Los centros funcionarán de forma normal

El 'Médico del Barrio' movilizará a 15.595 trabajadores de la salud

| 31 de Agosto de 2017 - 00:00
La primera dama, Rocío González de Moreno, entregó sillas de ruedas a personas con discapacidad en el sector 24 de Julio (en Santa Elena).
FOTO: Foto: José Morán / EL TELÉGRAFO

El Gobierno presentó en Santa Elena el programa, el cual fue una promesa de campaña. Las brigadas tienen previsto cubrir todo el país hasta 2018.

Santa Elena.-

Mariana Limones, de 57 años de edad, se sintió complacida ayer. El anuncio del programa ‘Médico del Barrio’, en Santa Elena, le dio tranquilidad, pues su hijo Richard, de 36 (padece discapacidad) y su esposo Vidal Domínguez, de 70, serán beneficiados.

Ellos son parte de los pacientes que serán atendidos en ese cantón de la provincia de Santa Elena, con la estrategia que fue presentada ayer por la ministra de Salud, Verónica Espinosa, en un acto presidido por el presidente Lenín Moreno, en el Parque Vicente Rocafuerte.

Hasta allí llegó Mariana con su esposo. Él tiene problemas de próstata e hígado, pero está entusiasmado con la iniciativa; mientras que su hijo padece de parálisis cerebral. “Esperamos la visita del Médico del Barrio en donde vivimos, el sector 24 de julio”.

En su intervención, el presidente Lenín Moreno destacó el programa porque acercará al doctor a la comunidad, descongestionará la atención en los centros e impedirá las enfermedades. “Prevenir es más importante. Curar deja secuelas que a lo mejor no sanan nunca”.

El Primer Mandatario reiteró que la atención preferencial será para los pobres, aquellos grupos vulnerables que han sido identificados por el Ministerio de Salud Pública (MSP).

Moreno detalló que a la estrategia se sumarán los galenos rurales y pidió el apoyo de las autoridades de Santa Elena para el éxito del plan.

Espinosa comentó que el plan involucra a todo el primer nivel de Salud y que los médicos, enfermeras y técnicos que conformarán los equipos serán actores y transformadores.

El personal

La estrategia nacional está destinada a consolidar la prevención a través de la atención primaria. La propuesta estará conformada, en el territorio nacional, por 7.235 galenos generales, 6.840 enfermeras y 1.520 técnicos de atención primaria, señaló Espinosa. En total son 15.595 personas movilizadas.

“El Médico del Barrio prevé que nuestros profesionales busquen a la población más vulnerable  y se hará énfasis en los niños menores de cinco años, embarazadas, personas con alguna discapacidad, adultos mayores y mujeres en edad fértil”.

El programa empieza en Santa Elena, Alausí (Chimborazo) y Guaranda (Bolívar). En el cantón peninsular, Jorge Macías, director distrital, comentó que el proyecto estatal comenzó el 15 de agosto y, en los recorridos, se identificaron 843 casos de cinco grupos prioritarios que ya son intervenidos. Se cubrirán todos los rincones de Ecuador hasta finales de 2018.

Los galenos (general) y su equipo de atención (enfermera y técnico de atención primaria) realizan la identificación del afectado y posteriormente el ciudadano recibirá a un especialista que elaborará una ficha del paciente y a las personas que viven en la casa. Luego se hace un seguimiento, tratamiento y monitoreo en el inmueble, centro y hospital.

Aunque no proporcionó cifras, señaló los grupos con mayor incidencia: las embarazadas en alto riesgo, personas con discapacidad, ciudadanos con enfermedades crónicas no transmisibles con algún tipo de complicación, pacientes con riesgos genético y de VIH.

En el primer caso -dijo- se debe a los embarazos en adolescentes y mujeres adultas (de más de 35 años).

En cuanto a la malnutrición, la atribuyó, en parte, a la deficiente calidad del agua en el cantón. Con respecto al servicio público citado se anunció que trabajarán con las autoridades locales.  

El funcionario agregó que en Santa Elena laborarán 164 médicos, 147 enfermeras y 52 técnicos de atención primaria distribuidos en nueve circuitos, cada uno liderado por un doctor general que velará por dos o tres centros.

En una entrevista anterior, la ministra Espinosa aclaró que dichos espacios no cerrarán, sino que seguirán funcionando en su horario regular. “Lo que haremos es organizar la forma como funcionan, sin que se perjudique la atención”.

Espinosa indicó que el programa es financiado con recursos del MSP y su costo total, solo en talento humano, es de más de $ 300 millones para más de 7.000 médicos, enfermeras y técnicos. Además se destinarán $ 3 millones en transporte y costos logísticos.

Al final del evento la primera dama, Rocío González de Moreno, entregó cuatro sillas de ruedas, en el sector 24 de julio, a personas con discapacidad. Esto es parte del programa Toda una Vida.

Ella solicitó a las familias que ubiquen afuera de sus viviendas banderas blancas para que la ayuda técnica requerida llegue con prontitud a los pacientes. (I)

Experiencias similares

En Cuba el programa del ‘Médico de la Familia’ aplicado -desde 1984- ha permitido a la isla mostrar indicadores de salud similares a los países del Primer Mundo. El gobierno construyó casas en los barrios de dos y tres pisos, ubicando en la planta baja el consultorio y en las subsiguientes plantas las viviendas del doctor y del personal de enfermería.

La iniciativa brasileña Más Médicos, creada En 2013 por la destituida presidenta Dilma Rousseff, permitió llevar la salud donde no querían llegar los galenos.  Actualmente atiende a 4.058 municipios con 18.240 profesionales (11.000 de ellos cubanos y unos 11.000 brasileños).

En Venezuela se creó en 2003 la ‘Misión Barrio Adentro’, que se inició con fuerza en los cerros donde viven los más pobres. Fruto de la colaboración con Cuba llegaron médicos de ese país que, además de dar atención en las poblaciones apartadas, se sumaron al proceso de formación de jóvenes para que puedan atender con normalidad.