí donde encuentra un corazón arrepentido”.

Francisco extiende así una disposición que había sido prevista únicamente para la duración del año jubilar. Hasta ahora, solamente los obispos y algunos sacerdotes especialmente autorizados tenían la posibilidad de absolver a una mujer que haya abortado o a una persona que la hubiera ayudado.

“Por el bien pastoral de estos fieles, y confiando en la buena voluntad de sus sacerdotes, para que se pueda recuperar con la ayuda de Dios la plena comunión con la Iglesia católica, establezco por decisión personal que esta facultad se extienda más allá del período jubilar, hasta nueva disposición, de modo que a nadie le falte el signo sacramental de la reconciliación a través del perdón de la Iglesia”.

“Esta posición del Papa tiene en la práctica un efecto menor en lugares como EE.UU., donde varios obispos han autorizado a los sacerdotes que perdonen el pecado del aborto”, escribe el experto vaticanista John Allen. “Pero simbólicamente es interpretado como un gesto de gran alcance para las mujeres”.

El pontífice prolonga el cometido de los “misionarios de la misericordia”, un millar de confesores presentes en el mundo, que se encargaron durante el jubileo de recuperar a los fieles que la Iglesia había perdido por la dureza de algunos de sus mensajes de condena.

Según el Vaticano, el Jubileo de la Misericordia provocó un aumento del 30% de las confesiones.

Preocupado por no excluir a nadie del perdón divino, el papa extiende la validez de las absoluciones concedidas por los sacerdotes integristas de la Hermandad Sacerdotal San Pío X, comunidad fundada por Marcel Lefebvre que rompió con la Iglesia en 1988.

Tras haber tenido en este año santo una serie de gestos en favor de los excluidos, el papa exhorta en su carta a acercarse a los más pobres.

“El mundo sigue produciendo  nuevas formas de pobreza espiritual. No tener trabajo y no recibir un salario justo; no tener una casa o una tierra donde habitar; ser discriminados por la fe, la raza, la condición social...: estas son situaciones que atentan contra la dignidad de las personas”. (I).

Los dos países con más población católica aplaudieron la medida

El episcopado de Brasil, el país con más católicos del mundo, saludó ayer la “fuerte” y “significativa” decisión del Papa de extender la capacidad de los curas de absolver del “pecado de aborto”, celebrada por la ONG Católica por el Derecho a Decidir.

“El papa Francisco, con esta iniciativa, recuerda la gravedad del aborto y la fuerza extraordinaria de la misericordia divina capaz de curar todas las heridas humanas”, dijo el secretario general de la Conferencia Nacional de Obispos de Brasil (CNBB), Leonardo Ulrich Steiner (foto).

La agrupación de obispos “acoge esta orientación como un gesto misericordioso del Santo Padre, pero reiteramos que será cada obispo, en su diócesis, la autoridad capaz de dar las orientaciones sobre ese asunto al clero y al pueblo”.

El anuncio del Vaticano fue celebrado por la organización Católicas por el Derecho a Decidir, pese a que considera que la medida podría haber ido más lejos, dejando de considerar la interrupción voluntaria de la gestación como pecado.

“Es una excelente noticia porque nosotras considerábamos que esa medida con una fecha de caducidad no tenía sentido. Era una cosa espantosa, porque abría una excepción para que luego nuevamente las mujeres fueran culpabilizadas, cuando lo que necesitan es comprensión y apoyo, no condena”, dijo la coordinadora de esa ONG en Brasil, Rosángela Talib.

Sin embargo, CDD pide al Papa nuevos pasos. “La prohibición del aborto tiene poco sentido, es como prohibir los anticonceptivos para los católicos, y solo penaliza a las mujeres pobres”, manifestó Talib.

En Brasil, el aborto es legal en caso de violación, cuando la vida de la madre está en peligro o en caso de fetos anacéfalos (con ausencia parcial o total de cerebro).

Por su parte, la Arquidiócesis Primada de México, el segundo país con más católicos del mundo, calificó de “muy positiva” la decisión de Francisco.

Así, las mujeres que viven “ese calvario” del aborto podrán ahora hacer más fácilmente “este acto de gran arrepentimiento y reconciliación con Dios”, dijo Hugo Aldemar, vocero de la Arquidiócesis mexicana.

“Si bien la medida anterior era hacer ver la gravedad del pecado del aborto ahora, la decisión alivia el drama de las mujeres que se enfrentan a esa tragedia y que sienten culpa, pues son conscientes de que anularon una vida”. En 2007, Ciudad de México se convirtió en la única que despenalizó el aborto sin restricciones hasta las 12 semanas de gestación. (I)

Etiquetas:

ENLACE CORTO