Sábado, 19 Noviembre 2016 00:00 Sociedad

Eliana Paco lleva la moda de la chola al Fashion Week

Eliana Paco lleva la moda de la chola al Fashion Week
Foto: AFP

La boliviana pone en boga las polleras multicolores, las mantillas de lana de alpaca y, para las más pudientes, de fibra de vicuña.

AFP

El tradicional y aparatoso atuendo de las indígenas aymaras bolivianas ha emprendido vuelo internacional de la mano de la diseñadora Eliana Paco, embajadora de la “cholita paceña” hasta en las pasarelas de Nueva York.

Polleras de vistosos colores y mantillas de lana de alpaca o, para las más pudientes, de fibra de vicuña. Todo ello coronado con un borsalino minúsculo tipo bombín, que desafía la gravedad de las empinadas calles de La Paz, en un equilibrio impensable sobre la cabeza.

Hasta hace unos años objeto de discriminación, el atuendo aymara se ha convertido en señal de “identidad y orgullo”, cuenta en su taller la diseñadora, que ha dado a la indumentaria indígena un toque de “sofisticación para traspasar las fronteras”.

Cada vez es frecuente ver a ministras, juezas o presentadoras de televisión con esta seña inconfundible de su identidad cultural.

Una visibilidad y una autoestima que han venido de la mano del primer presidente aymara del país, Evo Morales, quien en cuestión de moda ha creado tendencia al prescindir del traje y corbata occidentales para lucir elegantes chaquetas de lana de vicuña ribeteadas o decoradas con  franjas con simbología de su pueblo.

Para su puesta de largo internacional, esta artesana de la moda llevó su colección “Pachamama” (madre tierra, en quechua) a la semana de la moda de Nueva York, tras ser presentada en la casa de gobierno en La Paz.

Esta modista de 34 años, hija de artesanos y madre de tres hijos, quiere llevar la cultura y la identidad de su ciudad a través de la moda por el mundo. “Hemos estado en el ‘Fashion Week’. Es la primera vez que un traje de la mujer chola llega a las pasarelas con 12 modelos internacionales que se han puesto nuestras vestimentas”. En la vida diaria y en grandes celebraciones, las indígenas aymaras utilizan este atuendo, especialmente en La Paz.

Faldas de hasta 10 kilos

Cada una de las tres o cuatro capas que integran la pollera típica, que cae por debajo de la rodilla, puede tener hasta seis metros de tela y pesar hasta 10 kilos.

Paco le ha dado un toque sofisticado a la ropa de la típica chola paceña, combinándola con ligeras blusas ceñidas a la cintura bajo los “aguayos”, una prenda tejida a mano con hilos teñidos con colores naturales, mantas en fibra de vicuña, lana de alpaca y macramé.

Algunas son el resultado de dos semanas de trabajo confeccionado por tres personas.

En acontecimientos sociales o religiosos, las cholas adornan su vestimenta con joyas de oro y plata, metales de los que Bolivia es gran productor, y piedras preciosas.

El atuendo completo puede costar entre $ 200 y $ 4.300. Las más pudientes decoran los sombreros con piezas de oro o plata y sujetan las mantas con broches.

Reconocimiento

Los españoles impusieron esta indumentaria a la servidumbre femenina en el siglo XVII. Pero lejos de la sumisión, este atuendo es símbolo de emancipación y orgullo de un pueblo que se ha logrado reivindicar en la última década. “Para mí significa cultura, identidad, orgullo, trabajo, porque la chola trabaja mucho y duro. También es empoderamiento, pues es independiente y profesional”, dice Paco, vestida con sus propios diseños y las trenzas inconfundibles de la chola paceña.

Paco tiene en la diseñadora española Agatha Ruiz de la Prada una admiradora. “Me encanta la ropa de cholita, me recuerda a Yves Saint Laurent y a Armani, que usó sombreros borsalinos”.

“Hasta ahora no había existido una cholita con sentido de marketing y ella lo tiene. Me encantaría poder llevarla a Madrid, a París”, comenta en Lima.

Esa es la próxima meta de Paco. “Creo que es posible que la manta o el sombrero pueden ser usados por las europeas en su vida cotidiana”. En particular los chales, que se pueden combinar con un vestido occidental y simples jeans.

Para Adriana Barriga, de la Agencia Municipal de La Paz para el Desarrollo Turístico, la “chola paceña” puede ser una veta para atraer el turismo a Bolivia. (I)

ENLACE CORTO

Banner

Últimas noticias

Banner

¿Cómo se elige al presidente de EE.UU.?

Google Adsense